El Secretario

lunes, 1 de abril de 2024 00:14
lunes, 1 de abril de 2024 00:14

Círculo vicioso

La caída de los recursos se convirtió en un tema recurrente desde fines del año pasado y se acentúa a tal extremo que hoy es tópico ineludible en cada declaración pública de autoridades provinciales o municipales. Las múltiples medidas adoptadas por el Gobierno Nacional en perjuicio de las arcas provinciales, partiendo de la redistribución de fondos que los propios distritos envían hasta los subsidios, tuvieron un impacto negativo e inmediato, que por el momento no deja de agravarse. Hay gobernadores como el bonaerense Axel Kicillof, que directamente acusan a Javier Milei de “robar” dinero de las provincias, mientras otros mandatarios iniciaron o anunciaron que van a iniciar acciones legales para recuperar dinero. Nación insiste en que la solución es sumar al ajuste que está ejecutando más recortes y ajustes en cada provincia, medida que no convence porque, naturalmente, los mandatarios tienen innumerables urgencias que atender y hasta los gastos corrientes se tornan una carga enorme; por no mencionar la paralización de obras o el caso de quienes deben afrontar pagos de deudas.


*****
El drama es que ante el hambre que crece hay una torta que se achica y la propia Nación comienza a sentirlo. La inflación y la caída de salarios agravó el cuadro de recesión, y eso ya no es sólo un problema del “mercado”, sino de Casa Rosada, que cada día recauda menos. Los ingresos fiscales vienen en picada y no se trata sólo de recortes, sino del monto que se distribuye automáticamente. Por caso, la recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), uno de los pilares del sistema tributario junto con Ganancias, se desplomó entre 18% y 19%. Esa cifra corresponde a marzo, pero se refiere a la recaudación del impuesto generado por la facturación de febrero. Nada indica que vaya a mejorar: los pagos por IVA y Ganancias en marzo fueron incluso peores, dato que saldrá a la luz en este naciente abril. 


*****
Nación viene aguantando porque recauda por el Impuesto PAIS (Impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria, que alcanza hasta 30% sobre el valor de ciertas operaciones en moneda extranjera), pero es un parche que lejos está de poder cubrir la caída general. Los indicadores muestran un escenario peor al de la pandemia, tal es el grado de paralización de la economía argentina. Y es un círculo vicioso, porque cuanto menos se mueve menos se tributa y menos hay para repartir. La única certeza: gobernadores e intendentes tendrán que hacer malabares en los próximos meses.


El Esquiú.com

Comentarios

Otras Noticias