El Secretario

No siempre insultar sale gratis

lunes, 20 de mayo de 2024 00:52
lunes, 20 de mayo de 2024 00:52

Javier Milei se destacó en la campaña que lo llevó a la Presidencia de la Nación por sus niveles de agresividad y ordinariez, inéditos en la política contemporánea, que por algún curioso fenómeno a él, en lugar de afectarlo negativamente, lo ayudaron a ganar popularidad y publicitarse. Atento a esa reacción, el expanelista de TV apretó el acelerador a fondo y repartió insultos y descalificaciones a quien se le ocurriera, prescindiendo de cualquier freno inhibitorio a la hora de hablar públicamente. Emocionado y exaltado con su propio éxito, profundizó lo peor de su repertorio después de ausmir la conducción del país. De ese modo, no se privó de atacar a artistas, opositores, legisladores, al Papa, a otros presidentes. En el florido léxico de nuestro jefe de Estado, cualquier persona puede ser tratada de rata, mierda, putita, zurdita, imbécil o el calificativo que él considere más hiriente, denigrante y oportuno para cada ocasión. Con un público dividido entre sorprendidos y aduladores, su vulgaridad sistemática se naturalizó sin mayores consecuencias. Aquí todo le sale gratis, y hasta le celebran cada bravuconada, no sin recordar cuando alguien osa intentar responderle que debe respetar “la investidura presidencial”. Sí, esa misma que él no respeta.

 

***
Pero no siempre insultar es gratis. Hay ámbitos donde esas actitudes no son bienvenidas. Por ejemplo, en la diplomacia internacional. Milei fue a un encuentro de la ultraderecha en España, y armó allí su show habitual, despachándose contra el jefe de Gobierno español:  “No saben qué tipo de sociedad y país puede producir el socialismo y qué calaña de gente atornillada en el poder y qué niveles de abuso puede llegar a generar. Aún cuando tenga la mujer corrupta, se ensucia y se tome cinco días para pensarlo”, dijo en referencia a Pedro Sánchez y su esposa.

 

***
Al gobierno de España no le pareció gracioso y exigió un pedido “público” de disculpas, colocando al país al borde de la ruptura de relaciones diplomáticas. El canciller de España anunció que resolvió llamar a consulta oficial a la embajadora de España en Buenos Aires, María Jesús Alonso, un paso previo a una eventual ruptura con Argentina. “En caso de no producirse esas disculpas, tomaremos todas las medidas que consideremos oportunas para defender nuestra soberanía y nuestra dignidad”, advirtió el canciller español. Los repudios llovieron también desde el propio Congreso argentino, atónito frente a la torpeza del mandatario. Ya en campaña muchos se preguntaban cuánto tardaría Milei en generar un conflicto internacional grave con su insensatez. No hubo que esperar demasiado...


El Esquiú.com

Comentarios

20/5/2024 | 07:17
#1
Perdon Secretario, de la izquierda nada

Otras Noticias