Apuntes del Secretario

Oportunidad desperdiciada

martes, 21 de mayo de 2024 01:05
martes, 21 de mayo de 2024 01:05

Las críticas opositoras al sistema provincial de salud pública son moneda corriente desde hace años. Atentos a que la salud, junto con la educación y la seguridad, son tres pilares inamovibles del interés de la ciudadanía, en campañas políticas no hay candidato que no incorpore estos tópicos en su agenda. En el caso de la cobertura sanitaria, los oficialistas lo hacen ponderando avances y logros, y los opositores magnificando cada inconveniente, tomando algún caso particular desgraciado para exponerlo como botón de muestra que sirva para generalizar y recolectando testimonios que fortalezcan la idea de que profesionales y pacientes marchan en un interminable camino de penurias y abandono. La idea de que faltan insumos, que se vacía la red sanitaria y que cada centro asistencial se está viniendo abajo se convirtieron en muletillas que perduran a través del tiempo y se instalan, sin importar si hay o no fundamentos para sostenerlas.

*****
Inconvenientes hubo y habrá, teniendo en cuenta que es un servicio que se ofrece en forma masiva y gratuita en todo el territorio provincial y que contiene a decenas de miles de personas, ya sea por consultas, emergencias o tratamientos complejos. Y el sistema funciona, como quedó demostrado en la última pandemia, cuando el Estado supo vacunar, asistir y contener a toda la población, mientras incluso en países desarrollados el virus hacía colapsar hospitales. Como suele suceder, la realidad transita por un término medio, en el cual la atención de la salud pública en Catamarca ni es perfecta ni es un desastre. 

*****
Ello no quita que las inquietudes y críticas opositoras sean legítimas o que no exista un abanico de medidas pendientes que puedan contribuir a solucionar problemas o mejorar diversos aspectos del sistema. Precisamente, para atender esos cuestionamientos y ofrecer respuestas es que el ministro del área, Lucas Zampieri, pautó para ayer una reunión con los legisladores de la Comisión de Salud. Pero ocurrió que, en lugar de asistir, los opositores prefirieron mostrarse a esa hora recorriendo el hospital. Una ausencia sin sentido, si es que se procuraba plantear un reclamo concreto, y una oportunidad desperdiciada para aportar aquello que consideraran. Si ante esa posibilidad se opta por sacarse fotos para hacer de la indignación mercadería políticamente redituable, el verdadero interés por mejorar bien puede ponerse en duda.

El Esquiú.com

Comentarios

Otras Noticias