El Secretario

Oda a la incoherencia

jueves, 23 de mayo de 2024 01:05
jueves, 23 de mayo de 2024 01:05

Un estudio de psicología publicado a fines de los años 80 indagaba las razones por las que la muerte de miles de personas en un terremoto ocurrido en Irán había pasado casi desapercibida entre las noticias internacionales, mientras la muerte de un único niño que cayó a un pozo en Italia, hizo llorar al mundo entero. La respuesta que hallaron fue que la tragedia iraní se resumía en un número impersonal y anónimo, mientras el pequeño italiano tenía rostro, nombre e identidad, lo que hacía automática la identificación y comprensión del drama. Salvando las distancias, el cierre de la planta fabril de la empresa Textilcom impactó fuerte en la comunidad catamarqueña, preocupada tanto por los más de 120 comprovincianos que pierden su fuente laboral, como por la concreción de los temores más profundos que genera la política económica del Presidente Javier Milei. Las noticias de despidos en los sectores público y privado, que se suceden en continuado desde comienzos de año, refieren decenas de miles de despidos en todo el país, con números enormes, generalmente reflejados en índices y porcentajes. Cifras frías. Ahora, el drama se percibe en primera persona, cerca y tangible. No es lo mismo, evidentemente, leer que el rubro de la construcción cayó un 82 por ciento, que palpar la incertidumbre y la angustia de las familias que pierden su vía de sustento.

*****
En ese oscuro y asfixiante panorama, la oposición política local ha desnudado la incoherencia en sus más amplias variantes. Primero, por acompañar sucesivamente y en forma mayoritaria, tanto las anteriores políticas de Mauricio Macri como las actuales de Milei, que son las generadoras exclusivas del derrumbe de la industria, el comercio y la producción nacional. Luego, por defenestrar al mismo tiempo a los gobiernos justicialistas que, con aciertos y errores, acompañaron y alentaron a esa misma industria. Porque minimizaron y descalificaron sistemáticamente los indicadores que mostraron casi todo el año pasado a Catamarca como la provincia donde más crecía el empleo privado. Porque condenan el crecimiento de la planta estatal. Y ahora, ante un cierre puntual, cuestionan que se haya cerrado una empresa que ha recibido ayuda, y se exige al Gobierno que contenga a los trabajadores despedidos. Imposible seguir una línea lógica en tales actitudes, de quienes al mismo tiempo aplauden la motosierra libertaria. Bien podría parafrasearse a Sor Juana Inés de la Cruz, cuando, en otros campos, describía a los necios que acusan sin ver, que son la causa de lo mismo que culpan.

El Esquiú.com

Comentarios

28/5/2024 | 17:31
#0
Muy coherente el análisis. Felicitaciones.

Otras Noticias