Agresión gratuita

lunes, 10 de junio de 2024 01:16
lunes, 10 de junio de 2024 01:16

Ciertamente no merece ni siquiera una respuesta. A la hora de reflexionar conviene hacerlo sobre algún pensamiento o idea inteligente, algún parecer o punto de vista que pueda obrar como disparador para alcanzar determinado enriquecimiento, dar consistencia a una discusión o quizás para abrir la ventana a un concepto nuevo. Reflexionar sobre una persona que dice una estupidez es un viaje inconducente desde el mismo punto de partida, pero por aquello de que “quien calla otorga”, no podemos darle al señor Ricardo Canaletti el gusto de ignorar y pasar por alto sus palabras, cuando nombró a nuestra tierra como “un lugar de esos” a los que se debe enviar a los despreciables a modo de castigo.

*****

La soberbia y despectiva mención que hizo de la provincia de Catamarca, y también de nuestros vecinos de La Rioja, constituye una agresión gratuita, innecesaria, denigrante y reveladora. Esto último porque le salió de las propias entrañas, para ratificar que Canaletti no tuvo un lapsus linguae o un fallido que haya corregido de inmediato. Dijo, tristemente para él, lo que en realidad piensa y siente. Afloró en vivo y en directo ese sentimiento de superioridad que tampoco le pertenece en exclusiva y que lleva a algunas personas a sentirse mejores que otras o a relegar a otros compatriotas por su lugar de origen. 

*****

Una definición como la de Canaletti podría entenderse en algún adolescente que comienza a hacer radio en la FM del barrio y se le escapa un exabrupto de este tamaño; no en un hombre de 70 años que lleva casi cuatro décadas en el periodismo y ocupa la pantalla de una de las cadenas más importantes y de mayor alcance del país. Como no padecemos de su misma pobreza intelectual, no responderemos al impulso de retrucar con otra agresión. Que sea feliz. Al fin y al cabo, algunos insultos -como éste- describen con más precisión al agresor que al agredido. Por aquí, en “un lugar de esos”, preferiremos siempre escuchar a Guillermo Moreno, dueño de una experiencia de vida enorme y un caudal de conocimientos admirable, y no nos preguntamos cómo alguien le ofrece micrófono a él, sino cómo se lo ofrecen a Canaletti.

El Esquiú.com

Comentarios

Otras Noticias