Apuntes del Secretario

Ley Bases

miércoles, 12 de junio de 2024 00:30
miércoles, 12 de junio de 2024 00:30

Ley Bases

Hoy se definirá, de no ocurrir nada extraño, la suerte de la Ley Bases en el Congreso de la Nación. Parece mentira pero fue allá en diciembre del año pasado en que se presentó el mega proyecto en sociedad, cuando Javier Milei la impulsó, según dijo, “con el espíritu de restituir el orden económico y social basado en la doctrina liberal plasmada en la Constitución Nacional de 1853, presentamos al Honorable Congreso de la Nación el proyecto de ley y manifestamos nuestra firme voluntad de emprender, inmediatamente y con instrumentos idóneos, la lucha contra los factores adversos que atentan contra la libertad de los argentinos; que impiden el correcto funcionamiento de la economía de mercado y son la causa del empobrecimiento de la Nación. Promovemos estas reformas en nombre de la Revolución de Mayo de 1810 y en defensa de la vida, la libertad y la propiedad de los argentinos”. Pasaron seis meses y todavía no se resolvió la cuestión, más allá del tropiezo de febrero, cuando los números no alcanzaban y el propio Gobierno la retiró del Parlamento.

Todo cambia

No es la misma ley que aquella presentada en diciembre, hay que decirlo. Mucha agua corrió bajo el puente en los últimos seis meses, y el Gobierno debió realizar innumerables concesiones para que el proyecto avanzara. Pero ya no se trata solo de la Ley Bases, sino del interés por anotarse un triunfo legislativo lo que mantiene toda la atención del oficialismo, que no logró respaldo para ninguna iniciativa desde que asumió. Hoy podría tener un golpe de efecto a favor, quizás más relevante en el plano comunicacional que de la propia gestión, ya que el rumbo de Casa Rosada no está sujeto ni se modificará por lo que suceda hoy. Pero los ánimos no serán iguales con cualquier resultado de la votación. Tampoco para la mayor parte de la oposición peronista, que espera asestarle un buen golpe al presidente libertario.

El poroteo

Nada más difícil que hacer un pronóstico sobre el resultado, cuando las arduas negociaciones están abiertas y se mantendrán hasta el último segundo a un ritmo febril. En este momento, el Gobierno corre con ventaja, y por peso aritmético de bancas propias y aliadas, debería conseguir la media sanción que falta y convertir el proyecto en ley. Pero... la oposición no está tan lejos de forzar un empate o revertir la decisión. Hay 72 senadores y la diferencia en la pulseada es de 2 ó 3 votos, por lo cual a la hora de la verdad todo puede pasar.  La historia reciente prueba que las votaciones en el Senado se pueden tornar de resultado impredecible, como se demostró en aquella histórica madrugada en que se trataba la Resolución 125, eje del severo “conflicto del campo” en el amanecer del primer mandato de Cristina Kirchner. Aquella vez, se concluyó en un dramático empate, y el mendocino Julio Cobos, el vicepresidente de la propia Cristina, desempató con su recordado voto “no positivo” en contra del Gobierno. A las 4:25 del 17 de julio de 2008, la voz temblorosa del entonces vicepresidente pronunció esa frase que ya es célebre, resignándose a esperar en forma dramática “que la historia me juzgue”. ¿Qué sucederá hoy? El oficialismo espera un triunfo, ajustado pero triunfo al fin. Por aquí, la expectativa pasa por ver la decisión de los tres legisladores catamarqueños, Lucía Corpacci (peronista), Guillermo Andrada (peronista) y Flavio Fama (radical). Por todo lo expuesto, está de más decir que cada voto cuenta.

¿Respaldo real o trucho?

En la previa al tratamiento en el Senado, los gobernadores que forman parte de Juntos por el Cambio respaldaron a la ley de Bases y el paquete fiscal y señalaron que “resulta indispensable darle las herramientas al gobierno nacional para avanzar con las transformaciones que votó mayoritariamente la sociedad argentina”. Acompañaron con su firma el jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, y los mandatarios provinciales Alfredo Cornejo (Mendoza); Gustavo Valdés (Corrientes); Leandro Zdero (Chaco); Ignacio Torres (Chubut); Rogelio Frigerio (Entre Ríos); Carlos Sadir (Jujuy); Marcelo Orrego (San Juan); Claudio Poggi (San Luis); y Maximiliano Pullaro (Santa Fe). El gobernador Alfredo Cornejo se había reunido con el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, para rubricar un acuerdo de colaboración para asegurar la asistencia financiera necesaria para la continuidad de obras públicas prioritarias en Mendoza. A través de un comunicado en conjunto, afirmaron que “cualquier dilación que pueda ocurrir en el trámite legislativo puede afectar no sólo a las finanzas nacionales, sino también a las provinciales”.
“Necesitamos dar una clara señal a los mercados, al mundo y a los argentinos que nuestro país avanza hacia el equilibrio fiscal, apuesta a la inversión privada y moderniza su sistema laboral. Todos estos ejes han encontrado un consenso mayoritario entre el oficialismo y un sector de la oposición constructiva y dialoguista”, expresaron los mandatarios provinciales. Por último, sentenciaron que “no hay más tiempo que perder”, y cerraron que “la mayoría de las provincias ha manifestado su apoyo a los instrumentos requeridos por el presidente de la Nación y el Gobierno Nacional”. Sin embargo horas después el exdiputado nacional radical Emiliano Yacobitti -cercano al gobernador Pullaro- desmintió la veracidad de ese comunicado. Lo hizo a través de la red social X: “El supuesto comunicado de los gobernadores de JxC pidiendo que se apruebe la ley bases es FALSO”, escribió. Como fuere, y cualquiera sea el resultado, puede anticiparse con seguridad que al final de la sesión habrá festejos, habrá enojos, acusaciones de traición y todas las yerbas propias de una jornada legislativa llamada a quedar en la memoria por un buen tiempo.

El Esquiú.com

Comentarios

14/6/2024 | 09:31
#1
Ponerle un nombre así, demuestra que encierra una trama oscura esa ley. Adiós querida Argentina, ya nada será igual; nos han entregado.
12/6/2024 | 14:43
#0
Aprobar la ley de bases es afilarle la cadena a la motosierra y darle otra navaja al mono

Otras Noticias