Apuntes del Secretario

domingo, 9 de junio de 2024 01:38
domingo, 9 de junio de 2024 01:38

Más ajuste en ANSES

Crecen las versiones de que el brutal ajuste que implementó el Gobierno de Javier Milei sobre la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses),  se profundizará aun más, lo que podría barrer con tres delegaciones en Catamarca. La decisión preocupa tanto a trabajadores como a beneficiarios, ya que son múltiples los trámites que se realizan con ese organismo en el interior catamarqueño. Ya en marzo, el Gobierno nacional dispuso el cierre de unas 60 sucursales de Anses, junto con el despido de 1300 trabajadores. “Miles de trabajadoras y trabajadores de ANSES que cumplían funciones hace años y formaban parte de la planta permanente del organismo, fueron despedidos tras recibir un telegrama sorpresivamente en sus domicilios”, denuncian los gremios. Esto determinó que en muchos casos dejaran de funcionar las oficinas. “En muchas provincias, miles de personas únicamente podrán realizar trámites esenciales si cuentan con el dinero y la posibilidad de trasladarse varios kilómetros hacia las oficinas ubicadas en las grandes ciudades que, además, ya se ven colapsadas”, se explicó en un comunicado SECASFPI, el un gremio que agrupa a los trabajadores empleados en la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) y a los empleados de la Seguridad Social en general. “Milei no solo odia al Estado, también odia a las provincias y a los trabajadores. Es cruel e inhumano, no sólo porque esos trabajadores fueron los que pusieron el cuerpo en plena pandemia, sin estar vacunados, para que la gente pudiera tener su IFE, los comerciantes el ATP, los jubilados su haber y las mamás de la AUH un ingreso para la casa, sino porque deja a miles y miles de familias a la deriva. Y toma de rehenes a las argentinas y argentinos que, por ejemplo, en el Impenetrable chaqueño, si no cuentan con más de treinta mil pesos para ir a la capital provincial, se quedan fuera del sistema o no pueden acceder a los derechos de la seguridad social, es injustificable y profundamente inhumano”, expresó el secretario general de Secasfpi, Carlos Ortega. Una situación dolorosa que, por lo visto, no ha llegado a su final.

¿Ahora sí?

Finalmente, todo indica que en la semana que hoy se inicia podría votarse la Ley Bases en el Senado, lo que asegura otro capítulo político y social de alto voltaje. Tras diez mil idas y vueltas, la presidenta del Senado, Victoria Villarruel, oficializó la realización de la sesión especial de la Cámara alta en la que serán debatidos los proyectos de ley de Bases y el paquete fiscal. Será el miércoles 12 de junio a partir de las 10 de la mañana. La fecha no sorprende, pues desde hace varios días que se barajan los días 12 o 13 de junio como probables para el tratamiento de ambos temas. Sin embargo en las últimas horas habían surgido dudas a partir de ciertos planteos que estaban haciendo algunos de los legisladores que están garantizando la aprobación en general. Indudablemente influyó en los mismos el efecto generado por la derrota asestada por la oposición en Diputados con la ley de movilidad jubilatoria, pero sobre todo  por la airada reacción del presidente Javier Milei contra los que votaron ese tema. En ese marco, algunos senadores comenzaron a deslizar la posibilidad de condicionar la aprobación de la ley de Bases al “no veto” de la ley previsional. En este marco es que se decidió desde el oficialismo acelerar los tiempos o, mejor dicho, respetar lo establecido en un primer momento, teniendo en cuenta que quedan todavía algunos días para garantizar los votos en determinados artículos que están en la mira de la oposición para la votación en particular. Más allá de tantas prevenciones, será el miércoles entonces la fecha elegida, bien temprano para dar tiempo al tratamiento de los proyectos de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, y el de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes. Por una cuestión cuantitativa, no será seguramente una sesión de 30 horas, como en la Cámara baja, pero tampoco un trámite demasiado veloz. Todos buscarán hacerse oír, mientras fuera del Palacio del Congreso habrá un operativo especial para prevenir desmanes que puedan provocarse en una jornada en la que las centrales sindicales y las organizaciones sociales han hecho ya sus convocatorias para rodear el Parlamento el día del tratamiento de las leyes clave para Milei. Catamarca estará especialmente atenta a la participación y los votos de sus tres representantes, los peronistas Lucía Corpacci y Guillermo Andrada, y el radical Flavio Fama.

La inflación no cede

En los primeros 180 días de gobierno de Javier Miler, la inflación acumuló un 109,6 por ciento desde diciembre. Para ese entonces, el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) estimaba un 17,1 por ciento para el último mes de 2023. Tras las primeras medidas tomadas por la administración libertaria, el dato fue 25,5 por ciento, casi diez puntos porcentuales por encima de lo previsto. Un auténtico desastre que está masacrando el poder adquisitivo y empujo a muchísimas familias a sepultarse entre compromisos impagos, solicitud de préstamos y deudas. El presidente, por su parte, asegura que los números son excelentes porque los compara con un imaginario 17.000 por ciento que, según sus extraños cálculos, era lo que se venía. De modo que lejos de la autocrítica, se felicita por haber evitado una catástrofe económica. Las miradas y evaluaciones son en todo caso discutibles, no así la realidad, que está pasando por encima al asalariado promedio.

Recuerdos

Un día como hoy pero de 1956, se producía el llamado levantamiento de Valle, una acción cívico-militar conducida por el general de división Juan José Valle el 9 de junio de 1956, con el fin de derrocar a la dictadura autodenominada Revolución Libertadora. El levantamiento integra un proceso más amplio conocido como la Resistencia peronista.

Juan Valle intentó una rebelión contra la Dictadura en 1956 y terminó fusilado.

El conflicto se origina en el golpe militar contra Perón, con el bombardeo a Plaza de Mayo en junio del año anterior, que dejó más de 1.000 víctimas entre muertos y heridos. En esa jornada, militantes peronistas, integrantes de la CGT, policías y militares que estaban a favor de Perón, fueron a solicitar armas para combatir a los golpistas. Perón, sabiendo que si cedía se desataría una guerra civil, les negó las armas y prefirió irse del país para evitar un mayor derramamiento de sangre entre argentinos. Un año después, sectores militares peronistas decidieron embestir contra la dictadura por sus propios medios. El levantamiento fue aplastado esa misma noche por la dictadura, que inmediatamente decidió castigar severamente a los rebeldes ordenando el fusilamiento ilegal del propio general Valle y 15 militares sublevados, así como el célebre e infame fusilamiento clandestino de 18 civiles, en las localidades bonaerenses de Lanús y José León Suárez. Estas ejecuciones permanecieron desconocidas hasta su descubrimiento al año siguiente por parte del periodista Rodolfo Walsh, quien publicó su investigación en la clásica y pionera novela de no-ficción Operación Masacre. Walsh fue asesinado a sus 50 años. Por el efecto de los fusilamientos, se generalizó entre los peronistas y sectores opositores a la dictadura la denominación de la misma como “Revolución Fusiladora”.

El Esquiú.com

Comentarios

Otras Noticias