El Secretario

Feliz regreso de una modalidad positiva

jueves, 11 de julio de 2024 01:12
jueves, 11 de julio de 2024 01:12

Dos empresas radicadas en Catamarca, la fabricante de pintura Colores Andinos y la firma dedicada a tejidos Textil Los Andes, inauguraron en los últimos días sus espacios denominados “showroom”, donde exponen sus productos con la posibilidad de que los visitantes los adquieran al por mayor o al por menor, generalmente con promociones importantes de precios. En ambos casos el gobernador Raúl Jalil acompañó la apertura de estos sectores, ambos localizados en el Área Industrial El Pantanillo, y enhorabuena que se celebren estas iniciativas porque representan un beneficio directo para los catamarqueños. Se trata de una virtud colateral a todo lo que implica la radicación industrial, cuyos pilares básicos son la inversión, la generación de empleo genuino en el área privada y el crecimiento económico. De yapa, que los catamarqueños puedan comprar directamente de fábrica es una buena noticia.

*****
Lo que pocos recuerdan es que la modalidad del ahora denominado “showroom” (expresión inglesa de “sala de exposición”) estaba en realidad normada en la Provincia de Catamarca desde hace casi 40 años, aunque en la práctica, por alguna razón, fue quedando primero en desuso y luego en el olvido. En efecto, la Ley 4.214 sancionada el 28 de noviembre de 1984 y publicada en el Boletín Oficial el 8 de febrero de 1985 establecía que “todas las empresas radicadas en la Provincia de Catamarca, bajo leyes de promoción industrial, están obligadas a vender sus productos, tanto al consumidor individual como al minorista local y a las instituciones gremiales; es decir, que deberán habilitar por lo menos una boca de expendio en fábrica (…). El precio de venta al consumidor individual como al comercio minorista local y a las instituciones gremiales por parte de dichas empresas será el precio que las mismas venden sus productos en la primera etapa de comercialización, es decir, a precio de fábrica o mayoristas; contemplando las lógicas variaciones por venta individual y por cantidad (comercio minorista). (…) Los productos que están bajo el alcance de la presente ley son todos aquellos que producen las empresas promocionadas y que sean requeridos por el consumidor individual, por el comercio minorista local y por las instituciones gremiales. (…) Los productos que vendan las empresas promocionadas serán de primera calidad, no siendo origen de transacción los artículos fallados o de segunda calidad”, etc. 

*****
Puede pensarse que la ley perdió efecto porque expiró el sistema de Promoción Industrial, pero en realidad dejó de aplicarse mucho antes, a pesar de que su incumplimiento contemplaba sanciones que iban desde multas hasta la pérdida de todos los beneficios de exención impositiva, en caso de reincidencia. Como fuere, la modalidad ha retornado y es un feliz regreso, que bien podría extenderse a todas las fábricas de la provincia en beneficio de la comunidad.

El Esquiú.com

Comentarios

Otras Noticias