El Secretario

Asunción polémica

lunes, 8 de julio de 2024 00:00
lunes, 8 de julio de 2024 00:00

Federico Sturzenegger reapareció de la mano de Javier Milei muy temprano, incluso antes de que el libertario asumiera la Presidencia de la Nación, y se lo reconoció como uno de los impulsores del mega DNU y la Ley Ómnibus, tanto que se viralizaron sus imágenes manipulando resmas enteras de papel con las iniciativas, muchas de las que ya son ley. Se dijo entonces que era en realidad el plan previsto para una eventual presidencia de Patricia Bullrich, como se dijo que las normas fueron redactadas en estudios jurídicos de grandes grupos empresariales. Todo ello es tema de conjeturas, pero no la presencia de Sturzenegger, quien incluso apareció en la foto inaugural, entre el primer equipo de colaboradores presidenciales en Casa Rosada, aunque oficialmente no tenía cargo alguno.


*****
Ahora Sturzenegger ya no es un operador en las sombras ni un asesor fantasmagórico: tiene ministerio propio, bajo el impreciso y ambicioso título de “Desregulación y Transformación del Estado”, con el que se bautizó la cartera a su cargo. El hombre ya lanzó algunas ideas e iniciativas, entre constantes elogios del propio Milei, quien consideró “un lujo” que se da como jefe de Estado al sumar a este técnico al equipo. Todo funcionario recién llegado merece un período de paz para su afianzamiento y, en todo caso, ser evaluado luego, según el acierto o desacierto de sus decisiones, pero Sturzenegger no tuvo esa etapa de gracia: fue cuestionado y pésimamente recibido, generando cero expectativas positivas con su arribo formal al círculo rojo de funcionarios. 


*****
¿Su pasado lo condena o hay algo de prejuicio en torno a este rechazo tan prematuro y contundente? Cada uno tendrá su opinión. Lo concreto es que Sturzenegger transitó sin suerte por varios gobiernos, y acumula una foja de fracasos difícil de ignorar. Varios legisladores se ocuparon de recordarlo, en términos más o menos amables. Wado de Pedro lo llamó “ministro de Desguace y Remate del Estado”; Anabel Fernández Sagasti lo tildó de “figurita repetida” para “arruinarle la vida a los argentinos”; Natalia Zaracho recordó a los detenidos por manifestarse en el Congreso y se preguntó “¿cuándo les toca a los vendepatria?”; mientras Nicolás del Caño lo identificó como “otro personaje conocido de la casta”, para recordar que “fue funcionario de Menem, De La Rúa y Macri, responsable junto a Domingo Cavallo del fraude del megacanje que multiplicó la deuda externa argentina. Bajo el macrismo fue presidente del Banco Central, corresponsable junto a Caputo de otro capítulo del endeudamiento que financió la fuga de capitales de los grandes especuladores, la vuelta al FMI y un plan económico que empeoró aún más las condiciones de vida del pueblo trabajador. Con este ‘currículum’ es designado para intentar avanzar con las privatizaciones de empresas públicas y el desguace del Estado. El tiempo dirá qué hace y cómo le va. Lo único seguro es que no habrá desilusiones, porque no generó ninguna ilusión.


El Esquiú.com

Comentarios

Otras Noticias