Solicitaron ayuda a la gobernadora

Personal no docente de Fiambalá pide ayuda tras ser dado de baja

Con pancartas se hicieron sentir en la última visita de la mandataria provincial.
sábado, 02 de marzo de 2013 00:00
sábado, 02 de marzo de 2013 00:00

Personal no docente de diferentes establecimientos educativos del departamento Tinogasta pidieron a la gobernadora Lucía Corpacci -en su visita pasada- que sea atendida su situación laboral, la cual es precaria desde que fueron dados de baja hace más de un año.
Levantando pancartas, primero en la plaza y luego en el acto de inicio del ciclo lectivo 2013, le acercaron el reclamo a la primera mandataria provincial.
“Nosotros solicitamos que la gobernadora nos reciba, porque muchas veces fuimos a intentar hablar con ella y nunca conseguimos que nos atienda. Somos los no docentes dados de baja, y fuimos nombrados en la gestión anterior”, comenzaron.
“El 13 de febrero del año pasado se nos dio de baja y esperamos hace más de un año”, añadieron en declaraciones a los medios locales.
Se trata de gente joven, pero en su mayoría con carga familiar, que cumple servicios en escuelas de El Salado, Copacabana, Fiambalá y Tinogasta centro.
Según relataron, ellos, albergando la esperanza de ser nombrados nuevamente, continuaron trabajando.
“La situación no da para continuar haciéndolo ad honorem, y los directivos no te quieren recibir sin un decreto, debido a la exposición a los accidentes laborales”, aclararon.
“Después de que nos dieron la baja nos hicieron presentar carpetas y dijeron que se iban a estudiar los casos; nos convocaron nuevamente y nos hicieron firmar otro contrato el 28 de mayo con la promesa de que pronto saldría el decreto”.
Asimismo, dijeron que los mismos directores de escuelas donde prestan servicios los acompañaron con notas pidiendo por ellos, porque sus tareas son necesarias para las instituciones, teniendo en cuenta la gran falencia de personal de maestranza en las escuelas públicas.
“En Fiambalá sólo seis hemos sido convocados a firmar nuevamente contrato, pero en verdad son 19 los chicos que fueron dejados sin trabajo y sin dar ninguna razón”.
“Aquí hay casos en los que tenemos antigüedad, porque veníamos cumpliendo servicios en las escuelas mediante una beca municipal. A todas estas situaciones prometieron revisarlas y nunca se hizo”, esgrimió otra trabajadora del norte del departamento.
Finalmente, los presentes solicitaron que no se realicen distinciones políticas, porque las necesidades son reales.
“Le pedimos a la gobernadora que no se fije en el color político, todos tenemos una familia, niños que necesitan vivir, y si no puedo acercar sustento del fruto de mi trabajo, ¿de qué viven?,” preguntó otra mamá.
 

Comentarios

Otras Noticias