Mario “Alonso”

“Hay muchos apasionados del tango como yo...”

Tanguero
jueves, 07 de octubre de 2010 00:00
jueves, 07 de octubre de 2010 00:00

Mario Zárate, más conocido como “Alonso”, conduce desde hace 15 años dos programas radiales de tango por las radios Provincia y Ancasti. Sus audiciones, “El tango y sus intérpretes” y “Una cita con el tango”, son verdaderos clásicos radiales, seguidos por miles de oyentes. Cantante de tangos, está vinculado con la actividad artística desde hace más de 50 años.

- ¿Cómo fue su niñez en relación con el tango?
- En mi época se vivía el tango, se cantaba tango, se silbaba tango… tuve la suerte de poder vivir el tango en la década del 40. Todo comenzó cuando escuchaba a mis padres que se referían a tal tema, tal baile, tal orquesta… y ellos eran fieles seguidores del tango en los bailes. Aparte mi padre fue un gran bailarín, yo lo pude apreciar cuando era chico. Cuando era niño practiqué mucho el fútbol, pero lo dejé alrededor de los 14 años, cuando me enganché con una orquesta tanguera. Aparte toda la juventud de esa época escuchábamos e íbamos a los bailes por el tango, y de ahí nació mi pasión por el género. Armábamos los bailes con la muchachada del barrio; aparte era la principal música que se bailaba. A pesar de que en esa época no había academias de baile como hay ahora, uno se abrazaba a la pareja y sentía el compás y las figuras las hacía uno mismo. En cada baile salía con una novia distinta.

- ¿Recuerda su primera orquesta?
- Primero cantaba para la barriada de la esquina de San Martín y 25 de Mayo, donde me crié. Ahí los muchachos decían “que cante Mario”. En todos los barrios de la ciudad había grandes valores, con una presencia, una entonación, una pinta… luego realicé mi primera orquesta, que se llamaba “La orquesta típica Catamarca”, con apenas 25 años. Allí canté oficialmente, tenía tres bandoneones, violines, pianos, contrabajos y dos cantantes. Tengo hermosos recuerdos de mi primera presentación, que fue en el club Hindú. Esa noche entraron alrededor de 1000 personas, como en todos los bailes que se realizaban en esa época. Era impresionante la gente que iba los sábados a Recreo Molino, Club Villa Cubas, Club Mormate, La Sirena… Estos eran los encuentros de tango que había en esa época y eran acompañado por música de jazz. Con mi orquesta hemos tocado por todo el interior de la provincia. Además el club Pelota Paleta sabía tener una pista de baile al aire libre; eran impresionantes los bailes que se realizaban ahí.

- ¿Cuándo decide dejar de lado el canto para dedicarse a la difusión del tango en la radio?
- Hace aproximadamente 15 años que estoy realizando la difusión del tango. Uno de los motivos era que no había orquestas de tango. La caída del tango sucede a mediados de los 50, por la aparición de las orquestas tropicales, como se llamaban en esa época, y con la aparición del Club del Clan de Palito Ortega. De a poco el tango comienza a desaparecer. Ahí nace mi interés por difundir el tango. Ahora estoy en dos emisoras. Tengo muchos seguidores y apasionados del tango como yo. En la actualidad hay muchísimas academias de baile de tango diseminadas por toda la provincia. Yo no las culpo a ellas, pero ahora se perfeccionan en el baile y no en lo instrumental. Por ejemplo, en la actualidad hay un solo bandoneonista en Catamarca. Cuando yo cantaba en la década del 40 había 10 bandoneonistas detrás de uno, ahora tan sólo hay uno...

- ¿Cómo pudo vivir en las décadas subsiguientes sin el tango?
- Había agrupaciones pequeñas que realizaban algunas presentaciones para la zona de Las Chacras, a las cuales iba mucha gente de la ciudad a ver los espectáculos de tango, y allí podíamos seguir cultivando nuestra música.

- ¿El tango morirá?
- Nunca. El tango no morirá nunca y tiene en la actualidad un gran auge, sin olvidar cómo se vive en el exterior. Por ejemplo en Japón, se lo considera un himno nacional al tango. Además tengo la suerte de hacer lo que me gusta, que es la difusión del tango por los medios de comunicación. Tengo 22.000 temas y una discografía envidiable. Además de estar toda mi vida ligado al tango, trabajé durante 40 años en el diario La Unión y en la administración pública.

El Tango

El tango es un género musical y una danza. De naturaleza netamente urbana y renombre internacional, musicalmente tiene forma binaria (tema y estribillo) y compás de cuatro cuartos (a pesar de que se le llama “el dos por cuatro”). Clásicamente se interpreta mediante orquesta típica o sexteto y reconoce el bandoneón como su instrumento esencial. La coreografía, diseñada a partir del abrazo de la pareja, es sumamente sensual y compleja. Las letras están compuestas en base a un argot local llamado lunfardo y suelen expresar las tristezas, especialmente “en las cosas del amor”, que sienten los hombres y las mujeres de pueblo, circunstancia que lo emparenta en cierto modo con el blues, sin que por ello no opte por el tratamiento de otras temáticas, incluso humorísticas y políticas. El tango es, según Enrique Santos Discépolo, “un pensamiento triste que se baila”.

Comentarios

Otras Noticias