Pablo Cavallero - Ex arquero

“En fútbol, exige más la familia del chico que el club”

viernes, 17 de diciembre de 2010 00:00
viernes, 17 de diciembre de 2010 00:00

Pablo Cavallero es un ex-arquero argentino surgido de las categorías infantiles y divisiones inferiores amateur del Club Atlético Vélez Sársfield. Luego pasó a Unión de Santa Fe, Celta de Vigo, Espanyol de Barcelona y Levante de España, finalizando su carrera profesional en el Club Atlético Peñarol de Uruguay.
Con la selección argentina debutó en octubre de 1996 ante Venezuela y participó en los mundiales de 1998 y 2002.

- ¿Qué es lo que está haciendo en la provincia de Catamarca?
- Como empleado de AFA (Asociación de Fútbol Argentino), en la cual estoy encargado del centro de alto rendimiento en Mar del Plata, y como esta semana surgió el Campeonato Nacional Sub 17, el director de las selecciones juveniles, Humberto Grondona, me envió para elaborar informes de los jugadores que se destaquen en el torneo, para que AFA les haga un seguimiento.

- ¿Cómo está viendo el rendimiento de los chicos en el torneo?
- La verdad que hay muy buena materia prima. Es un campeonato lindo, muy disputado, y la idea es seguir a los jugadores de la clase 94-95, para pasar los informes y que ellos hagan las evaluaciones. y si dan los tiempos, después citarlos al complejo de Ezeiza para que entrenen con la categoría sub 17.

- ¿Cómo motivan desde AFA a los chicos para que sigan practicando el deporte?
- Con la apertura de estos centros de alto rendimiento que se están inaugurando en Misiones, Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Comodoro Rivadavia y Mar del Plata. Estos centros entrenan con las ligas madres, para así poder darle a los del interior la oportunidad de poder llegar sin pasar por ligas de AFA, de inferiores a jugar en la selección juvenil. Entonces esto les da una chance muy grande a los chicos del interior, es un puente hacia la selección juvenil. Esto motiva a los chicos y a los clubes para seguir invirtiendo en las inferiores, para fomentar el fútbol por toda la Argentina.

- ¿Cómo fomentan al fútbol sin que los padres interfieran en el medio?
- Son más las exigencias y las necesidades de las familias que las del club. Hay edades para formar jugadores, independientemente de las necesidades lamentables que existen en la Argentina, que uno no las puede dejar de lado. Dentro de todos esos inconvenientes, la AFA está haciendo un trabajo a lo largo y ancho del país, tratando de ayudar a los clubes, porque si se le va un jugador, tiene un dinero que le entra por derecho de formación, que está avalado por FIFA.

- ¿Cuántos Messi hay en la Argentina?
- Hay muchos con muy buena calidad futbolística, pero del nivel de Messi es muy complicado, porque sale uno cada tanto. Antes de Messi fue Maradona, y pasó una gran cantidad de años para que pueda surgir otro Diego. Creo que son destinos que van apareciendo en el camino y la Argentina es un país muy futbolero, porque vivimos el fútbol distinto de otro deporte. La idea es que todos tengan la posibilidad de jugar en la selección a pesar de que sean del interior.

- En los últimos años la selección juvenil no fue protagonista como años anteriores. ¿Cree que con este proyecto volverán a lo más alto, como antes?
- La selección juvenil ha ganado muchos campeonatos en los últimos años. Lo que pasa es que los clubes de Europa se llevan a los chicos más jóvenes, entonces hay que tener conocimiento de todos los chicos que se destaquen, para que no te los roben de otras selecciones. Muchos padres se están yendo a Europa a trabajar y se llevan a los chicos, después te llevás la sorpresa de que esos chicos debutan en la primera de los clubes de allá, se nacionalizan y terminan jugando para otra selección. Este programa es para tratar de evitar estos tipos de casos, pero los clubes del primer mundo están mirando a los chicos argentinos.

- ¿Cómo ves a la selección mayor con Sergio Batista como DT?
- Es una continuidad de lo que venía haciendo Batista en inferiores, juveniles y después en primera división. Siempre la continuidad de trabajo da buenos beneficios.

- Me imagino que está triste por el campeonato de Vélez, que no se le pudo dar.
- Entre comillas triste, porque en los últimos años Vélez viene peleando arriba y trabaja muy bien en las inferiores hace bastante tiempo. Además es un club espectacular tanto en lo social como en lo deportivo, en lo financiero. Hace poco pudimos festejar un partido contra el Milan de Italia, por ese partido que jugamos por la Intercontinental en el año 94. Es un club modelo y me pone muy contento porque va durar mucho más.

- ¿Cómo era ser suplente de Chilavert por tantos años, y ser titular a la vez en la selección Argentina?
- La verdad que fue raro. Lo que pasa es que en la época en que me tocó estar con Chilavert, fue elegido por dos años consecutivos el mejor del mundo, compitiendo con clubes y arqueros internacionales. Entonces era un poco extraño, pero me sirvió para aprender de sus consejos. Convivir con José Luis fue toda una experiencia y después, cuando pude jugar, aporté todos los conocimientos.

- ¿Cómo era Chilavert fuera de la cancha?
- En la vida cotidiana era un tipo normal, muy buen compañero. Era un ganador nato, era un tipo que se hizo de imagen y aprovechó esa imagen para hacerse de un personaje malo. Pero era una excelente persona y compañero dentro y fuera de la cancha.

Comentarios

Otras Noticias