ENTREVISTAS - Jonathan Felsztyna

“Disfruto cada logro y lo comparto”

Estudiante de Derecho
miércoles, 22 de diciembre de 2010 00:00
miércoles, 22 de diciembre de 2010 00:00

Nació en Córdoba, el 18 de enero de 1985. En 1991 llegó a Catamarca para quedarse.
Estudió en el Instituto Belgrano, en la escuela San Jorge y en el Padre Ramón de la Quintana, donde terminó sus estudios primarios y secundarios.
Ingresó en 2003 a la UNCa, matriculándose en la Facultad de Derecho, de la que es el actual abanderado. Fue alumno ayudante de la Cátedra de Derecho Constitucional. Participa en política universitaria, hoy a través de la Agrupación Siglo XXI.
De lunes a viernes se de-sempeña como pasante en la Fiscalía Penal Nº 6.

 

- En enero te vas a EEUU…
- Sí, primera vez que salgo del país. ¡No tengo pasaporte! En diez días me lo van a dar…

- Contame a qué vas…
- Voy por cuarenta días, a conocer el sistema político norteamericano, desde lo institucional y lo partidario. La experiencia se basa en conocer ciudades con valor histórico, asistir a seminarios en universidades y entrevistarnos con políticos, funcionarios, líderes. Vamos a ir a Washington D.C., a ver cómo funciona el Capitolio, el poder ejecutivo americano, el sistema presidencialista que inspiró a Argentina; vamos a Virginia a conocer el Pentágono; a Filadelfia, donde nació Estados Unidos adoptando la Declaración de Independencia; y los últimos días, como recreo, a New York, a pasear, sacar fotos... ´Un castigo, horrible` (risas).

- ¿Cómo se dio la oportunidad?
- La Fundación Universitaria del Río de La Plata (FURP) hace décadas realiza el Seminario País Federal, con el auspicio de la Embajada Norteamericana.
Se hizo una instancia en Catamarca; yo me inscribí porque me llamó la Decana, me explicó a grandes rasgos de qué se trataba, y me alentó a que participara.
Gente de la Fundación tomó un examen a veinticinco aspirantes, la mayoría profesionales, ya que el llamado era para todas las personas menores de 32 años que sean egresadas o estuvieran en el último año de su carrera. Preguntaban de todo, cultura general. Doce pasamos esa etapa y siguió una entrevista individual, más personal, con Marcelo López Alfonsín (miembro de la FURP y sobrino del ex presidente). Tres seleccionados viajamos a Buenos Aires.
Allí asistimos a la Universidad San Andrés, donde había paneles que integraban María José Lubertino, Esteban Bullrich, el director de Tiempo Argentino, del Buenos Aires Herald, La Nación, funcionarios, intelectuales, periodistas y demás; y en las tardes, agenda política: Casa Rosada, Cámara de Diputados, de Senadores, Corte de Justicia... Un total de 60 becarios de todo el país, de muy buen nivel, sobre 600 inscriptos. En un 80% eran abogados y especialistas en relaciones internacionales.
De los sesenta, quince iban a ir a los Estados Unidos. Mientras realizábamos las actividades en Buenos Aires, había coordinadores evaluándonos. Finalmente nos tomaron otro examen. Cada uno sacaba un sobre con un tema. Teníamos un minuto para prepararlo, cinco para exponerlo y tiempo suplementario para preguntas. A mí me tocó “Escenario político electoral para los comicios presidenciales de 2011”… el tema de mis sueños! Sentí música gregoriana y una luz que me envolvía (risas).
Después hubo un almuerzo de cierre y vino lo más lindo de toda la experiencia. La tradición es que cierre el Presidente de la Fundación y un becario, designado por los sesenta; y por aclamación me eligieron a mí. Coreaban! ´Felsztyna, Catamarca`. Era la primera vez que Catamarca mandaba uno por Catamarca. Me sentí más contento cuando me eligieron mis compañeros becarios que cuando me eligió la Fundación.

- Imagino tu billetera repleta de tarjetas de contactos…
- En el celular tengo veinte llamadas con veinte prefijos distintos. En cinco días hice un montón de amigos. Yo pensé que era el único bicho raro que leía La Nación a los siete años.

- ¿Cómo transcurrió el proceso que te convirtió en esta suerte de precoz erudito?
- No, nada de precoz erudito. Me gustan la política y la historia desde la cuna más o menos. La familia me motivaba. En primer grado la maestra me dejaba dictados y mi abuelo me dictaba con el diario en la mano. Todos venían ´mamá me ama, el oso se asoma`, y yo ´El gobernador anunció aumentos…` (risas). Era bicho raro culpa del abuelo. Mi tío me traía revistas Conozca más y Muy interesante, y mi mamá vivía regalándome libros. La familia me fue haciendo así. Sin ellos y mis amigos no hubiera hecho nada.

- ¿Las cosas se fueron dando o te propusiste “llegar lejos”?
- Anhelos tuve siempre, como todos. Al que le gusta el deporte quiere llegar a ser un gran jugador, al que le gusta la medicina quiere ser Favaloro, y a mí me gustaba la política y quería ser inquilino de Balcarce 50, desde siempre.
Me asusté cuando me crucé a mi maestra de tercer grado y me dijo ´vos querías ser presidente cuando eras mi alumno`. Pensé ´desde cuándo venía esto, por Dios`.
No busqué lo que se dio, si ni siquiera tuve nunca pasaporte. Pero eso es lo que me gusta más. Lo mejor es que lo anhelaba y se dio, y disfruto cada logro y lo comparto. Y sé que tengo una deuda enorme con Catamarca. No me va a alcanzar la vida para pagar todas las oportunidades que se me dieron siempre acá.

- Hiciste la escuela aquí y sos casi egresado de la Facultad de Derecho de Catamarca. ¿Cómo valorás el rol que tuvieron esas instituciones en tu formación?
- Todas son corresponsables de esto. Me empezaron a gustar las ciencias sociales en aquellas aulas, y profundizando en casa. Siempre sentí ese estímulo. En el Belgrano hacían ´justas del saber` y me incentivaban a participar; la Quintana me envió al Senado de la Nación en representación de Catamarca hace ya unos años…

- Ah, ya venías… o sea que te ve el portero del Congreso y dice ¿“vos de nuevo, flaco”?
- Me dice ´venís más seguido que Pichetto vos` (risas). Pero en fin, sí sentí el respaldo de todos. Cada cosa que emprendí lo hice tranquilo, sabiendo que no estaba solo.
Lo único que puedo decir es gracias, gracias, gracias.

- Sos una especie de colosal archivo humano de historia y farándula catamarqueña ¿es sólo un extravagante pasatiempo o pensás darle un día forma de libro?
- Me gustaría. Desde que iba a quinto año que tengo pendiente escribir un libro sobre la historia de los senadores nacionales por Catamarca. Es un aporte que quiero dejar aquí.
Llevo 8 ó 9 años recopilando datos para una biografía de 1854 a 2009. Es una pasión, un hobby.

- ¿Íntimamente, dedicás tus logros a alguien?
- A mi mamá... y a mis abuelos. Cada vez que recibo una buena noticia, cierro los ojos y pienso en ellos, siempre.

Comentarios

Otras Noticias