Humberto Valdez - Intendente de F.M. Esquiú

“Actuar en política no estaba en mis planes”

lunes, 13 de septiembre de 2010 00:00
lunes, 13 de septiembre de 2010 00:00

Humberto Federico Valdez tiene 48 años y es el actual intendente de Fray Mamerto Esquiú , cargo que ejerce desde el año 2003. Su trayectoria política incluye un periodo como legislador provincial, ya que fue senador departamental entre 1999 y 2003, y previamente se había de -sempeñado como concejal, función que cumplió desde 1995 hasta 1999.
Fuera de la actividad política se mantuvo siempre vinculado al deporte, y en especial al “rojito”: fue arquero de Independiente de San Antonio y más tarde se convirtió en dirigente de la entidad. Separado y padre de cuatro hijos, sigue jugando al fútbol en torneos de veteranos y también practica voley.

- ¿Su infancia fue distinta de la de un niño de la Capital?
- Yo nací en San Antonio, donde he vivido hasta los diez años en la zona del hospicio, y después nos hemos trasladado al centro de San Antonio, donde cursé parte de la primaria en la escuela de la zona y terminé en la escuela Belgrano en la Capital. La secundaria la realicé en la Escuela de Comercio Jorge Newbery.
Con la muchachada de la zona realizábamos picados de fútbol con pelotas de trapo; después a los ocho nos hemos fichado en el club Independiente de San Antonio, y ahí hemos comenzado a hacer fútbol en las divisiones inferiores los días sábados y los domingos bien temprano. Tengo el recuerdo de que a las 7,30 de la mañana ya estábamos en el club para jugar tipo 8 u 8,30 y si no era en el club, era en Santa Rosa, en la cancha de Defensores de Esquiú, donde muchas de las veces nos trasladábamos caminando. Por ahí cuando pasaba alguna jardinera nos llevaba hasta Santa Rosa o en bicicleta, ya que en esa época había muy pocos vehículos para trasladarnos, todo lo hacíamos por diversión y se jugaba sanamente.

- ¿De qué cuadro es simpatizante?
- River a nivel nacional y fanático de Independiente de San Antonio, creo que desde que me fiché a los ocho años, y después fui y soy seguidor hasta la actualidad. Fui jugador por muchos años en primera y el club me dio otras oportunidades al prestarme a distintas instituciones del fútbol chacarero y capitalino, para poder participar de varios torneos del interior.

- ¿Qué opinión tiene acerca de la cantidad de clubes que hay en las ligas Capitalina y Chacarera?
- Para que el fútbol chacarero y el catamarqueño despeguen de una vez por todas tiene que haber sí o sí una fusión. Yo lo vi hace un tiempo atrás, cuando se creó y se afilió el club Social San Antonio a la Liga Chacarera, cuando a unos 200 metros se encuentra el club Independiente. En mi opinión tendríamos que haber aunado criterios para formar un solo club, lo mismo con Juventud de La Falda que está a dos kilómetros del centro de San Antonio. Pero ahora ya no es fácil, porque la gente de La Falda está identificada con sus colores. Juntarse con Independiente no sería nada fácil, pero creo que es la forma de hacer crecer al fútbol chacarero, lo mismo La Tercena con la gente de Defensores de Esquiú, La Carrera con Collagasta, también tienen el mismo problema en Valle Viejo, en San Isidro con Obreros y San Martín, Villa Dolores con Ateneo.
En una época se planteó la fusión para poder crecer, caso contrario el fútbol se va muriendo.

- Aparte de ser un gran apasionado del fútbol, también practica otros deportes, ¿cuáles son?
- Practico también voley en el departamento; los días sábados sigo mi actividad en el fútbol con los veteranos, hace dos años volví y estoy para la gente de Pirquitas, y los días domingos juego en la liga departamental para el club Vista Larga, así que lo sábados y domingos estoy en plena actividad. Esto me mantiene en forma.

- ¿Qué lo llevó a la política?
- En realidad fue en una circunstancia muy poco feliz la que me puso en este camino. Yo tengo cuatro hijos que se llaman José, Gastón, María Fernanda y Gustavo, el mayor, que falleció en diciembre del 94. En febrero del 95 me ofrecen los dirigentes de Fray Mamerto Esquiú que me postule para ser concejal, y en marzo de ese año fueron las elecciones y tan sólo ganamos en el rubro concejales, no así en senadores e intendente. Yo estaba en segundo lugar y eso me permitió ingresar en la política. Ya ingresado había que trabajar con dignidad, responsabilidad, honestidad... me ha permitido poder seguir hace ya varios años. Después ocupé varios cargos por el departamento como senador y luego como intendente.

- ¿Alguna vez se imaginó llegar donde llegó en la política?
- Nunca me imaginé que actuaría en política, a pesar de que siempre fui un admirador de Raúl Alfonsín, porque la juventud de esa época, de mi camada, se encontró con la vuelta de la democracia y fue el primer voto que emitíamos. En el 83 la figura de Alfonsín era la de un hombre que se destacaba y eso nos quedó grabado, pero nunca me imaginé llegar a ser político, porque siempre fui un dirigente del fútbol, a pesar que fui jugador, también fui tesorero del club por muchísimos años. Siempre tuve una vida activa dentro de la sociedad de San Antonio, pero actuar en política nunca lo tuve previsto, no estaba en mis planes.

- ¿La imagen de Alfonsíon fue inspiradora para muchos de los jóvenes de su camada?
- Era un hombre que deslumbraba con su discurso, con su oratoria. Veníamos de un proceso que nos privaba de salir de noche, poder jugar o hacer travesuras que hacía cualquier chico. Pero llegó la imagen de Alfonsín con su oratoria que conmovía a todos... en esa época estaba cursando Administración de empresas en la Universidad y me impactó ese discurso. Todavía tengo el recuerdo de cuando vino a la provincia en un cierre de campaña, en el 83, y ahí lo vi por primera vez.

- ¿Ser intendente del interior es muy diferente de serlo en la Capital?
- Son realidades totalmente distintas. El intendente del interior tiene contacto diario con la gente, es un mano a mano, una relación que se hace todos los días. Una de las cosas más sorprendente es cuando fallece uno del pueblo, al primero que lo llaman es al intendente, el nexo directo entre la gente son los intendentes.
En cambio en la Capital existen los organismos, las secretarías, las direcciones, ellos no están tan expuestos. Para nosotros es permanente, todo el año, por las distintas actividades que se realizan con la comunidad.
Allá es todo protocolar, acá somos un vecino más. Hemos sorteado buenas y malas, pero hay que saber sobrellevarlas todos los días con las dificultades económicas.

- ¿Qué es la política para usted?
- Es una pasión, que tomé con compromiso y responsabilidad.

Comentarios

Otras Noticias