Fernando Lobo Ianik - Gerente de circo

“El circo es como una ciudad que se traslada por todo el mundo”

miércoles, 22 de septiembre de 2010 · 00:00

- ¿Qué nos puede comentar acerca de su infancia en la provincia de Catamarca?
Estudié en la Escuela 428 “Enrique Ocampo” y luego ingresé al colegio Fidel Mardoqueo Castro. Paralelamente realizaba actividades deportivas en el club Red Star en las divisiones infantiles, y anteriormente ya venía con ínterin en el patinaje artístico, con el profesor Lauro Jerez, toda una institución en la provincia de Catamarca. Practicábamos en la plaza Virgen del Valle y en el club Vélez Sársfield, y después me salieron muchas oportunidades para viajar por todo el país. En Buenos Aires me formé con Darío Álvarez en el club River Plate. También estuve en La Rioja con el profesor José Ángel Mercado, aparte al patín ya venía complementándolo con la danza. Mis primeros pasos en la danza los realicé con la profesora Cristina Pinto; gracias a ella tuve la posibilidad de viajar varias veces al Instituto Superior de Arte del Teatro Colón.

- ¿Cómo fueron esas giras por Buenos Aires?
- Sin lugar a dudas fueron enriquecedoras, porque estámos hablando de la década del 80, cuando Catamarca estaba muy limitada en el aspecto de formación de artistas. Entonces gracias al apoyo de la profesora Pinto tuve la posibilidad de ser becado y de viajar a Buenos Aires.
Ahí tuve mi formación más fuerte, no tan sólo en la danza sino también por lo que representa el patinaje acrobático en River Plate y en GEBA, donde inicié mis actividades en el patinaje sobre hielo, el lo que me sirvió muchísimo para hacerme cargo de la única pista de hielo que hubo en el año 87.

- ¿Cuántos catamarqueños pudieron realizar esa experiencia en Buenos Aires?
- En esa oportunidad fuimos varios, entre chicos y chicas, pero con la danza y patinaje sólo fuimos dos.

- ¿Cómo vio a Catamarca en el crecimiento del patinaje y la danza?
- Vengo muy poco por Catamarca, pero estoy al tanto del patinaje en Catamarca y sé que subió muchísimo el nivel en los últimos años.
Hay que tener en cuenta que yo tuve mis inicios en una época donde no tenía mucha difusión el patín. Gracias a Dios tuve la posibilidad de viajar para perfeccionarme en Buenos Aires y La Rioja.

- ¿Cómo se inició en el mundo del circo?
- Entré a la compañía de los Hermanos Tejedor, que tenían la pista sobre hielo en el espectáculo que se llamaba “Fantasy On Ice” en el año 89. Comencé como solista y en el cuerpo de baile, posteriormente me hice cargo de toda la parte coreógrafica hasta la actualidad, y con el circo pude conocer gran parte del mundo.

- ¿Cómo es la vida de las personas dentro de un circo?
- Es como una ciudad que se va trasladando por el mundo, en la que cada integrante de esta gran familia tiene su actividad diaria como toda persona.
Tenemos una misión de llevar alegría a la gente, de poder sacarla un poco de su realidad cotidiana y es una doble misión, no tan sólo llegamos a las grandes ciudades sino también a lugares a los que pocos circos llegan.

- ¿Cuál fue la respuesta de tu familia al enterarse de que te ibas a trabajar en un circo?
¿Circo qué?... esa fue la primera palabra de mi familia, porque en esa época ponía muchas cosas en juego, pero cuando ya tenés una profesión y te sentís a gusto con las cosas que hacés o lo que estás haciendo, no tiene que haber impedimento para hacerlo. Hay que hacerlo y disfrutar lo que a uno le gusta hacer.

- ¿Extrañaste Catamarca en tus primeros meses en el circo?
- No, lo manejaba como un profesional, lo veía como un trabajo como cualquier otro, donde iba y cumplía mi horario de trabajo y me retiraba, aparte nunca viví en el circo, siempre viví en hoteles.
Además imaginate que uno vive viajando prácticamente 360 días al año todos juntos, a veces cuesta por las necesidades del show o del cambio de producción, y es por eso que hay gente que nos acompaña por un año, por su familia, es por eso que una vez al año se abre la convocatoria para bailarines, payasos… por estos motivos, porque cuesta mantener a una persona en un circo.

- ¿Cuál es tu postura acerca del uso de animales en los espectáculos?
- De hecho ya hemos dejado de trabajar con animales en la pista del circo, a pesar de que la compañía tiene una reserva en Entre Ríos donde están parte de nuestros animales y la otra parte está en Brasil.
La mayoría de las provincias han legislado en contra de los animales dentro de los espectáculos del circo. Es uno de los cambios en los circos de antes con los de ahora, al cual nos tuvimos que amoldar, como tuvimos que amoldarnos a todas las legislaciones vigentes que rigen en todo el país.
Hay que tener en cuenta que estos animales han nacido, crecieron y se reprodujeron en el circo, a pesar de que mucha gente brega para que los animales sean puestos en libertad. Si uno de esos animales es puesto en libertad muere inmediatamente, ya que de chicos son alimentados con mamaderas y no podrían sobrevivir solos.

- ¿Cuántos catamarqueños trabajan en el circo?
- Una bailarina que nos acompaña hace cinco años, ella vino con apenas 15 años y en la actualidad tiene 20 años. Se llama Cristina Ponce. Ella y yo somos los catamarqueños de la compañía.

Fernando Lobo Ianik nació en Catamarca, tuvo sus inicios en el ballet municipal y Tac ballet y seminarios en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón y Modern Jazz Ballet en Buenos Aires.
Como patinador formó parte de la Gold División en distintos shows del patinaje artistíco sobre hielo; Holiday On Ice, International Ice Reiviw, Fantasy On Ice en giras internacionales. Además, es ilusionista y actualmente es miembro de la Entidad Mágica Argentina, y fue premiado varias veces.
 

Comentarios

Otras Noticias