Cara a cara

“Cristina es funcional al gobierno de Macri”

Hoy: Guillermo Nazareno.


A los 70 años, dice estar jubilado y que la presencia de la marca Citroën en Catamarca es un logro de su esposa Marta Rueda. Es licenciado en Ciencias Económicas y en Administración, ambos títulos obtenidos en la Universidad Nacional de Córdoba. Desempeñó numerosos cargos públicos: docente de la Universidad Nacional de Catamarca, en donde también fue secretario económico financiero, síndico del Banco de Catamarca, ministro de Producción y Desarrollo de Catamarca en dos oportunidades: durante las gobernaciones de Arnoldo Castillo y Eduardo Brizuela del Moral, convencional constituyente de la municipalidad de la Capital, diputado provincial, entre otros. En la actividad privada fue asesor contable de la obra social OSDE, presidente de la Cámara de Concesionarios de Automotores de Catamarca, presidente de la Fundación Catamarca y representante del NOA de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina. Tiene tres hijos: dos son arquitectos y una licenciada en Administración de Empresas. Dueño de una particular verbosidad a la hora de hablar de economía, es uno de los miembros de una reconocida familia de comerciantes y empresarios en la provincia. Fue protagonista a comienzos de los años 2000 de un hecho insólito: renunció a la banca de diputado provincial, cargo que hoy tiene a varios/as “eternos reelectos” en una carrera por alcanzar el récord de permanencia en la Legislatura. Sin mayores comentarios. El Cara a cara de este domingo propone conocer el pensamiento sobre la actualidad de Guillermo Enrique Nazareno.
  -El presidente Mauricio Macri dijo ante la asamblea legislativa, entre otras cosas, que “lo peor ya pasó”. ¿Ya pasó lo peor?
  -Es posible que lo peor pasó. Pero el gobierno va a tener que seguir tomando deuda, ahora con un enfoque un poco diferente. En los dos primeros años de gestión el gobierno tomaba básicamente deuda del exterior, un 70% de deuda en dólares y un 30 % en pesos. Hoy parecería ser que el enfoque es un tanto diferente: el gobierno tomó deuda a comienzo de año por 9 mil millones de dólares en el mercado local sin hacer colocaciones de deuda en el exterior. Quiero decir que el gobierno va a seguir necesitando financiamiento a efectos de cubrir el desequilibrio fiscal. Por lo que uno se informó, más del 50% de las necesidades de financiamiento de este año estarían ya cubiertas con el crédito de los 9 mil millones, lo que indica que se van a seguir tomando créditos. Ahora bien: el modelo, de seguir así, se sostiene en la medida que haya financiamiento. Las cuentas públicas las tienen que ir cerrando. El tema está en que el gobierno está bajando el déficit primario –que vendría a ser antes del pago de intereses de la deuda- porque ha mejorado en términos de los subsidios: el gobierno gasta menos en subsidios porque está afectando el bolsillo de la gente. Y por otra parte ha tomado ciertas reducciones del gasto público.
  -¿Cómo se manejaba este tema en el gobierno anterior?
  -El kirchnerismo lo que hacía era financiar el déficit con emisión y eso generaba inflación, entre otras cosas. Por eso insisto: el actual gobierno va a tener que seguir tomando deuda. En definitiva, creo que los ajustes ya se han dado de manera fuerte en el tema tarifario, pero van a seguir los ajustes. Hoy el gobierno tiene acceso al crédito, tanto internacional como en el mercado local. Creo que no va a tener mayores problemas de seguir financiándose, más allá de que las tasas de interés están más altas.
  -Panorama complicado…
  -Sin embargo, me parece que (Mauricio) Macri está muy bien posicionado para ser reelecto en el 2019. ¿Por qué? Porque como dije: tiene acceso al financiamiento internacional y local para cubrir el bache fiscal que tiene.
  -¿Con eso le alcanza para ser reelecto?
  -Y porque me parece que Macri, en el escenario político argentino, está solo, no tiene un contrincante de valía, no hay una oposición importante. ¿Cristina Kirchner? Tiene un techo y bueno… ahora parece que se le suma (Hugo) Moyano, personaje que supongo no tiene mucha aceptación pública y que no creo que aporte muchos votos. Tiene un techo de alrededor del 35%, que creo no lo va a superar. Además, considero que Cristina  es muy funcional al gobierno de Macri. Está claro: al gobierno le conviene mantenerla activa (a Cristina) porque es la mejor oposición que puede tener, sabe que tiene un techo que no va a superar y eso le abre las puertas a Macri para un segundo gobierno.
  -Un escenario de algo así como que el gobierno se aferra más  a los defectos ajenos que a los méritos propios. ¿Puede ser?
  -Es probable…
  -¿Cómo se le pone freno a la inflación?
  -La cuestión es reducir el déficit fiscal, no hay otra. Esa es la cuestión de fondo. A mi modo de ver, el gobierno nacional ha logrado algo importante en los últimos días en términos inflacionarios: el gremio de los mercantiles acordó una paritaria del 15%, al igual que el sindicato de Luz y Fuerza. Porque la inflación no es solamente un fenómeno monetario, es mucho más complejo. La cuestión central para frenar la inflación y poner los precios a niveles adecuados es la reducción del déficit fiscal, que es el problema que generó las grandes crisis en la Argentina. Por ejemplo, la crisis del 2001, cuando el país entró en default, cuando no se ordenaron las cuentas públicas. El gobierno actual bajó el déficit primario, pero no el déficit de intereses, por lo que estamos más o menos en la misma. Como decía anteriormente: Macri tendría el camino expedito, desde lo económico y político, para su reelección. Pero va a tener serios problemas en el año 2020, si sigue. Porque el nivel de endeudamiento del país va a ser mucho mayor que el que tiene ahora. Digo: si bien los ajustes tarifarios más importantes ya se hicieron, no se resolvió el tema de fondo. Acá el déficit fiscal sigue siendo elevado y hay otro problema que se agrega: el déficit de la cuenta corriente externa, porque al país ingresan dólares financieros y no dólares comerciales ni dólares por inversión externa directa. El tema es que la Argentina tiene un déficit en la balanza comercial, que viene del año pasado, de 10 mil millones de dólares. Por eso la reunión que hizo el gobierno con la UIA (Unión Industrial Argentina), porque el gobierno necesita fundamentalmente de importaciones y, hoy por hoy, las importaciones están estancadas.
  -¿Cuál sería la solución a lo planteado?
  -Que haya inversión en el país. Esa sería la gran solución: la inversión externa directa, la entrada de dólares del exterior para inversiones productivas en el país, que incremente el comercio exterior, que incremente las exportaciones, con lo cual se iría cerrando la cuenta externa que por otro lado genere mayor recaudación a los fines de ir cerrando el bache fiscal.
  -Pareciera que los argentinos estamos condenados a vivir con miedo: miedo a la inseguridad, a la inflación, a la escalada de precios, a los tarifazos y a otros tantos miedos.
  -La sociedad argentina, en un país de alta inflación, desde lo económico ha pasado por experiencias muy desagradables. La crisis de 2001 fue una crisis que golpeó durísimo al pueblo argentino, porque hubo una muy fuerte caída del ingreso de la gente, una marcada desocupación, una fuerte caída del consumo, hechos que golpearon con dureza a la sociedad. Por eso es que la Argentina se dolariza tanto, mucho más que cualquier otro país del mundo. En cuanto a la inseguridad, personalmente debo decir que me asaltaron dos veces y en una de ellas con amenaza de muerte, con sangre y arma de fuego de por medio. La sociedad siente que vive con un poco de miedo y está claro que así sea.
  -¿Cuál es la Catamarca a elegir para el desarrollo: la minera o la turística?
  -Creo que Catamarca tendría la posibilidad de desarrollo en esos dos sectores, de manera particular la minería. Ahora, con el litio para la fabricación de baterías se abre una nueva expectativa, porque ya en el mundo es una realidad el auto eléctrico, incluso acá en la Argentina ya se está hablando mucho del tema. Catamarca tiene mucha riqueza en litio. Espero que con el litio no sea la misma experiencia vivida con Bajo La Alumbrera, donde se acabó el oro y el cobre, ¿y qué quedó? Nada.
  -Fue convencional constituyente de la comuna capitalina. ¿Qué opina sobre la reforma integral de la Carta Orgánica municipal que propone Raúl Jalil en la Capital?
  -Me parece oportuno. Lo que está bien es lo que plantea Jalil cuando dice que las comisiones trabajen ad honorem. Yo me anoto. Se pueden hacer cosas interesantes.
  -¿Qué opina de la tristemente célebre “grieta” en el país?
  -Creo que le hace mal a la sociedad.
  -Nos contaron que es un apasionado del automovilismo.
  -¡Sí! Ahora no tanto, hoy sigo únicamente la F1, pero en mi juventud recuerdo cuando llegaba el Turismo Carretera, era para mí muy agradable. Era simpatizante de Ford y mi ídolo era Marcos Ciani. Los hermanos Gálvez también eran grandes. En Córdoba no me perdía una carrera, en la época de (Carlos) Pairetti con el “trueno naranja”.

“Un día presenté la renuncia y me fui”

Guillermo Nazareno es un hombre que tuvo  mucha afinidad con el Partido Movilización. Dijo al respecto: “Es así. Fue en la época que estaban Simón Hernández, Hernán Colombo, ´Chacho´ Bollada, Juan Filippín, Raúl Da Prá, Mario ´Gato´ Aguirre, el fundador del sector.” De su época de legislador (fue diputado provincial), le preguntamos sobre la ley de Transparencia Fiscal, de cuyo proyecto fue el autor. Así respondió: “No pasó nada porque no se aprobó. Creo que después la municipalidad de la Capital aprobó la ordenanza sobre el tema de la transparencia fiscal. La verdad era un buen proyecto de ley, una buena herramienta para el control del gasto público fundamentalmente. Se transparentaba en qué gastaba plata el Estado, las designaciones de carácter político, los cargos, las remuneraciones, las licitaciones, las compras directas. Le daba luz a todo el gasto público y eso es bueno, porque es importante que la sociedad sepa en qué y cómo gasta el Estado”. Consultado sobre por qué no se aprobó ese proyecto, contesto de manera categórica: “Habría que preguntarle a quien era el gobernador de turno en esos años (lo recordamos: era Oscar Castillo). Yo estuve dos años como diputado, renuncié y me fui”. Le preguntamos: ¿Se fue con bronca? Contestó: “Presenté muchos proyectos, entre ellos el de transparencia fiscal. Trabajé mucho porque me gusta la tarea legislativa; me sentía muy cómodo porque obligaba  mucho a estudiar. Para mí era muy gratificante la labor legislativa. Pero pasaba algo: yo presenté muchos proyectos y no se aprobó ninguno. Entonces, llegó un momento en que me pregunté: ¿para qué estoy acá? Trabajo y al final no se aprueba nada. No vale la pena seguir, presenté mi renuncia y me fui de la cámara”.

El respeto al prójimo

En determinado momento de la entrevista se mostró interesado en un tema: “Me parece muy bueno que se implemente la educación sexual, de manera especial ahora que se está hablando mucho del aborto. Pero hay una cuestión para mí muy importante: que a los chicos les den educación urbana, que se les enseñe desde muy pequeños el respeto al prójimo. Días pasados, una persona bajó la ventanilla de su automóvil y tiró la basura en la calle. ¡No puede ser! Vivimos en una ciudad que compartimos con otros, no estamos solos. Si fuera concejal o intendente, generaría una ordenanza durísima en contra de las motocicletas con escape libre, previa campaña de toma de conciencia. Esto es una locura. La ciudad tiene que ser digna de ser vivida: limpia, segura, sin ruidos molestos. La contaminación sonora es gravísima. El diario La Nación sacó un artículo en el 2014 sobre las brutales torturas de la CIA de Estados Unidos a los presos por terrorismo. Entre ellas figura la música a todo volumen y dice textualmente: ‘los prisioneros eran sometidos a música fuerte y ruido, para darles una sensación de desesperanza´. Por eso insisto: el respeto al prójimo es algo elemental que debe existir entre nosotros. La educación ciudadana debe implementarse de manera urgente, el ponerse en el lugar del otro. Creo que una hora dedicada en las escuelas a enseñarles a los chicos el respeto al prójimo vendría muy bien”.

Corrupción,“ese gravísimo mal”

Interrogado sobre la corrupción, no dudó un instante en contestar: “Corrupción, lamentablemente, hay en todo el mundo. La diferencia está que en otros países, más desarrollados, cuando se descubre un hecho de corrupción, la persona involucrada desaparece de los cargos públicos. En Japón, por ejemplo, significa un deshonor para la familia y hay personas que se terminan suicidando. La corrupción es un gravísimo mal que tiene la sociedad, porque si no hubiera o disminuyera sustancialmente, los principales beneficiarios serían los sectores más carenciados de la sociedad; serían los directos beneficiarios. La ley de Transparencia Fiscal tendía a eso: a reducir la corrupción, a dar claridad y luz a los actos públicos. Los negocios con el gobierno no lo hacen los sectores de bajos ingresos: los negocios con el gobierno lo hacen los sectores ricos, los sectores empresarios. Bajar los niveles de corrupción repercute directamente en el nivel de vida de la gente, y fundamentalmente en los sectores de menores ingresos.

Por Kelo Molas

78%
Satisfacción
14%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
7%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias