HOY: LUIS ARMANDO SOTO

Cara a Cara: “Aspiro a sacar a los chicos de la calle”

domingo, 20 de enero de 2019 00:11
domingo, 20 de enero de 2019 00:11

Colaboración Beto Morales

Un Luis Armando Soto muy abierto al diálogo brindó una imperdible entrevista desde el gimnasio que dirige en el Barrio Apolo. ¿De qué habló? Del gym, de sus pupilos, de la actualidad del boxeo catamarqueño, de sus recuerdos como boxeador... y de mucho más. El más taquillero de la historia. Llenaba cualquier lugar. Un fenómeno. Un verdadero guerrero. Luis Armando Soto, fue el primer campeón argentino nacido en nuestra tierra y marcó un antes y un después en el boxeo catamarqueño.

- ¿Cómo arrancaste el año, campeón?
- Comenzamos este 2019 con todas las esperanzas de que los chicos vuelvan al gimnasio porque con las fiestas de fin de año se paran un poco, así que voy a tratar de que regresen pronto para seguir trabajando, para seguir formando púgiles que defiendan los prestigios del boxeo catamarqueño.

- ¿Cómo es la tarea de formar a los más jóvenes?
- Trabajo con la mayor responsabilidad de cuidar a los chicos, porque a los chicos nuestros hay que enseñarles para que trabajen para nosotros, para el boxeo de la provincia, y no para los de afuera. Muchas veces nos equivocamos y tenemos que saber guiar bien a nuestros pupilos, hay que saber elegir a nuestros rivales para que vayan despacito. Me estoy refiriendo en general, no estoy poniendo en tela de juicio a nadie... y si a alguien le molesta, yo sólo hago una crítica constructiva nada más, trato de que los chicos nuestros peleen para nuestra provincia y no llevarlos para que sean escalones de otros.

- ¿Cómo aprendiste la tarea que se debe cumplir en el boxeo del otro lado del encordado?
- Yo tengo los conocimientos y la enseñanza del Profesor Raúl Argerich, en aquellas épocas lo vi trabajar y lo vi cómo me llevó a mí. Ahora entiendo mucho más cuando pasa el tiempo y veo que el hombre sabía llevarme: fui campeón argentino y después quedé con el conocimiento de poder transmitir esas enseñanzas.

- ¿Qué nos podés contar de tus pupilos?
- Con Gabriel Cornejo este año debutamos en el campo rentado, ya tiene todos los papeles para presentar en la FAB, pero antes tenemos una propuesta y creo que saldrá una linda pelea con el chico “Pacman” Corzo, tal vez en el mes de marzo... sino debutamos antes como profesional se combatirá con Corzo. La pelea hay que hacerla para que le sirva a los dos, ambos son de muy buenas condiciones y resultará una muy buena pelea. Carlos Chumbita me había hablado para combatir el pasado 12 en Capayán y yo le dije que no, porque todavía no está en condiciones para que pelee. No por ganar un porcentaje de su bolsa voy a hacer golpear a mi pupilo, no soy de esos, yo gané mi plata cuando boxeaba con esfuerzo y sacrificio, lo que hice con la plata es cosa mía, pero yo no puedo estar sacrificando a un boxeador para ganar una parte de su bolsa. 

- ¿Qué plan tenés con Chumbita?
- A Carlos, lo quiero sesenta días conmigo trabajando y ahí veré si está en condiciones o no, de subir al ring, para que reaparezca. 

- ¿Qué otro valor entrenás?
- Maxi Madrigal está por ahora en Tinogasta, ya que sufrió un accidente en moto y se quebró la clavícula. Él quiere radicarse en la Capital, pero no tiene los medios para solventar el deporte que eligió, eso le pasa a muchos chicos con condiciones, vive de changas, lo hablé al intendente Sebastián Nóblega para que le dé una mano y le prometió una beca, pero todavía no sé si ya se la otorgó.

- ¿También entrenás damas?
- Sí. Ahora se sumó la chica Soledad Maneiro, vino a ponerse a mis órdenes. Es una niña que tiene condiciones y vamos a trabajar sobre lo que ella conoce y sobre los errores que pueda tener, trabajaremos y veremos qué sale. Le pedí que me haga caso, mi intención con el deportista siempre fue ayudarlo, de transmitir todo lo que yo sé y Dios quiera que podamos sacarla buena.

- ¿Cómo ves a Matías Bracamonte?
-Matías Bracamonte es un chico que tiene muy buenas condiciones, pero ‘pesadito’ para el gimnasio, está también Matías Segura pero es otro ‘pesadito’ para entrenar, me dicen que no tienen  trabajo y al buscarlo casi no les queda tiempo para entrenar.

- ¿Qué pasó con Galván?
- Fabricio Galván dejó de boxear porque tiene familia y tiene que mantenerlos vendiendo comida en la calle, y no le queda tiene tiempo para asistir al gimnasio. Es un valor más que perdimos por la situación económica.

- En tu época de boxeador soñabas con un título y lo conseguiste. ¿Cuáles son tus sueños en esta etapa de entrenador?
- Siempre aspiro a sacar a los chicos de la calle a través del boxeo y dejarles algo a los pupilos que les enseño, porque no me guardo nada.

- En tu gimnasio se ve muy buen comportamiento, ¿te ocupás de ese tema?
- Siempre, les enseño educación: todo aquel púgil que viene al gimnasio tiene que saludar a sus compañeros uno por uno al entrar y salir, los hago convivir como seres humanos.

- ¿Cómo llevás hoy toda tu historia? ¿Sentís nostalgia por los días de gloria?
- Por ahí me siento un poco mal, medio olvidado, soy consciente que todo tiene su tiempo,  todo tiene su moda... a veces cuando veo TyC Sports escucho que cuando pelea un catamarqueño sale de boca del relator nombrando a mi hermano Hugo, y me parece lógico que sea así porque fue el primer campeón del mundo nuestro, también nombran a Oscar “Cachín” Díaz, y ¿por qué no se acuerdan de mí?

- ¿Por qué creés que pasa eso?
- No sé, por ahí parece que yo que no existiera y sin embargo aquellos que me conocen pueden asegurar lo que voy a decir: brindé las mejores fiestas boxísticas en la provincia y creo que fui el boxeador que llenó todos los estadios de Catamarca, también fui el primero que sacó a la gente a la calle a festejar un título de boxeo cuando le gané a Jesús Romero en Mar del Plata, y luego me transformé en técnico y fui campeón argentino, sudamericano y del mundo. Logré doce títulos para la provincia y lamento mucho no ser reconocido como debe ser.

- ¿Guardás imágenes de tu vida como boxeador profesional?
- Me encantaría, pero no consigo las filmaciones. No tengo una sola pelea grabada en mi archivo personal para mostrarle a la gente del boxeo quién fue Luis Soto.

- ¿No conservás nada?
- No, porque yo me decía “no soy recuerdo, cuando sea recuerdo voy a juntar todo”. En esa época estaba el periodista Aníbal Villafáñez y él archivaba todos mis combates para luego hacer mi historia, pero cuando falleció no pude recuperar nada. A la familia de Don Aníbal le pido por favor si podemos contactarnos para hablar del tema, ya que deseo de todo corazón tener ese archivo en mis manos. Hoy por hoy no tengo una cinta para ver mis peleas, hasta en Buenos Aires anduve buscando imágenes mías y quedaron en llamarme para decirme si están en sus archivos, pero todavía estoy esperando. Lamento que los periodistas no tengan un archivo con imágenes de los deportistas catamarqueños, de todas las disciplinas. Es la primera vez que hago este pedido a través de un medio: si alguna persona tiene un video o algo que se comunique conmigo porque no quisiera morirme sin verme.

- ¿Pensaste en organizar festivales junto con tu hermano Hugo Rafael?
- Lo pensé un par de veces pero mi hermano es un chico tan pasado de humildad que vive la vida como lo encuentra el día, él no tiene aspiraciones y yo también hice lo mismo, y lo sigo haciendo, no fui un tipo de aspiraciones económicas, siempre viví con lo que Dios nos brinda. También, soy una persona muy recta y no me gustan las cosas que no sean como corresponde, con esto no quiero decir que mi hermano sea un sinvergüenza, pero es un poco medio alocado, toma las cosas como vienen, él no quiere problemas. Siempre le había propuesto instalar un gimnasio en el centro y enseñar los dos pero nunca se concretó por todo lo que les conté, no es para estar en la parte comercial.

- ¿Alguien te ayuda en estos momentos?
- Sí, me ayuda Deportes y quiero agradecer al Dr. Maxi Brumec por todo el apoyo que brindó al boxeo... desde que yo tengo uso de razón jamás hubo un apoyo tan masivo como desde que él asumió como secretario de Deportes. Me gustaría darle gracias también al presidente de la FCB, Alberto Leiva, por ser el sostén de todos los que practican boxeo en la provincia, que nunca se fijó en una moneda para gastar, siempre estuvo él por detrás de un chico cuando se enfermaba. Es buena gente la que está manejando el boxeo catamarqueño ahora, y quiero agradecerles de corazón.

 

 

60%
Satisfacción
4%
Esperanza
0%
Bronca
30%
Tristeza
4%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias