Controversia por la línea de prevención para varones: "Hemos estado analizando a partir de las críticas modificar el mensaje”

martes, 21 de abril de 2020 13:04

A partir de la polémica desatada ayer por la campaña “Desafío colectivo: Contener al Covid-19 sin violencia de género” publicada por el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, el Esquiú dialogó con Clarisa Robert, Lic. en Psicología y Coordinadora del Área de Violencia de Género de la Dirección de Mujer, Género y Diversidad, para aclarar los conceptos usados para dicha campaña.

La misma fue duramente criticada por el público, entre ellos la comunicadora y escritora Florencia Freijo y por el influencer y humorista Martín “La Faraona” Cirio, aludiendo que la propuesta fue abordada de forma errónea debido a que las mujeres son las principales víctimas de violencia de género en tanto eximir al varón de su rol activo en el ciclo de violencia.

Freijo se refirió a la “romantización de la violencia”, mientras que Cirio dijo que “se pone al hombre en el lugar de víctima incomprendida que necesita ayuda” y que esta ayuda “debe ir dirigida sobre todo a las mujeres”.

Cabe mencionar que el “Desafío colectivo: Contener al Covid-19 sin violencia de género” provocó debate debido al contenido, el cual plantea “En este aislamiento, los varones también pueden manejar el enojo y evitar la violencia de género. Si necesitás ayuda comunícate 24 hs”. Sumado a esto, en el flyer de la campaña se añadió un número de contención.

- En primer lugar, ¿cuál fue la intención al realizar la campaña “Desafío colectivo”?

“Desafío colectivo” es una campaña amplia que incluye varias líneas de prevención en esta situación de aislamiento. Nosotros teníamos una dirección nueva que estaba empezando a armar sus programas y sus acciones cuando se vino el aislamiento, por lo que debimos reformular todo en términos del aislamiento social y preventivo; la única posibilidad de llegada certera era a través de líneas telefónicas y campañas en redes.

Entonces, toda la campaña de “Desafío colectivo” incluye una serie de campañas por redes para alentar a las mujeres a hacer las denuncias correspondientes, para alentar a la sociedad a denunciar si se observa a una mujer en situación de violencia y una campaña provincial que incluye las líneas de trabajo para todos los municipios del interior con un plan de contingencia sobre cómo accionar ante determinadas situaciones. Todo esto tiene por objetivo acercar la garantía de justicia y la protección para las víctimas de violencia de género.

Con esto anduvimos un tiempo, pero nos percatamos de una nueva modalidad en cuanto a las denuncias y los llamados que se constituía de llamadas de mujeres denunciando hechos donde la violencia todavía no había alcanzado gravedad o no había llegado a límites muy graves. Ejemplos de esto eran “empezó a discutir”, “empezó a tratarme mal”. Ahí advertimos que existe una franja de situaciones que no las estábamos contemplando en las líneas de prevención. Lo charlamos con gente de otras provincias preguntando cómo manejaban este tipo de situaciones y apareció la posibilidad de abrir un espacio llamado “línea de varones” establecido para ciertos rasgos de situaciones. Situaciones que involucran a hombres que empiezan a manifestar conductas más agresivas que antes, pero que todavía no han llegado al “estallido”.

Por lo tanto, para ese grupo determinado, existe lo que se denomina prevención selectiva. En otras palabras, apuntamos a un rango. Para ese grupo de varones que puede pensar todavía antes de actuar, frenarse y decir “este no es mi accionar habitual, existe esta línea de prevención.

Nosotros, antes del aislamiento por la pandemia, teníamos ya previsto una labor que involucra un trabajo con nuevas masculinidades en distintas edades, trabajar con grupos para tratar las cuestiones de violencia e inclusive pensar en el trabajo de otras provincias en las cuales además de impartir la justicia, se obliga a hacer tratamientos a las personas violentas.

El fundamento de la línea de varones es que si queremos combatir la violencia de género, no podemos dejar de tratar de hacer algo con quienes la ejercen. Con las víctimas tenemos todas las vías activas. Pero con cierto rango de varones, surgió esta veta de prevención.

La polémica o las críticas que se desatan pueden ser por desconocimiento, porque el mensaje puede caer mal a alguien que no conoce el trasfondo de una política de prevención.

- Esto quiere decir que para evitar el ciclo de violencia*, el cual abarca la fase de tensión, la fase de explosión y la fase de luna de miel, se desarrolló esta campaña para tener más llegada al varón.

*El ciclo de violencia de género se constituye de estas tres etapas: tensión, donde se acumula la ansiedad, los roces y la hostilidad; golpe o explosión, donde se ejerce la violencia física; y luna de miel o idealización, donde el agresor muestra arrepentimiento e intenta enamorar nuevamente a su pareja.

Exactamente. Si no hacemos algo con los varones, el ciclo se va a seguir reproduciendo. Digo “hacer algo” en términos de poder modificar los modos de comportamiento, los modelos de “ser hombre” que se desprenden de la cultura patriarcal y se evidencian en el machismo. Los hombres son los ejecutan por lo que necesitamos realizar acciones con estos ejecutores.

- ¿Usted considera que el mensaje de la campaña debería corregirse o reformularse?

Reformularse, quizás. Siempre hay que escuchar lo que pasa con lo que uno hace y decirse “quizás el mensaje no se entendió”. Quizá no hemos sido lo suficientemente claros para mostrar que esta es una más de la serie de acciones que estamos llevando a cabo para defender a las mujeres víctimas de violencia de género. En eso estamos trabajando ahora. Hemos estado reevaluando y analizando, con estas críticas que nos han hecho, para modificar el mensaje. El mensaje fue lo que hizo ruido, el cómo lo hemos transmitido.

- Finalmente, ¿qué mensaje le daría a las personas que mostraron su rechazo a la campaña?

Esto (la campaña) es una acción más de una serie de acciones para defender y proteger a las mujeres que sufren violencia de género, la violencia machista. Como Dirección reafirmamos la campaña y tomamos en consideración la revisión del mensaje.

56%
Satisfacción
6%
Esperanza
18%
Bronca
6%
Tristeza
6%
Incertidumbre
6%
Indiferencia

Comentarios

21/4/2020 | 14:00
#0
la de Línea para Varones. Imaginen si algunos jóvenes (los más grandes, los menos instruidos poco utilizan los celulares para comunicarse con asistencia psicológica) como los que varias veces han provocado hechos escalofriantes por lo sangrientos (el Bebe Cano, Naím Vera y otros cuyo nombre no recuerdo) tal vez hubiesen recapacitado o tenido una salida alternativa. Porque es posible que no hayan sido asesinos, pero se convirtieron y comienzan una serie de asesinatos (Bebe Cano y otros en EEUU conocidos) porque se ceban y se generan adrenalina extra. Así que, más allá que no les guste, FELICITO A QUIENES SUGIRIERON ESTE CENTRO DE ATENCIÓN A VARONES VIOLENTOS.

Otras Noticias