“Gran Hermano 2011”

Empieza el reality más famoso

domingo, 12 de diciembre de 2010 00:00
domingo, 12 de diciembre de 2010 00:00

Así es el formato y esta nueva edición de Gran Hermano, la séptima, que Telefe pondrá al aire desde hoy a las 21.30, también apuesta a la sorpresa del televidente a medida que vaya conociendo a los participantes. En esta ocasión, serán 20 las personas que se encierren voluntariamente en la famosa casa durante todo el verano, con el objetivo de seducir o interesar a todo el mundo y retirarse el último, habiendo ganado 400.000 pesos.


Ellos tampoco se conocen entre sí. Desde el miércoles están alojados en un hotel, aislados de forma tal que se vean esta noche por primera vez. La intimidad llegará casi de inmediato: entre las novedades que se prometen, pero no se explicitan, la producción afirma que “nadie dormirá solo en la casa”.


Jorge Rial será nuevamente el conductor de las galas, y Mariano Peluffo estará una vez más a cargo de la conducción de los debates que generará el reality. Y Silvina Luna, la modelo, luego vedette y actriz, que participó en la primera edición de Gran Hermano (y que se hizo famosa por haber engordado unos cuantos kilos mientras duró el encierro) volverá al programa como la encargada de recibir a los participantes que vayan siendo expulsados, y como conductora de los resúmenes que se harán a la mañana.


Las redes sociales serán el otro factor novedoso. Y protagónico. Los “hermanitos” tendrán sus propias cuentas en Twitter, donde irán volcando sus reflexiones y sentimientos. No podrán, sin embargo, tener un intercambio: ellos sólo serán leídos, pero no podrán recibir mensaje alguno. Por otra parte, el famoso “confesionario” donde dialogan con el Gran Hermano y se dirimen situaciones conflictivas, esta vez será también online.


A la casa, por lo demás, se le hicieron algunas modificaciones, pero no faltará la piscina ni el SUM (salón de usos múltiples) donde los participantes suelen brindar momentos muy jugosos. Incluyendo el jardín, dispondrán de una superficie de 1.150 metros cuadrados con ¡63 ventanas! como para paliar la sensación del encierro. Aunque los 20 jugadores no las vean, también andarán por allí alrededor de 200 personas entre productores y equipo técnico encargadas, entre otras cosas, de manejar las 40 cámaras dispuestas en distintos lugares de la casa.


Entre versiones de todo tipo (algunas más atendibles que otras), se supo que habrá muchos cambios en las reglas del juego, y que hasta será diferente tanto la mecánica de las nominaciones como lo que pase dentro del confesionario. ¿Entrará a la casa una embarazada casi a término? ¿Habrá un travesti? ¿Una pareja del mismo sexo? Se sabrá recién esta noche, o en el curso del programa, que sale a jugar más fuerte que nunca, apostando a que Telefe termine el año con mejores números de rating en su horario central. El Trece, por su parte, enfrentará la competencia con el especial Midachi de película, último espectáculo del trío.
 

Comentarios