Un Poncho cada vez más federal

sábado, 24 de julio de 2010 · 00:00

Con un buen marco de público y con un clima bien festivalero se cristalizó, anoche, la tercera jornada del Poncho Federal, donde las delegaciones de diferentes provincias arribaron con sus propuestas culturales y artísticas, y cumplieron con las expectativas generadas. Además, se sumó el calor impuesto por destacadas y reconocidas propuestas locales.
Sin la presencia de números folclóricos nacionales de primera línea, el Poncho Federal comenzó a satisfacer sus propias expectativas a partir de una notoria calidad en los números que conforman las distintas delegaciones provinciales que arriban al escenario mayor de la XL Fiesta Nacional e Internacional del Poncho 2010.
Y esto pudo apreciarse en el inicio de la noche, cuando una aceptable cantidad de público, motivado por un ingreso gratuíto, encontró en el primer número artístico que subió a escena un buen espectáculo y reclamó que continuara un tiempo mayor al previsto por la organización. Se trató de Lazaro Caballero Moreno, que representó a Formosa, y que a través de chacareras, chamamé y carnavalitos como Estancia San Blás, La Sin Corazón y Kilómetro 11 se ganó una cálida ovación, cuando, por lo general, en el inicio el clima de los presentes siempre es frío. Esto, motivó que la Secretaría de Cultura, Claudia Ferreyra, efectuara un atinado reconocimiento a la actuación de este joven formoseño.
Otros que dejaron su impronta sobre el escenario, fue el grupo andalgalence Chelemín, que liderado por el compositor León Cecenarro, apeló a su particular repertorio, en el que plantea temas que posee una letra completamente comprometida en la defensa de la tierra y sus riquezas. Así, interpretaron la chacarera A Capillitas y Vieja Estación de Huaco. También le brindaron un homaneja al Chango Rodríguez, un reconocido cantautor folclórico a nivel nacional e hijo de un andalgalence, con una chaya bien riojana.
Las delegaciones del departamento Fray Mamerto Esquiú y de la provincia de Córdoba, a través del grupo Emerger, generaron un buen clima, que continuó con la puesta en escena de joven Freddy Romero. Acompañado por el ballet Inti Simaj, el folclorista mostró un espectáculo bien compacto y con ritmo con Catamarqueño Soy, El Mariachi, Carnaval en La Rioja y hasta homenajeó a Horacio Guarany con Piel Morena.
Con cincuenta años vinculado a la danza, José Pepe Díaz dejó sobre el escenario las razones de porqué es una de las figuras más importantes del baile en Catamarca. Junto a su ballet Catamarca Danza escenificó a un clásico personaje del interior puneño: El Coquena.
Otro momento particular, fue la presentación de la delegación de Chaco, que a través de la figura de Marcelo Córdoba, oriundo del monte chaqueño, hizo conocer la Chacarera del Monte, un ritmo que fue declarado patrimonio cultural en aquella provincia y reconocido por el SADAI como un nuevo estilo musical. Concretamente, se diferencia de la chacarera tradicional por la intriducción del denominado acordeón verdulera y que genera un ritmo más lento.
Una buena actuación generó Carlitos Martínez; clima que mantuvo Carlitos Brizuela y Los Cantores del Alba, que a través de un sólido repertorio recordaron aquella histórica formación salteña liderada por Tutú Campos, a través de clásicos como Carpas de Salta, Al jardín de la República, Mil Rosas para Mendoza, Nuestro Juramento, Hasta que Te Conocí, cerrando con el Aventurero y Mama Vieja. La noche cerró con clima de fiesta con la siempre convocante propuesta folclórica que ofrecen Ramón “Pelao” Medina y “Hueso” Martínez, a través del Dúo Amistad.
 

Comentarios

Otras Noticias