Con su líder recuperado, la banda U2 reanudó su gira 360º

La banda irlandesa regresó anoche a los escenarios en la ciudad italiana de Turín. Bono se encuentra totalmente recuperado de su lesión de espalda y fascinó a sus fans con un vibrante concierto. Hubo temas inéditos: ’Glastonbury’ y ’North Star’.
sábado, 07 de agosto de 2010 00:00
sábado, 07 de agosto de 2010 00:00

Luego de la operación de espalda a la que tuvo que ser sometido la voz y líder de U2 el pasado 21 de mayo en Alemania, Bono volvió a los escenarios con su gira 360º.

La banda irlandesa tocó ante unas 45.000 personas en el Estadio Olímpico de Turín que no dejaron de bailar sus canciones.

El grupo sorprende con una monumental estructura de 190 toneladas de metal con forma de araña diseñada para el escenario de esta gira, inaugurada mundialmente en Barcelona el 30 de junio de 2009. 

The Edge, Adam Clayton, Larry Mullen, y Bono, salieron al escenario caminando juntos para después desatar la locura con "Beautiful Day", según publica el diario español El Mundo.

El grupo británico Kasabian actuó como telonero y los irlandeses los despidieron con un espectacular juego de luces, sonido e imágenes proyectadas en una gigante pantalla circular, entre ellas, un mensaje desde la Estación Espacial Internacional.

Al salir al escenario Bono señaló, sobre su dolencia: "Ese tiempo es pasado ahora. Estamos ya preparados para el futuro". 

El grupo interpretó en primer lugar "North Star", una romántica balada en la que, con las luces apagadas, el sonido de la guitarra llenaba todos los espacios y que hablaba de una persona desesperada por alcanzar el amor. 

Luego llegó "Glastonbury", tema que la banda le dedicó al festival de música inglés.

El recital concluyó con el tema "Moment of Surrender".

"Para la parte europea de la gira ’360º’ el grupo probó cinco temas inéditos del nuevo álbum, que está listo antes del final de la gira. Y los interpretará todos antes del concierto de Roma, que el 6 de octubre próximo cerrará la gira europea del grupo", comentó su manager McGuinness, considerado el quinto miembro de la banda.

A los nuevos temas se suman sus clásicos "Mysterius Ways" y "Vértigo" y pasa al reciente "Magnificent", del último disco y uno de los primeros en ser interpretados.

También hubo espacio para el compromiso social que siempre demostró Bono, cuando el escenario se tiñó de verde al sonido de "Sunday Bloody Sunday" para apoyar el movimiento opositor iraní de la llamada "Revolución Verde".

A partir del 21 de mayo del año que viene retomarán la gira estadounidense suspendida por la lesión de Bono, con conciertos como el de Miami el 29 de junio de 2011 (estaba previsto en un principio para el pasado 9 de julio) y que concluirá el 23 de julio en Minneapolis.

"Creo que esta gira, al final, será la más larga y seguida de la historia del rock, con un total de 110 conciertos en tres años y cerca de 70 millones de espectadores. Creo que no hay otros grupos en el mundo capaces de pensar tan a la grande", comentó Jake Berry, director de producción del tour.

U2, que en la noche del jueves ofrecieron pizza con su líder al frente recorriendo la interminable fila de fans que esperaban para ingresar al estadio, celebraron este viernes en el escenario y por adelantado el cumpleaños número 59 de su guitarrista The Edge, que ocurrirá el domingo.

Los irlandeses continuarán su gira en la ciudad alemana de Fráncfort, el 10 de agosto.

Comentarios