Sandro: a un año de su muerte, el mundo lo recuerda

El 4 de enero de 2010, tras una larga enfermedad que tuvo en vilo a sus seguidores y a todo el país, Roberto Sánchez, “Sandro”, falleció en Mendoza.
martes, 4 de enero de 2011 00:00
martes, 4 de enero de 2011 00:00

Hace un año, alrededor de las 20.40 los medios de comunicación daban a conocer el triste final del ídolo de todos los tiempos. Sandro dejaba este mundo para inmortalizarse entre los grandes y desde ahí continuar escribiendo su historia, historia que jamás terminará porque sus adoradas fans siguen escribiéndola. Hoy, el mundo recuerda la historia de un ídolo que dejó huellas perdurables en la música popular argentina.


“No quiero que me lloren cuando me vaya a la eternidad” cantaba Sandro en “Una Muchacha y una Guitarra”, uno de sus éxitos. Pero la realidad mostró una cara diferente. Cuando hace un año y después de una larga lucha contra una enfermedad cruel y persistente, Roberto Sánchez murió en el hospital Italiano de Mendoza, más de 20.000 seguidores se movilizaron hasta el Congreso para darle el último adiós en una manifestación conmovedora. Pocas horas después sus seguidoras de siempre, “las nenas”, cantaban una emotiva versión de “Rosa, Rosa” en las puertas de la casa de Banfield y un mes más tarde llegaban al cementerio de Longchamps donde permanecen los restos del cantante, para volver a homenajearlo.
 

La muerte de Sandro cerraba una dolorosa historia que había mantenido en vilo a sus seguidores desde once años atrás, cuando al cantante le diagnosticaron un enfisema pulmonar producto de su adicción al tabaco.
Ese diagnóstico inició una dura lucha que el gitano dio hasta ese enero del 2010 en que aparecieron los órganos necesarios para que se le practicara un doble trasplante, de pulmones y corazón. Según los médicos, era el único camino para que Sandro recuperara su deteriorada salud. Tras 45 días de internación después de realizada esa operación, Sandro dejó de existir como consecuencia de un shock séptico.
 

Ahora, a un año del deceso del cantante, sus fans organizaron numerosos homenajes que serán cumplidos hoy, en el transcurso del día.
Sus “nenas”, como a Roberto Sánchez le gustaba llamar a sus fanáticas, mujeres que nunca dejaron de seguirlo, rendirle fidelidad y que todavía lo sienten presente, invitan a las misas y reuniones para recordarlo en diferentes puntos del país.
Por una parte, peregrinarán hasta la puerta de su casa de Banfield, pero ya no para festejarle su cumpleaños, como solían hacer cada 19 de agosto, sino para homenajearlo, rezar y cantar sus canciones.
También sus seguidores visitarán el sector Flores del Cementerio Privado Glorias de Burzaco, donde le dejarán flores y cartas.

Comentarios