Gran Hermano 2011

Pamela, eliminada

La cordobesa Pamela fue la eliminada del reality de Telefe, a pesar de lo que dictaban las encuestas previas y de que Cristian U. había pedido la cabeza de la tucumana Solange. Las discusiones por un grito desde afuera absorbieron todo el programa.
lunes, 28 de marzo de 2011 00:00
lunes, 28 de marzo de 2011 00:00

“El Grito”, como los cuadros del noruego Edvard Munch, pudo haberse titulado la gala de expulsión de anoche en Gran Hermano. Una gala en la que se quemaron todos los papeles: en contra de lo que venían pronosticando todas las encuestas en la web (que pronosticaban la salida de Solange), la expulsada fue la cordobesa Pamela.

Pamela obtuvo el 55.83 por ciento de los votos, mientras que la “bomba tucumana” –al menos para los seguidores masculinos del reality show de Telefe- obtuvo el 35.67 por ciento de los votos telefónicos. El tercero en discordia, Cristian U., está en otra cosa, se sabe…

Los tres fueron protagonistas centrales de las peleas y las discusiones a los gritos que absorbieron todo el programa, a causa de un grito desde afuera y sus interpretaciones. ¿Haber quedado bien parada en ese “debate” a puro golpe bajo le habrá servido a Solange?

Las disputas desde la gala de nominación del viernes fueron, por lo que se pudo ver en los extractos que la producción del ciclo puso al aire anoche, de las más virulentas de esta edición.

Todo comenzó con un grito desde afuera que fue festejado por Solange y que Emiliano y Cristian U. no alcanzaron a escuchar. El paseador de perros y gran favorito a ganar el concurso se acercó a otras dos participantes, Gisele y Pamela, para saber qué había ocurrido. La versión de ambas féminas fue que alguien había gritado que él (Cristian U.) era un “gordo boludo”, que ese alguien se había jactado de haber intimado con su novia (la de Cristian U.) y que Solange había festejado la intervención.

Para qué…

El denominado por sus fans “mejor jugador de la historia de Gran Hermano” hizo una de las cosas que más fácil le salen: engranó. Encaró a Solange y le criticó el supuesto aliento a los insultos desde afuera.

La tucumana planteó su inocencia y le explicó a Cristian U. que ella había agradecido lo que le había parecido un elogio hacia su figura. Y que en ningún momento había escuchado un insulto.

Lo que siguió después, graficado en varios tapes vistos anoche, fue una sucesión de cruces a la altura de una cloaca entre los participantes, con frases como “Sos una mala madre. Estás dispuesta a todo para llegar a la final y metés en el juego a tu hijo” (De Emiliano a Pamela) o “Me das pena como persona” (de Gisele a Emiliano). Hubo varias frases hirientes más.

Con tremenda convulsión, y en un programa que se graba las 24 horas del día, la llave del conflicto la tenía la producción. Y durante cerca de una hora, el conductor Jorge Rial prometió el audio del grito. Con pantalla en modo ecualizador, Rial le puso una expectativa tal al audio que parecía que había encontrado los 18 minutos borrados de las cintas de Richard Nixon en el Watergate.

Finalmente, el audio sonó. Y la frase que se escuchó fue tan soez como exculpatoria para la tucumana: “Solange, te la pongo. Guarda, boludo” (SIC). La primera parte no merece mayor explicación. La segunda es un enigma (¿un accidente inminente de quien gritó? ¿algo peor?).

Lo curioso es que las dos posiciones, obviamente la de Solange, pero también la del tándem Gisele/Pamela, fueron defendidas a capa y espada. “Yo loca no estoy. Y Pamela también lo escuchó. Entonces, o somos dos locas de mierda o alguien está mintiendo”, dijo Giselle en el confesionario. Terminó desconsolada por la salida de su compañera de juego más fiel. Como sea, ahora quedan siete participantes con miras a la final del 1 de mayo. Y con un nivel de peleas, discusiones in abstracto y golpes bajos como para dejar al espectador con una expresión alelada, con una buena dosis de estupefacción y algo de desesperación. Como en “El Grito” de Munch…

Fuente: Clarín.

Comentarios