El último “chico malo” de la música

El rockero Marilyn Manson celebra sus 50 años

Causó furor en sus comienzos, y poco a poco se fue apagando.
sábado, 05 de enero de 2019 00:00
sábado, 05 de enero de 2019 00:00

Marilyn Manson, líder del grupo homónimo, que llevó al extremo el “shock rock” creado a fines de los ‘60 por Alice Cooper y continuado por Kiss y diversas bandas de death metal, entre otros, lo que lo convirtió en un foco de permanentes advertencias por parte de grupos ultraconservadores y religiosos, cumple, este 5 de enero, 50 años. 
Con su rock industrial con letras que dan cuenta de su adhesión al nihilismo divulgado por Friedrich Nietzsche, lo que cautivó a adolescentes vulnerables; sus llamativos atuendos y maquillajes; sus escabrosos videos y sus impactantes puestas en escena, el artista que inventó un personaje que cruza a la trágica estrella hollywoodense Marilyn Monroe con el lunático asesino serial Charles Manson se posicionó como el último acontecimiento del género que concentró alocadas leyendas.
Que era el hijo ilegítimo de las dos figuras que convivían en su nombre, que planeaba suicidarse en un concierto, que se había extraido costillas para practicar extrañas actividades sexuales y que esos huesos eran utilizados como palillos por su baterista, entre otras, fueron algunas de las delirantes historias que circularon en torno al músico nacido bajo el nombre de Brian Warner, en el estado de Ohio, Estados Unidos.
Se trató del último eslabón de una cadena que desde diversos grupos ultracatólicos ligó al rock con el satanismo, y que incluyó desde Los Rolling Stones hasta Kiss, con anécdotas falsas que hablaban del sacrificio de pollitos en escena o de injertos en la lengua de Gene Simmons para alcanzar dimensiones paranormales.
Acaso, videos aterradores como el de la canción “Beautiful people”, dirigido por la italiana Floria Sigismondi, o el del cover de Eurythmics “Sweet dream (are made of this)”, con su inquietante toque perverso, ayudaron a alimentar estas reacciones. 
Lo cierto es que con sus mitos y leyendas, pero fundamentalmente con su música y letras oscuras, Marilyn Manson logró captar la atención de grupos de jóvenes en situaciones sociales conflictivas, seguramente el motivo por el cual “asustó” a grupos conservadores de la manera en que en la década del ‘90 parecía que ya no podía ocurrir.
El punto culminante ocurrió cuando se divulgó que los dos estudiantes que llevaron a cabo la masacre en la escuela Columbine, en abril de 1999, en el que murieron 12 jóvenes y un profesor, y en el que más de 20 personas resultaron heridas, eran fieles seguidores de Marilyn Manson.
El documental “Bowling for Columbine”, de Michael Moore, basado en este hecho, cuenta precisamente con testimonios del artista, quien al ser consultado en un pasaje sobre qué le diría a los jóvenes que perpetraron el ataque si pudiera hablar con ellos, sentenció que “los escucharía más que decirles algo, porque eso era lo que necesitaban”.
El ingreso de Marilyn Manson al mundo de la música tomó forma a partir de su sociedad con el bajista Tweggy Ramírez, a fines de la década del ‘80, y tuvo su espaldarazo definitivo cuando el líder de Nine Inch Nails, Trent Reznor, produjo su primer disco “Portrait of an american family”.
Sin embargo, fueron “Antichrist Superstar”, de 1996, y “Mechanical animals”, de 1998, los dos discos que popularizaron a este músico y alimentaron su polémica imagen.
El nuevo siglo y las nuevas tendencias musicales fueron licuando la imagen de Marilyn Manson, quien optó por un perfil más orientado a la reflexión filosófica que al escándalo. 
Sin embargo, la historia artística de este hombre que llega al medio siglo nos recuerda aquellos lejanos tiempos en los que el rock parecía un acontecimiento peligroso para el establishment.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
33%
Bronca
66%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias