A telón abierto

viernes, 01 de febrero de 2019 00:00
viernes, 01 de febrero de 2019 00:00

En coincidencia con el primer día del segundo mes del año, iniciamos nuestros encuentros de todos los viernes para compartir este espacio. Para coincidir en algunas cosas y disentir en otras en todo lo que tiene que ver con la actividad artística-cultural local y nacional. De arranque, podemos señalar que quedó confirmado el anticipo dado a conocer el año pasado por esta misma columna: se viene la segunda parte de “Sin olvido. Catamarqueños más allá del tiempo”, la obra literaria-musical creación del periodista Carlos H. Barrionuevo (“Alta Dimensión en Folclore”)  con el apoyo de destacados intérpretes  y reconocidos poetas locales. Este homenaje y reconocimiento a figuras que forman parte de la historia provincial en distintos aspectos, se encargó en su primer volumen de dedicarles poesías y canciones a Carlos G. Malbran, Fray Mamerto Esquiú, Samuel Lafone Quevedo, Eulalia Ares de Vildoza, Dr. Joselín Cerda Rodríguez, Juan Chelemín, Juan Alfonso Carrizo, Manuel Acosta Villafañe, Felipe Varela, Luis Franco, José Cubas, Adán Quiroga y Federico Emiliano País. Para la segunda edición, según nos confirmó el propio Barrionuevo, la nómina de elegidos incluye a: Jorge Paolantonio, Pbro. Ramón Rosa Olmos, Dr. Romis Raiden, Primo Antonio “Chiquito” Prevedello, Federico Raúl Argerich, Ramón s. Castillo, María Emilia Azar, Juan Oscar Ponferrada, Quique Sánchez Vera, Dra.  Juana Vaccaroni de Soria, Armando Raúl Bazán, Luis Varela Lezana, Juan Bautista Salazar, Atuto Mercau Soria, Margarita Palacios, Catalina Bazán, José Horacio Monayar,  Polo Giménez y Dr. José Guido Jalil. El soporte musical estará nuevamente a cargo de Americanta y otros jóvenes valores catamarqueños a confirmar, al igual que los seleccionados para la parte poética.
     /////////
    Después de un largo tiempo de ausencia por cuestiones de salud, atendida y controlada en un centro asistencial de la Capital Federal, ya está nuevamente entre nosotros un calificado referente cultural de Catamarca, reconocido a nivel nacional. Nos referimos a Héctor Pianetti, sinónimo de teatro en el ámbito provincial, uno de esos hacedores que aparecen para dejar su imborrable impronta en lo que constituye la pasión de su vida. En esto, la obra del Complejo Urbano Girardi es una clara muestra de su talento creativo, a modo de citar un ejemplo de la construcción teatral que lo ha distinguido durante varias décadas en nuestro medio. Acompañado de su compañera Mariela, más el apoyo de familiares y amigos, Pianetti hizo frente a todo un conjunto de exigencias que imponen los profesionales de la medicina y una vez más salió airoso, por lo que se recupera favorablemente en su domicilio particular. ¡Bienvenido Maestro! Las tablas de los escenarios y los aplausos  lo andaban extrañando por estos lares. Permítanos compartir públicamente esta grata noticia. Y,  a la vez, alegrarnos mucho.
   /////////
  Lo que  continuación le contaremos ocurrió en la primera quincena de enero en un teatro de Barrio Norte, Buenos Aires, y tuvo como protagonista a un verdadero personaje del folclore nacional: José Larralde. El diario La Nación tituló lo ocurrido como: “El extraño show del último ser mitológico de la pampa” y cuenta que el hombre “alto, de barba blanca, ropa negra y guitarra criolla cruza lento el escenario hasta que llega a la única silla y se sienta. Tiene 81 años y fama de locuaz, de temperamental y de plantarse en cualquier momento”. “¿Ustedes están apurados?” preguntó, malicioso, al público. La gente estaba entregada: Lo aplaudió de pie durante un par de minutos. “Aguanten un cacho”, dijo y advirtió: “en cuanto vea a alguien filmando me voy a la mierda”. Le gritan “maestro” y responde que no, que solo llegó a sexto grado y lo echaron porque ya le tocaba la colimba. Recién a los 27 minutos de estar en el escenario, todavía con la platea iluminada (“pa` esquivar mejor si veo que me tiran con algo”) asoma el primer tema: “Un día me fui del pago”. El espectáculo se llama “Cosas nomás” y aclara: “no me vengan que esto es un show o un recital, esto es una guitarreada. Si quieren una canción atrás de la otra, mejor escuchen un disco”. Ya había pasado una hora. Llega al fin la segunda canción y dice el diario porteño: “Es la monumental `De hablarle a la soledad` y después el picoteo temático es imprevisible, solemne, inspirador, conspirativo o banal. Es Larralde. Tampoco sorprende al hablar de política: afirma no creer en nada y reparte con bronca y parejo. Ya van más de cuatro horas de Larralde y cantó doce canciones. Dos tercios del público sobrevivieron a la maratón. La leyenda sigue creciendo. Créalo o no lo crea: Es Larralde.
  //////////
  La noticia nos impactó cuando repercutió con fuerza a través de las redes sociales: el jueves 17 de enero murió, en Buenos Aires, Elvira Ángela Sosa Gigena, conocida entre sus amigos como Nury,  la hija mayor de la folclorista catamarqueña Selva Gigena. Era madre de Alicia, Valeria y Jesica y abuela de siete nietos. En la edición número 50, más conocida como “Poncho de Oro”, llevada a cabo en 2017, Nury estuvo con una de sus hijas y dos nietos recorriendo el Predio Ferial, oportunidad en la que, junto a un amigo en común, Héctor Romero, compartimos un largo café. Y en una de las noches festivas subió al escenario mayor para recibir un diploma recordatorio de su paso por el Poncho por parte de la Secretaría de Cultura. Un abrazo solidario a su familia. Hasta el viernes.
 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias