La furia de la China Suárez porque Benjamín Vicuña no fue al cumpleaños de su hijo Amancio

Desde el entorno del actor aseguran que su ex no lo invitó.
martes, 2 de agosto de 2022 19:00

El escándalo del Wandagate pisó tan fuerte en el mundo del espectáculo, que no solo Mauro Icardi, Wanda Nara y la China Suárez sufrieron las consecuencias. Indirectamente y por estar relacionados a estos tres personajes, diferentes famosos vivieron malas experiencias a raíz de este escándalo.

Zaira Nara es una de las primeras y quien se distanció de Jakob Von Plessen. Desde lo sucedido en París entre la actriz y el futbolista, encubiertos por el austriaco, la pareja habría sufrido un impasse y que aún lo están recomponiendo.

La trascendencia de este tema a nivel mundial pasó a ser enorme. Por ese mismo motivo, Benjamín Vincuña, quien para esa época llevaba unas semanas  separado de la China, tomó una decisión con su ex. Se alejó para mantener distancia y comenzó una guerra impensada.

Desde problemas para ver a sus hijos hasta reproches públicos tuvo que atravesar el chileno con Suárez. Ella le dejó de responder los mensajes y la comunicación actual es mediante mail, incluso cuando quieren coordinar por sus pequeños.

Es tan fuerte el enojo entre ambos artistas que ni siquiera compartieron el cumpleaños de Amancio, uno de los hijos que tienen en común y que festejó su segundo aniversario. En medio de tantas especulaciones al respecto, finalmente se conoció el motivo de esta triste decisión.

El fin de semana pasado, en la casa de la China se hizo una gran fiesta para el niño, que estuvo acompañada por Magnolia Vicuña, su hermana. Para dejar en claro que el vínculo entre las ex’s de Benjamín está más que claro, los hijos de Pampita también estuvieron en la celebración.

Pero si hace un mes atrás el chileno estuvo con Carolina Ardohain y compartieron el festejo de uno de sus pequeños, su ausencia causó mucha polémica. Lo que hicieron llegar desde el entorno del actor, es que Amancio sopló las velitas con su papá el jueves pasado.

Es decir, durante la semana compartió tiempo con su padre y durante el sábado y parte del domingo, lo hizo con su mamá. Pese a todo el revuelo que se generó, la situación para el niño es muy triste y deja mal parado a Benja, quien se niega a compartir un espacio con su ex.

Comentarios