Fuertes Palabras

Miriam Lanzoni contó el momento en el que encontró a su mamá muerta

La actriz concedió una entrevista y dio detalles sobre uno de los episodios más tristes de su vida.
lunes, 1 de enero de 2024 11:00
lunes, 1 de enero de 2024 11:00

Miriam Lanzoni concedió una entrevista recientemente y habló sobre diferentes aspectos de su vida. Uno de los más importantes fue la historia con su madre, a quien lamentablemente vio muerta en el piso. Además, relató la violencia de género que vivió ella y su mamá.

“Está basada en hechos reales y es la historia de mi mamá, por ende también la mía. Fue muy particular el proceso con mi madre en todos estos años, que son más de 30, porque nunca había hablado tan así de todo esto", comenzó.

"En realidad, es la historia de mi mamá pero también es mi historia. Son cosas que pasaron muy fuertes y que las sabemos ella, mi hermano y yo, además de otra gente que estuvo involucrada también. Pero nunca nos sentamos a hablar. Cada uno hizo su proceso", señaló.

"En un momento, lo había empezado a escribir porque lo necesitaba hacer, sin que tuviera forma de película ni nada. Tampoco es que lo arranqué a escribir con el fin de hacer una peli. Luego vino una cosa orgánica de sacarlo a la luz y contar cosas que nunca había contado en la vida, ni siquiera a gente muy allegada a mí. Y mi mamá tampoco. Entonces, cuando eso empezó a surgir, lo hablé con ella y le comenté que tenía ganas de escribir un guión y armar una peli. Había empezado a estudiar cine, hacía cursos de guión y se juntó todo. “Hay algo acá que necesito expresar y esto ya es una necesidad de contarlo”, le dije a mi mamá. Le ofrecí leer lo que estaba escribiendo pero ella no quiso. Metí primera y cuando empezó a tomar forma la película y ya estábamos en pleno proceso de pre producción, tampoco quiso ver nada ella", sumó Miriam.

Y agregó: "En ningún momento objetó nada y se ve que también era su necesidad sacar esto para afuera, más allá de que se vea en una pantalla. Lo sanador que es esto le gana a todo, incluso a que se haya hecho una película. En el único momento que la involucramos fue cuando Lucila Gandolfo, que es una de las protagonistas, empezó a trabajar en el personaje y ahí tuvimos que hablar con mi mamá. Ahí recién fueron las primeras charlas que tuvimos de todo esto. Fue muy fuerte y a la vez reparador. Si bien la peli es fuertísima, también es muy luminosa y esperanzadora. Habla de la resiliencia. No está puesto el foco en el drama sino en todo lo que pasó después, que fue hermoso. Ese pasado nos trajo a todos hasta acá".

"Mi mamá sufrió por un hombre al que prefiero decirle progenitor en vez de papá. Mi mamá fue víctima y estuvo al borde la muerte. Presencié todo y tengo todos los recuerdos de esos episodios violentos. Los recuerdo porque eran siempre y todo el tiempo. Por eso te digo que es la historia de mi mamá y también la mía. Nunca antes lo había podido contar. Sí lo traté en terapia y en el ámbito indicado pero nunca lo había hecho público. Por suerte lo pude transitar y convertirlo en arte. He estado ahí, a mí nadie me lo contó y no entiendo de dónde mi madre sacó las fuerzas para salir adelante. La he visto a mi mamá tirada en el piso sin vida. Entonces, sé todo", remarcó.

"Además, quiero desmitificar esto de que el violento es violento porque se droga o toma alcohol. No, no: hay gente que es monstruosa porque es monstruosa y ya. Hoy mi denuncia es la película. Pero de chica no pude hacer nada porque un niño no puede hacer nada. Ves lo que está pasando y es desesperante. Mi mamá se fue reconstruyendo y con mi hermano también lo hicimos", sostuvo Lanzoni.

"Fue a mis ocho años. Nos mudamos a Resistencia con mi mamá y mi hermano. Pero el foco, repito, está puesto en el presente y en que mi mamá pudo volver a armarse y a confiar en un hombre. Ella no se reconstruyó sola sino de la mano de mi padre, Miguel Lanzoni, que fue quien la ayudó. Como tengo una mirada muy positiva de la vida, no focalicé en contar lo dramático sino que reparé en la resiliencia. Soy una persona muy feliz y todo lo que pasó, lo usé para armar quien soy. Me quedo con Miguel, que apareció en el camino cual ángel para salvarnos. Mi madre logró realmente salir de la mano de un hombre y eso me parece hermoso. Siempre hay nuevas oportunidades para volver a creer y confiar. A partir de ahí, todo puede salir muchísimo mejor de lo que uno esperaba", cerró.

Comentarios

Otras Noticias