Estremecedor: el tratamiento que hace el hijo de Juana Viale para luchar contra su enfermedad

Complicada situación para la conductora.
miércoles, 21 de febrero de 2024 19:00
miércoles, 21 de febrero de 2024 19:00

Juana Viale volvió a aparecer en el centro de escena luego de las declaraciones de Gonzalo Valenzuela, su ex, que contó detalles de la dura enfermedad que transita su hijo. El hecho de tener epilepsia crónica, en un momento de su vida lo llevó a tener un fuerte episodio.

Principalmente hace cuatro años, Silvestre se encontraba en Chile con su papá y tuvo que asistirlo de urgencia para llevarlo a una guardia. Gracias a un vecino que lo ayudó en medio de un momento tan determinante, es que lograron salvarle la vida.

Al ser evaluado por los médicos, el joven que hoy tiene 16 años fue estabilizado pero para Valenzuela fueron 4 días de angustia. Sin saber lo que pasaría, lograron detectar a tiempo lo que tenía y así comenzar con su tratamiento.

“Silvestre estaba en un estado irreconocible. Se me paralizó el cuerpo, lo agarré en brazos para que su hermano no despertara. Pensé que se me había muerto en un minuto, estaba pálido, con los labios morados. Estuvo inconsciente mucho rato después del ataque", comentó Gonzalo.

Ahora bien, a la hora de seguir de cerca su situación, hay un tratamiento muy riguroso que hacer para aquellas personas que padecen esta enfermedad. El mismo puede durar dos años y, luego de ese tiempo, en caso de que un profesional de la salud lo considere, se puede ir dejando la medicación.

Al ser las convulsiones involuntarias, hasta en un 70% pueden llegar a reducirse. “Pueden involucrar una parte del cuerpo (parcial) o todo el cuerpo (generalizado) y en ocasiones se acompañan de pérdida de conciencia y control de la función intestinal o vesical", comentan en La Organización Mundial de la Salud.

De todas maneras es elemental poder tratar cuanto antes la epilepsia y no sufrir las consecuencias: "Las personas con epilepsia suelen tener más problemas físicos (como fracturas y hematomas a causa de traumatismos relacionados con las convulsiones) y tasas más altas de trastornos psicosociales, entre ellos ansiedad y depresión".

 Y por último, un detalle a tener muy en cuenta y que puede despertar señales de alerta son los síntomas que se presentan: “Pérdida del conocimiento o la conciencia, y alteraciones del movimiento, de los sentidos (en particular visión, audición y gusto), hasta el estado de ánimo u otras funciones cognitivas".

Comentarios

Otras Noticias