Barcelona resignó su invicto en un partido inolvidable

Barcelona resignó la posibilidad de conseguir un logro histórico en un partido inolvidable. Sin Lionel Messi, a quien el entrenador decidió darle descanso, el ya consagrado campeón de Liga, que llegó a estar cuatro goles abajo en el marcador, cayó 5-4 contra Levante y perdió el invicto en el campeonato.

Apenas 9 minutos iban cuando Morales atravesó la zona derecha de la defensa catalana y mandó un centro atrás letal para que el ghanés Emmanuel Boateng marcara el primer gol del partido.
Sin Messi, a quien el entrenador Valverde decidió hacer descansar este domingo, Barcelona no encontraba los caminos hacia el arco del sólido conjunto local, a pesar de contar con otras de sus renombradas figuras: Iniesta, Suárez, Coutinho, Rakitic y Dembelé, entre otros.

Y a los 30 llegó un nuevo impacto: ante una débil oposición de la defensa catalana, Boateng entró al trote por el medio del área, eludió a Ter Stegen y clavó el segundo gol.
Algo de alivio llegó a los 38, cuando Coutinho aprovechó una escalada a puro coraje y habilidad de Piqué y sacó un remate que se coló en el arco luego de desviarse en un defensor del Levante.
Pero cuando parecía que podía ilusionarse, en el arranque del complemento Barcelona se encontró con dos tremendas bofetadas.

Al minuto nomás, Bardhi clavó desde el borde del área un remate en el ángulo para volver a estirar las diferencias en el marcador.
Todavía no había podido acomodarse el Barça del golpe cuando otra vez Boateng, en su noche inolvidable convirtió con clase ante la salida de Ter Stegen y le dio al resultado inesperadas cifras de goleada. Era el tercero del registro personal del africano.
Como para sumar más a la noche mágica del Levante y a la pesadilla del Barcelona, Bardhi clavó el quinto gol a los 11 minutos. Nadie podía creerlo.
En medio del festival de goles, Coutinho aprovechó una pelota perdida en el área para descontar y volver a poner al Barcelona a tres de diferencia. Faltaban 32 minutos para el cierre, pero la cuesta parecía demasiado empinada para remontar, aun para el equipo catalán.
Claro que la ilusión remontó vuelo con otro remate furioso de Coutinho que se desvió y dejó la diferencia en dos goles a los 19 del segundo tiempo. El partido había enloquecido y todo podía pasar.
Si faltaba algo para que aparecieran los fantasmas, una falta ingenua de Boateng a Busquets dentro del área tras el lanzamiento de un corner derivó en un penal. Suárez convirtió y el Barça estaba a tiro de la hazaña.
Parecía que el Barcelona iba a llegar inevitablemente al empate, pero de repente su maquinaria dejó de funcionar tan bien. A puro centro -una receta inusual y que no le conviene- trató de forzar el quinto gol. Pero nunca llegó y tuvo que resignarse a la caída. El invicto se había terminado.
Messi no estuvo en la convocatoria de 18 jugadores del técnico Ernesto Valverde para viajar al estadio Ciutat de Valencia, donde el Barcelona resignó la posibilidad de ser el primer equipo desde los años 30 en finalizar el campeonato sin perder.

Los únicos que consiguieron ese logro hasta ahora fueron el Athletic Bilbao en la temporada 1929/30 y el Real Madrid en la 1931/32. Y seguirán siéndolo al menos por una temporada más.

En cuanto a la carrera por el título de máximo goleador, Messi suma 34 tantos y tiene una ventaja amplia sobre sus perseguidores. También por la Bota de Oro (el premio al máximo goleador de Europa), el rosarino tiene ventaja sobre Mohamed Salah, el egipcio del Liverpool que acumuló 32 goles en la temporada.
Messi acumula 2973 minutos jugados por la Liga, más 783 por Champions, otros 509 por Copa del Rey, más 180 por los dos partidos de la Supercopa de España: un total de 4.445 minutos. Y le queda un partido, el último de la Liga, en el Camp Nou, ante Real Sociedad en la despedida de Andrés Iniesta.
 

66%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
33%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias