El huracán Florence azota la costa este de Estados Unidos

La costa este de Estados Unidos está siendo azotada por fuertes ráfagas de viento y lluvias del huracán Florence que amenaza con provocar inundaciones catastróficas y serios daños.

Pese a que bajó a categoría 1, el huracán genera vientos de 150 km/h y es muy peligroso, advirtió el Centro Nacional de Huracanes (NHC) en un boletín.

El ciclón tocó tierra a las 07.15 hora local (11.15 GMT) en Wrightsville Beach, en Carolina del Norte, informó NHC, que avirtió sobre “inundaciones con lluvias catastróficas sobre sectores de las Carolinas”.

“Esto no es el final”, dijo Jeff Byard, responsable de la Agencia federal para el manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).“Una amenaza importante persistirá durante las próximas 24 a 36 horas” en particular por el riesgo de fuertes lluvias, marejadas e inundaciones, agregó.

Las órdenes de evacuación alcanzaron a unas 1,7 millones de personas en Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia que emprendieron camino el miércoles para refugiarse de la tormenta.

Cinco estados declararon estado de emergencia: Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, Maryland y Virgina, además de la capital Washington.

El huracán está causando “estragos” en Carolina del Norte.  “No registrábamos niveles de lluvias de esta dimensión desde 1958. Es una situación de peligro extrema y seguirá siéndolo por días. Si me escuchan, les pido que no salgan durante la tormenta”, dijo Roy Cooper, el gobernador de la norteña Carolina, al advertir de que todo empeorará. Medio millón de personas están sin electricidad.

“Nos enfrentamos a múltiples amenazas. Estamos profundamente preocupados por comunidades enteras que podrían ser barridas“, agregó. Además, afirmó que “las inundaciones pueden ser mortales incluso cuando la tormenta pase” porque “los ríos seguirán creciendo”.

Una de las poblaciones más afectada es New Bern, en Carolina del Norte, donde sus autoridades, apoyadas por efectivos de la Guardia Nacional, han respondido a decenas de llamadas de emergencia para rescatar a un centenar de personas.

“Si alguien pudiera ayudar… nuestros automóviles están bajo el agua y nuestra casa está inundada hasta el ático”, pidió una usuaria de Twitter llamada Brianna oriunda de esta ciudad situada junto al río Neuse, que sufrió los efectos de la marejada ciclónica.

El canal CNN informó, citando a autoridades locales, de que más de 60 personas debieron ser desalojadas de un hotel de Jacksonville, también en Carolina del Norte, después de que parte del tejado se derrumbase.

Además, la llegada del huracán obligó a cancelar más de 1.300 vuelos. Las aerolíneas han extendido exenciones y avisos para viajeros con itinerarios que involucran aeropuertos en el camino de la tormenta.

Las empresas American Airlines, Delta Air Lines, Southwest Airlines, United Airlines, Alaska Airlines, JetBlue Airways, Spirit Airlines han publicado información para los viajeros en sus páginas web sobre los cambios en los itinerarios afectados esta semana, que no tendrán un costo adicional.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, destacó y agradeció hoy a través de Twitter el “increíble” trabajo de las autoridades y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés).

Con información de Vía País.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias