El Reino Unido prohibirá la venta de autos a gasolina y diésel dentro de 10 años

Es parte de lo que el primer ministro Boris Johnson presenta como una "revolución verde" para reducir las emisiones a cero para 2050.
miércoles, 18 de noviembre de 2020 14:52

El gobierno del Reino Unido anunció que prohibirá la venta de nuevos automóviles de combustión interna a partir de 2030. De esta manera, pondrá fin a la venta de coches y furgonetas nuevos de gasolina y diesel diez años antes de lo planeado inicialmente. Sin embargo, la comercialización de coches y furgonetas híbridos estará permitida hasta el año 2035.

Cambiando la fecha planeada en un principio, el Reino Unidos se adelanta a Francia y España, que han marcado el 2040 como el momento en que dejarán de matricularse nuevos vehículos de combustión. España lo hace a través de la Ley de Cambio Climático en fase avanzada de tramitación en el Congreso. Irlanda y Países Bajos también han previsto poner fin a los coches convencionales en el 2030. El país con un objetivo más ambicioso es Noruega, que prevé hacerlo en 2025.

El anuncio del gobierno de Boris Johnson forma parte de un ambicioso plan que persigue lograr una auténtica revolución industrial verde, y apoyar la creación de hasta 250.000 puestos de trabajo británicos.

El plan incluye ámbitos de actuación en materia de energía limpia, transporte, protección de la naturaleza y tecnologías innovadoras, y se configura como la gran apuesta de su gobierno británico en la estrategia de alcanzar cero emisiones netas de dióxido de carbono en 2050. También es la gran contribución británica, que busca ser particularmente ejemplar, ante la cumbre del clima de la ONU que se celebrará el año que viene en Glasgow.

Por su parte, Maria Neira, directora de Salud Pública de la OMS, expresó: “Me alegro de que el Reino Unido haya decidido prohibir los nuevos coches de gasolina y diesel a partir de 2030. Tenemos que dejar de lado la tecnología del siglo pasado y dar paso a la nueva. La gente quiere respirar aire limpio, y tiene derecho a hacerlo; pero el tiempo apremia”.

“Cuanto antes se den cuenta los gobiernos de todo el mundo de que poner la salud en el centro de sus planes de recuperación es una victoria para la gente, para nuestra economía y para nuestro planeta, mejor”, añadió.

A su vez, Greg Archer, director de Transport and Environment en el Reino Unido explicó: “Un cambio acelerado a los coches eléctricos es tan bueno para la economía como para el planeta. Sólo en el Reino Unido se crearán casi 30.000 puestos de trabajo adicionales al terminar antes la venta de nuevos coches con motores de combustión; esto también impulsará la economía en un 0,2%. La electrificación ofrece enormes oportunidades para la creación de empleo y el crecimiento del PIB en toda Europa y el mundo. Cuanto antes se ajusten los fabricantes y los gobiernos a esta nueva realidad, mejor estarán, señala”.

El Reino Unido aspira además a convertirse en un “líder mundial en tecnologías para capturar y almacenar emisiones dañinas”, y se marca como objetivo haber recuperado 10 megatoneladas (MT) de dióxido de carbono en 2030.

0%
Satisfacción
100%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias