Un hombre arrojó a sus hijas al mar en dos bolsas atadas al ancla de su lancha

viernes, 11 de junio de 2021 10:04

Por la tarde de ayer, el buque oceanográfico 'Ángeles Alvariño', encargado de realizar la búsqueda de dos hermanas desaparecidas en Tenerife, España, desde el pasado 27 de abril, ha encontrado el cuerpo sin vida de Olivia, de 6 años, la mayor de las niñas.

El hallazgo se produjo en la zona que lleva peinando el barco desde hace doce días en busca de Olivia y Anna, de un año, cuyo rastro se perdió cuando se encontraban con su padre, Tomás GimenoEl barco encontró dos bolsas de lona atadas al ancla de la lancha de Gimeno.

Una de las bolsas contenía el cuerpo de Olivia, mientras que la segunda estaba vacía, según confirmaron a ABC fuentes de la investigación, por lo que se sigue rastreando la zona en busca del cadáver de Anna y el de Tomás Gimeno.

Fuentes de la Guardia Civil, responsable de la investigación, explicaron al medio ABC que se trata del cadáver de la niña mayor, que estaba en una bolsa atada al ancla. Antes de difundir la información del terrible hallazgo, fue comunicado a la madre y a la familia de las menores, que seguían manteniendo la esperanza de encontrarlas con vida, pese a que el lunes se encontró la botella de oxígeno de submarinismo de Gimeno y un edredón, también de su propiedad.

Los trabajos de rastreo de la Guardia Civil a bordo del buque oceanográfico prosiguen en el lugar del suceso, a una milla náutica del puerto de Güimar en busca del cuerpo de la bebé de un año.

Según medios locales, la noche del 27 de abril, Gimeno zarpó en dos ocasiones, y en ambas, lo hizo solo y aparentemente sin la compañía de sus hijas. Las cámaras de seguridad de la Marina en Tenerife lo grabaron embarcando seis petates y bolsas que había traído en su vehículo. Dio tres viajes del coche a la lancha, cargado, poco antes de las diez de la noche. Y cuando volvió, pasadas las once y diez, en la embarcación no había rastros de esos bultos. Lo comprobó una patrulla del Servicio Marítimo de la Guardia Civil que lo paró a la entrada del puerto porque había excedido la hora del toque de queda vigente. 

Beatriz Z., la madre de Anna y Olivia, expresó que su expareja «adora a las niñas» y sería incapaz de hacerles daño. Sin embargo, dio detalles sobre el carácter impulsivo y temperamental de Gimeno, de quien se separó el año pasado y que ya la había amenazado en varias ocasiones; la última la misma noche de la desaparición de sus hijas cuando le dijo que no iba a volver a ver jamás a las niñas ni a él.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
41%
Bronca
58%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias