Aunque la pelea es voto a voto y todavía no está dicha la última palabra

Pedro Castillo se impone como nuevo presidente de Perú

martes, 8 de junio de 2021 00:36

El candidato a la presidencia del Perú, Pedro Castillo, pasó a encabezar el cerrado escrutinio aún en curso al lograr el 50,222 por ciento de los votos contra el 49,78 por ciento  obtenido por la derechista Keiko Fujimori, escrutados el 95 por ciento de los votos.
Este último informe dio vuelta anoche -parcialmente- un resultado que había favorecido toda la jornada a Keiko, y confirma la tendencia aparecida a medida que avanzaba el conteo, que estrechaba cada vez más la diferencia.


Unas horas antes al conteo, un sondeo a boca de urna de la firma Ipsos había dado ventaja a Fujimori de 50,3% sobre el 49,7% de su rival, pero para agregar incertidumbre, después un conteo rápido de votos de la misma encuestadora arrojó un resultado inverso, con 50,2% para el maestro de escuela rural y 49,8% para la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori.
El conteo rápido, que tiene un margen de error de 1%, “nunca se ha equivocado” en las elecciones presidenciales peruanas, destacó Fernando Tuesta, exjefe de la ONPE.


“Lo más cercano al resultado final es el conteo rápido de Ipsos”, remarcó Tuesta a través de Twitter. De esta forma, los votos del campo, la selva y del exterior pueden definir el balotaje presidencial del domingo en Perú, que suma incertidumbre política a un país devastado por la pandemia y en recesión.


En las zonas rurales, las preferencias por el candidato Castillo eran consideradas clave en la definición final del escrutinio.
Horas antes, el primer escrutinio oficial del 42% de las mesas provocó estallidos de júbilo en distritos acomodados de Lima, como Miraflores, donde la gente salió a las ventanas de sus viviendas a celebrar la victoria parcial de Fujimori (en ese momento por casi seis puntos).


Gritos de “¡Viva el Perú!”, “¡Ganó Keiko!”, resonaron desde edificios en medio de calles desiertas por el toque de queda nocturno vigente por la pandemia, constató un periodista de la AFP.


“Estos resultados se han recibido con alegría pero, al ver que el margen es tan pequeño, es fundamental también mantener la prudencia, y eso lo digo para todos los peruanos”, dijo la propia Fujimori en una breve declaración en la sede de su comando de campaña, en Lima.


La hija del expresidente Alberto Fujimori sostuvo que “la campaña terminó y será fundamental tender los puentes y encontrar los espacios de diálogo entre todos los grupos políticos”.


“Al ver el mapa del boca de urna, lo que se muestra son dos grandes bloques, con ciudadanos que todos quieren un cambio, pero con una visión diferente de país” y “ese cambio lo tiene que buscar gane quien gane”, dijo, según se vio en la transmisión en vivo del canal peruano Panamericana TV.


Castillo, de 51 años, reaccionó con calma al escrutinio parcial y desde su natal Cajamarca (norte) advirtió: aún “falta que se cuenten nuestros votos, de la zona rural”.


Pedro Castillo, gremialista, maestro de escuela pública y referente de una región rural, personifica las demandas de muchos de los sectores sociales que quedaron relegados dos décadas atrás, pero también de quienes fueron desoídos durante estos 18 meses de pandemia de coronavirus.


Es más, varias de las propuestas que enarbola el candidato, que conquistó un veloz ascenso en la dispersa escena política peruana al ganar la primera vuelta con un poco más del 19%, encuentran también una profunda correlación con su experiencia de vida y, sobre todo, sus carencias.


Durante su campaña electoral puso en alto el lema “No más pobres en un país rico” y no es dato menor que en la primera vuelta, mientras aún era poco conocido en Lima, conquistó las cinco regiones más pobres del Perú.

33%
Satisfacción
33%
Esperanza
33%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias