Por qué la vacuna Sputnik V sigue sin recibir la aprobación de la OMS

El desarrollo contra el coronavirus de origen ruso representa casi un tercio del total de dosis que recibió la Argentina desde el inicio de la pandemia.
miércoles, 22 de septiembre de 2021 16:50
miércoles, 22 de septiembre de 2021 16:50

La vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus, que fue la primera aprobada en la Argentina y representa casi un tercio del total de dosis que adquirió el país desde el inicio de la pandemia, aún no recibe la aprobación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Rusia no permitió todavía una nueva inspección en la fábrica en la que se detectaron fallas durante la primera revisión del organismo internacional.

En una conferencia de prensa de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), una rama regional de la OMS, el subdirector Jarbas Barbosa informó en la última semana que el pedido de Rusia para la autorización de emergencia se había suspendido después de que se descubrieron varias infracciones de fabricación durante una inspección de la OMS en Rusia en mayo.

“El proceso para la lista de uso de emergencia de Sputnik V se suspendió porque mientras inspeccionaban una de las plantas donde se fabricaba la vacuna encontraron que la planta no estaba de acuerdo con las mejores prácticas de fabricación”, dijo Barbosa. La OMS comunicó que había encontrado múltiples infracciones y tenía preocupaciones relacionadas con la “implementación de medidas adecuadas para mitigar los riesgos de contaminación cruzada” en una fábrica de Pharmstandard, una de las principales empresas farmacéuticas rusas, en la ciudad rusa de Ufa.

La OMS aún aguarda una respuesta de Pharmstandard y sugirió que se requerirían nuevas inspecciones de las instalaciones antes de que el organismo otorgara la aprobación del Sputnik V. “El productor debe tomar esto en consideración, hacer los cambios necesarios y estar listo para nuevas inspecciones. La OMS está esperando que el fabricante envíe noticias de que su planta cumple con el código“, ratificó Barbosa.

Rusia había presentado su solicitud para la aprobación de la OMS, así como de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), en febrero, luego de la publicación de una investigación en la prestigiosa revista científica The Lancet indicara que la vacuna tenía una eficacia del 91,6%.

La Argentina fue el primer país de América Latina tanto en autorizar la vacuna como en iniciar y liberar su producción local, a través de la compañía farmacéutica Laboratorios Richmond. Hasta este miércoles, el país suma 63.249.730 vacunas recibidas, y de ellas 17.180.320 son Sputnik V: 10.955.280 del componente 1 (de los cuales 1.179.625 fueron producidos por Richmond) y 6.225.040 del componente 2 (1.765.875 desarrolladas por el laboratorio argentino).

Del laboratorio AstraZeneca, el país ya cuenta con 16.124.500 vacunas, entre las 580.000 de Covishield, las 1.944.000 recibidas por el mecanismo Covax, 12.389.500 provistas directamente por el laboratorio, 400.000 donadas por España y 811.000 por México. En tanto, recibió 25.784.000 del laboratorio Sinopharm, 3.500.000 de Moderna donadas por Estados Unidos, 400.000 de Cansino y 260.910 de Pfizer (de las cuáles llegarán otras 160.000 dosis este miércoles).

21%
Satisfacción
0%
Esperanza
42%
Bronca
0%
Tristeza
35%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias