Entregando premios a la caridad

El Papa Francisco celebró su cumpleaños 86

El Papa argentino eligió un festejo solidario.
domingo, 18 de diciembre de 2022 00:24
domingo, 18 de diciembre de 2022 00:24

El Papa Francisco celebró ayer su cumpleaños 86 premiando a tres personas por sus obras de caridad, entre ellas un hombre en situación de calle que da a otras personas parte de las limosnas que recibe.
El Papa concedió a los tres el Premio Madre Teresa como reconocimiento a su caridad. La religiosa, fallecida en 1997, trabajó entre los más pobres de la India y fundó las Misioneras de la Caridad.

El Vaticano sólo identificó al hombre en situación en calle por su nombre de pila, Gian Piero, y su apodo en la calle, Wué. Los otros dos galardonados fueron el sacerdote franciscano Hanna Jallouf, sirio que trabaja en su país, y el industrial italiano Silvano Pedrollo, por su labor en la construcción de escuelas y el suministro de agua potable a los pobres de los países en desarrollo.
Francisco les entregó el premio, un pequeño globo terráqueo del mundo en un marco en forma de cubo con una imagen de la Madre Teresa sosteniendo a un niño, en una ceremonia en el Vaticano.

En la ceremonia, el Papa besó la mano de Piero y una de las monjas de la orden fundada por la Madre Teresa puso una guirnalda de flores alrededor del cuello del Papa. En otra audiencia, los seminaristas de Roma le obsequiaron con una torta. No estaba prevista ninguna otra celebración especial.

Francisco, nacido en Buenos Aires como Jorge Mario Bergoglio, es el 266.º y actual papa de la Iglesia católica. Como tal, es el jefe de Estado y el octavo soberano de la Ciudad del Vaticano. Tras la renuncia de Benedicto XVI al pontificado, fue elegido el 13 de marzo de 2013 en la quinta votación efectuada durante el segundo día de cónclave.

Antes de entrar en el seminario como novicio de la Compañía de Jesús, trabajó una temporada como técnico químico. Entre 1964 y 1965 fue profesor de Literatura y Psicología en la escuela jesuita Inmaculada Concepción de Santa Fe. En 1969 fue ordenado sacerdote y entre los años 1973 y 1979 fue el superior provincial de los jesuitas en Argentina. Entre 1980 y 1986 fue rector del Colegio Máximo y de la Facultad de Filosofía y Teología del Partido de San Miguel. Luego de un breve paso por Alemania y por Buenos Aires, se estableció en la provincia argentina de Córdoba durante seis años.

Su espiritualidad y carácter llamaron la atención del cardenal Antonio Quarracino y, el 20 de mayo de 1992, Juan Pablo II designó a Bergoglio obispo titular de la diócesis de Oca y uno de los cuatro obispos auxiliares de la arquidiócesis de Buenos Aires. Luego de desempeñarse como vicario general de Quarracino, el 3 de junio de 1997 fue designado arzobispo coadjutor de Buenos Aires con derecho a sucesión, por lo que ocupó el cargo de su mentor en el episcopado tras su muerte, el 28 de febrero de 1998,

convirtiéndose también en el gran canciller de la Universidad Católica Argentina.
El papa Juan Pablo II creó a Bergoglio cardenal presbítero de San Roberto Belarmino el 21 de febrero de 2001. 
Bergoglio fue presidente de la Conferencia Episcopal Argentina durante dos períodos consecutivos, desde noviembre de 2005 hasta noviembre de 2011. 

El 13 de marzo de 2013, el cónclave que se celebró tras la renuncia de Benedicto XVI eligió como papa a Jorge Mario Bergoglio, quien manifestó su voluntad de ser conocido como ‘Francisco’ en honor al santo de Asís.

Comentarios

Otras Noticias