Israel quiere el control total de la frontera entre Gaza y Egipto

sábado, 30 de diciembre de 2023 21:30
sábado, 30 de diciembre de 2023 21:30

La zona fronteriza entre la Franja de Gaza y Egipto debería estar bajo control de Israel, declaró el sábado el primer ministro Benjamín Netanyahu, quien pronosticó que la guerra en el enclave palestino y en otros frentes regionales duraría muchos meses más.

Netanyahu ofreció una conferencia de prensa cuando Israel entraba en la semana 13 de su guerra contra el grupo islamista Hamás, que gobierna Gaza, y que ha avivado la violencia en Cisjordania y provocado ataques de grupos respaldados por Irán en Líbano, Siria, Irak y Yemen.

"El corredor Philadelphi -o para decirlo más correctamente, el punto de detención del sur (de Gaza)- debe estar en nuestras manos. Debe estar cerrado. Está claro que cualquier otro acuerdo no garantizaría la desmilitarización que buscamos", afirmó.

Los comentarios de Netanyahu se dieron después que tanques israelíes se adentraron durante la noche en distritos del centro y el sur de Gaza bajo un intenso fuego aéreo y de artillería, intensificando una ofensiva que ha arrasado gran parte del enclave y que, según Israel, podría durar meses más.

Los combates se centraron en al-Bureij, Nuseirat, Maghazi y Jan Yunis. Los bombardeos dejaron al menos 165 palestinos muertos y 250 heridos en el centro de la Franja de Gaza en las últimas 24 horas, dijo un funcionario sanitario de alto rango del enclave.

En el Hospital Nasser de Jan Yunis, el mayor y más importante centro médico del sur del territorio, imágenes de la Media Luna Roja publicadas en Internet mostraban ambulancias operando en medio de calles destrozadas, transportando a niños heridos.

En otro video, paramédicos llevaban a toda prisa a un bebé cubierto de polvo al concurrido hospital mientras uno gritaba "hay respiración, hay respiración".

Casi la totalidad de los 2,3 millones de habitantes de Gaza se han visto obligados a abandonar sus hogares por el asalto israelí de 12 semanas de duración, desencadenado por la incursión de Hamás del 7 de octubre en la que murieron 1.200 personas y 240 rehenes cayeron en manos del grupo islamista.

La ofensiva ha dejado al 21.672 palestinos muertos, según las autoridades sanitarias de Gaza, gobernada por Hamás. Se teme que miles más estén enterrados bajo los escombros.

Israel afirma que 170 soldados han fallecido en el conflicto, que corre el riesgo de extenderse por toda la región, atrayendo a grupos alineados con Irán en Líbano, Irak, Siria y Yemen.

Los bombardeos han destrozado casas, bloques de apartamentos y comercios y han dejado fuera de servicio hospitales.

El Ministerio de Cultura palestino declaró el sábado que los ataques israelíes habían alcanzado una casa de baños medieval. La antigua Gran Mezquita fue alcanzada en los primeros días de la guerra.

El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, dijo el viernes que las tropas estaban llegando a los centros de mando y depósitos de armas de Hamás, y las imágenes que el Ejército hizo públicas mostraban a soldados moviéndose por tierra removida entre ruinas de edificios destruidos.

SE SUMAN BAJAS

El Ejército israelí dijo el sábado que había destruido un complejo de túneles en el sótano de una de las casas del líder de Hamás para Gaza, Yahya Sinwar, en la ciudad de Gaza.

Las tropas también asaltaron el cuartel general de la inteligencia militar de Hamás y un centro de mando de la Yihad Islámica en Jan Yunis, mataron a varios hombres armados en otros lugares de la ciudad cuando preparaban emboscadas y destruyeron objetivos, entre ellos una fundición de armas, según un comunicado militar.

En el norte de Gaza, las fuerzas israelíes mataron a más de 15 hombres armados en enfrentamientos y capturaron depósitos de armas, según el comunicado.

Hamás y la Yihad Islámica afirmaron en declaraciones separadas que sus combatientes destruyeron y dañaron varios tanques y vehículos de transporte de tropas israelíes en ataques perpetrados el sábado en toda Gaza. También dijeron haber disparado bombas de mortero contra las fuerzas israelíes en Jan Yunis y Al-Bureij, así como en zonas del norte de Gaza.

Estados Unidos ha pedido a Israel que reduzca la intensidad de la guerra en las próximas semanas y pase a realizar operaciones selectivas contra líderes de Hamás, aunque de momento el Estado judío no da señales de hacerlo.

El viernes, el Secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, aprobó la venta de más proyectiles de artillería y otros equipos a Israel sin revisión del Congreso, informó el Pentágono.

Al-Bureij, Nuseirat y Jan Yunis son tres de los ocho campos de refugiados palestinos de Gaza que en tiempos normales reciben servicios de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos.

Esta agencia se ocupa de los palestinos que huyeron o fueron expulsados de sus hogares durante la creación de Israel en 1948 y viven en campos en Líbano, Siria, Jordania, Cisjordania y la Franja de Gaza.

Comentarios

Otras Noticias