Putin menosprecia a Prigozhin y Biden bromea sobre envenenamiento

viernes, 14 de julio de 2023 12:06
viernes, 14 de julio de 2023 12:06

El presidente ruso Vladimir Putin ofreció a los mercenarios Wagner la oportunidad de seguir luchando en una reunión celebrada pocos días después de su fallido motín, pero sugirió que Yevgeny Prigozhin fuera apartado en favor de un comandante diferente, según el periódico Kommersant.

En un principio, Putin dijo que aplastaría el motín del 23 y 24 de junio, comparándolo con la agitación bélica que dio paso a las revoluciones de 1917, pero horas más tarde se llegó a un acuerdo para permitir que Prigozhin y algunos de sus combatientes se marcharan a Bielorrusia.

El destino del acuerdo y el futuro de Wagner, una de las fuerzas mercenarias más aguerridas del mundo, y de Prigozhin, un exconvicto que llegó a ser conocido como "el chef de Putin" y el mercenario más poderoso de Rusia, están rodeados de misterio.

El Kremlin dijo el lunes que Putin mantuvo conversaciones con los comandantes de Wagner y Prigozhin en una reunión el 29 de junio, cinco días después del motín. Los mercenarios, según el Kremlin, reafirmaron su lealtad a Putin.

No obstante, Kommersant, uno de los principales periódicos rusos, publicó unas declaraciones de Putin a su corresponsal más experimentado en el Kremlin, Andrei Kolesnikov, que sugerían que el futuro de Prigozhin y Wagner estaba en duda.

"Pero Wagner no existe", dijo Putin a Kommersant cuando se le preguntó si se mantendría como unidad de combate. "No existe una ley sobre organizaciones militares privadas. Simplemente no existe".

Preguntado por el comentario de Putin, el Kremlin dijo el viernes que no existía ninguna entidad legal llamada Wagner y que el estatus legal de este tipo de empresas es algo complicado que había que estudiar.

A continuación, Putin dio detalles sobre la reunión celebrada el 29 de junio en el Kremlin con 35 comandantes de Wagner, en la que sugirió varias opciones para que siguieran luchando, entre ellas que un alto cargo de Wagner conocido por su nombre de guerra "Sedoi" (canas) asumiera el mando.

¿NUEVO COMANDANTE?

"Sedoi" es el nombre de guerra de Andrei Troshev, un alto mando de Wagner, según documentos de sanciones de la Unión Europea, documentos oficiales franceses, fuentes conocedoras del asunto e informes de medios de comunicación rusos.

Troshev, un veterano condecorado por las guerras rusas en Afganistán y Chechenia, es de San Petersburgo, la ciudad natal de Putin, y ha sido fotografiado con el presidente.

"Todos ellos podrían haberse reunido en un mismo lugar y seguir sirviendo", dijo Putin según Kommersant. "Y nada habría cambiado para ellos. Habrían estado dirigidos por la misma persona que había sido su verdadero comandante todo ese tiempo".

Putin dijo que muchos de los comandantes habían asentido con la cabeza a su sugerencia, pero Prigozhin, que estaba sentado al frente, no lo vio así, dijo Kommersant.

"No, los muchachos no estarán de acuerdo con esa decisión", dijo Putin que comentó Prigozhin.

Las declaraciones no aparecen en la transcripción oficial del Kremlin de los comentarios que Putin hizo el jueves a Kolesnikov y a un reportero de la televisión estatal. Prigozhin no respondió a una petición de comentarios.

CUIDADO CON LO QUE COMES

Prigozhin no ha sido visto en público desde que abandonó la ciudad de Rostov, en el sur de Rusia, el 24 de junio.

El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo el jueves que Estados Unidos no estaba seguro de dónde se encontraba Prigozhin, pero bromeó con la posibilidad de que el jefe de los mercenarios hubiera sido envenenado.

"Si yo fuera él, tendría cuidado con lo que como. Estaría pendiente de mi menú", dijo Biden, según la transcripción de la Casa Blanca. "Pero bromas aparte (...) no creo que ninguno de nosotros sepa con seguridad cuál es el futuro de Prigozhin en Rusia".

Wagner ayudó a Rusia a anexionarse Crimea en 2014, luchó contra militantes del Estado Islámico en Siria, operó en República Centroafricana y Mali y tomó la ciudad ucraniana de Bajmut para Rusia a principios de este año con considerables pérdidas en ambos bandos.

Durante meses antes del motín, Prigozhin había estado insultando abiertamente a los militares de mayor rango de Putin, usando improperios groseros y argot carcelario.

Ha insistido en que sus acciones de los días 23 y 24 de junio sólo pretendían ajustar cuentas con los altos mandos militares que, según él, estaban perdiendo la guerra de Ucrania. Afirmó que no estaba desafiando a Putin ni al Estado ruso.

Comentarios