Divisiones en el Mercosur reducen las perspectivas de un acuerdo comercial con la UE

martes, 12 de septiembre de 2023 11:25
martes, 12 de septiembre de 2023 11:25

Las divisiones en el seno del bloque comercial sudamericano Mercosur han mermado las esperanzas en la Unión Europea de alcanzar un acuerdo comercial, que podría desmoronarse si no se logra antes de finales de año, dijeron a Reuters diplomáticos y miembros del Parlamento Europeo.

Dos de los cuatro países del Mercosur aún no han respondido a una adenda en la que Bruselas incluyó salvaguardias medioambientales para responder a las reservas de muchos Estados miembros de la UE, según los diplomáticos.

Los negociadores de la UE llevan esperando una respuesta desde marzo. Muchos esperaban una conclusión rápida del acuerdo comercial bajo la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva, que revisó las políticas medioambientales de Brasil para proteger la selva amazónica desde que asumió el cargo este año. Pero esa esperanza se ha desvanecido.

"Se ha desinflado como un globo", declaró el eurodiputado austriaco Thomas Waitz tras una reciente visita a Brasil. Dijo que los comentarios de Lula sobre la invasión rusa a Ucrania, culpando a ambas partes de la guerra, han contribuido al desencanto de los europeos.

"Eso causó mucha decepción y redujo el entusiasmo y las esperanzas de una rápida finalización del acuerdo comercial con Mercosur", dijo Waitz en una entrevista.

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil dijo que una reunión del Mercosur esta semana "servirá para aclarar los últimos detalles de la posición común" y que los negociadores europeos viajarían a Brasilia la próxima semana para una ronda de "negociaciones sobre los textos".

Como presidente pro tempore del Mercosur desde julio, Lula también se ha opuesto a una mayor apertura de las compras públicas en ambos bloques, tal y como prevé el acuerdo comercial negociado con su predecesor tras casi dos décadas de discusiones.

Incluso Lula ha reconocido públicamente que la paciencia se está agotando con las conversaciones sobre el acuerdo, que llevan en suspenso desde 2019 debido a las preocupaciones medioambientales europeas.

"Debemos llegar a un acuerdo en los próximos meses. O nos ponemos de acuerdo o dejamos de discutir el acuerdo, porque después de 22 años ya nadie cree en él", dijo Lula a la prensa el lunes en Nueva Delhi tras la cumbre del G20.

Diplomáticos europeos, sin embargo, dijeron que Mercosur aún no ha enviado una contrapropuesta consolidada. Hasta el lunes, funcionarios de Uruguay y Paraguay dijeron que no se había enviado ninguna respuesta por escrito a la UE.

"Si se envió algo, fue la posición de Brasil, no la del Mercosur", dijo una fuente de la cancillería uruguaya.

Bernd Lange, presidente de la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo, que debe aprobar cualquier acuerdo, dijo que la UE esperaba una resolución más rápida, aunque reconocía los problemas internos de Lula. Hasta la fecha, la UE no ha recibido respuesta a sus peticiones de compromisos sobre el clima y la deforestación.

Las diferencias entre Brasil y Uruguay sobre su respuesta a la UE, unidas al cambio de gobierno en Paraguay, han retrasado la respuesta conjunta del Mercosur a la llamada "carta complementaria", según los diplomáticos. Afirmaron que no habrá otra ronda de negociaciones hasta que la UE reciba una respuesta conjunta del Mercosur.

Los retrasos frustraron las esperanzas de cerrar el acuerdo comercial en julio, durante una cumbre entre la UE y América Latina en Bruselas. Tras reunirse con Lula, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, habló de concluir el acuerdo a finales de 2023.

Incluso ese plazo está ahora en duda, según el embajador de Uruguay en Brasil, Guillermo Valles Galmés, cuyo país ha expresado su interés en seguir adelante sin Mercosur para firmar un acuerdo comercial bilateral con China.

"La ventana de la oportunidad se está cerrando y si el acuerdo no se firma a finales de este año, es poco probable que llegue a producirse", dijo Valles, que fue enviado a la UE cuando se iniciaron las negociaciones en 1996 y posteriormente dirigió las conversaciones como viceministro de Asuntos Exteriores de Uruguay.

El candidato favorito en las elecciones argentinas de octubre, Javier Milei, es un escéptico libertario del clima que ha prometido retirarse del Mercosur, al que califica de "unión aduanera defectuosa".

El interés de la UE también podría disminuir después de que España, el mayor defensor del acuerdo con Mercosur en la UE, concluya su presidencia semestral de la Unión Europea a finales de año.

También se espera que unas elecciones al Parlamento Europeo en junio de 2024 enturbien la agenda el año que viene.

"Si el acuerdo no se firma a finales de este año, la Comisión no seguirá presionando para conseguirlo. Harán todo lo posible para mantenerlo fuera de la campaña electoral", dijo el eurodiputado Waitz. "No creo que ocurra. Es una patata caliente".

Comentarios