Más de 700 africanos con cataratas recuperaron su visión en una misión humanitaria de oftalmólogos argentinos

Los médicos, entre los que también hubo profesionales españoles, operaron a niños y adultos carenciados.
viernes, 23 de febrero de 2024 14:20
viernes, 23 de febrero de 2024 14:20

Un grupo de médicos oftalmólogos argentinos participó de una misión humanitaria en África en la que operaron a 717 personas carenciadas que padecían cataratas y que, gracias a las intervenciones quirúrgicas, pudieron recuperar la vista.

Esta expedición fue organizada por la Fundación Elena Barraquer (radicada en Barcelona, España), la que hace ya varios años se dedica a hacer este tipo de misiones humanitarias en los países más carenciados del mundo, donde el foco está en operarles las cataratas a aquellas personas sin acceso al sistema de salud.

Uno de los médicos oftalmólogos argentinos que participó ad honorem de esta expedición, cuyo lema es “No más cataratas” y que lo que busca es prevenir la ceguera evitable por las cataratas, fue Luciano Perrone (M.N. 132.014), instructor del curso simulación de cirugía de catarata del CAO (Consejo Argentino de Oftalmología).

Perrone, médico asociado al CAO y miembro de la Sociedad Argentina de Córnea, Refractiva y Cataratas (SACRYC), citó datos de la Fundación Elena Barraquer para contextualizar esta problemática: en los países en vías de desarrollo, 4 de cada 5 personas que son ciegas podrían no serlo.

Cataratas, la principal causa de ceguera en el mundo

El especialista indicó que las cataratas son la causa principal de ceguera en el mundo, a la vez que dijo: “Es importante entender que es una enfermedad reversible y que es la primera causa de ceguera en países subdesarrollados o en vías de desarrollo. Es evitable, ya que, se puede operar. Con una cirugía, que puede ir de más sencilla a más compleja según cada caso, se puede restaurar la visión del paciente”.

“En los países más pobres, las cataratas son la principal causa de ceguera porque las personas no tienen acceso a una cirugía por cuestiones económicas o a veces por falta de insumos o profesionales para realizar la intervención”, explicó.

Por esta problemática, el médico comenzó a hacer misiones solidarias para ayudar a las comunidades más afectadas y necesitadas. “Afortunadamente, en la Argentina no faltan profesionales capacitados para hacer cirugías de cataratas, pero sí existen comunidades muy carenciadas que no pueden acceder a estas intervenciones. Por eso, participé como cirujano invitado en una acción que se hizo en la provincia de Buenos Aires. Me gustó mucho la experiencia de la misión en nuestro país, por lo que me anoté en otra. Así fue como surgió en enero de este año la posibilidad de ir a Senegal (Dakar) con la Fundación”, contó.

La fundación Elena Barraquer viaja principalmente al África por cuestiones de proximidad con España, pero también hace misiones en Latinoamérica, incluyendo la Argentina. Barraquer es una oftalmóloga española especializada en cirugía de cataratas y trasplante de córnea. En 2012, fue reconocida con la medalla de Honor de Barcelona y, en 2018, con el premio Queen Sophia Spanish Institute en su categoría de Premios a la excelencia. En 2017, creó una Fundación para llevar adelante expediciones y operar cataratas.

La misión en África

Tras su buena experiencia en la misión humanitaria en la provincia de Buenos Aires, Perrone se alistó para ser parte de la expedición en África. “Me considero un buen cirujano de cataratas y es lo que mejor sé hacer en este mundo. Creo que es muy positivo el hecho de poner mi capacidad, aprendizaje y conocimiento al servicio de la gente con menor acceso y posibilidades en distintas partes del mundo. Es una manera de devolverle y agradecerle al mundo y a la vida todo lo que me ha dado. Es algo personal, ya que uno da una parte suya en cada una de estas misiones”, expresó.

Según precisó, las misiones a África son muy difíciles porque no solamente implican operar a los pacientes, sino que hay que armar de cero todo el quirófano, atender a muchísimas personas con idiomas distintos y se necesitan traductores. “En muchos casos, son cirugías muy complejas, sumado a que son cinco días en los que uno opera sin parar”, lanzó.

“En esta última misión a Senegal, operamos en cinco días consecutivos a 717 pacientes con cataratas que, afortunadamente, recuperaron la vista. Tener que operar a tanta gente, algunos con cuadros difíciles, es algo intenso que requiere dedicación y concentración. Es un desafío personal el estar a la altura de una misión como esta”, dijo.

El equipo que viajó

El equipo de la misión a Senegal estuvo conformado por cuatro cirujanos (argentinos y españoles, incluyendo a Elena Barraquer), anestesiólogos, instrumentadoras, enfermeras y circulantes de quirófano (en general son voluntarios estudiantes de Medicina), médicos de campo (oftalmólogos) que se encargaron de ver a los pacientes y controlarlos poscirugía, y una coordinadora general que se encargó de armar los bolsos con el instrumental y material descartable, entre otras cosas.

“En total, fuimos 22 personas. Las oftalmólogas que controlan a los pacientes (a quienes después de operar les tapamos el ojo por cuestiones de higiene) son quienes realmente disfrutan del cambio o el resultado, ya que ellas son testigos directas de la alegría de estas personas que intervenimos y que recuperan su visión. Los pacientes son muy cordiales, agradecidos y conscientes de que hay una gran movida para ayudarlos. Pudimos devolverles la vista a 717 personas ad honorem, de corazón y con todo un equipo voluntario. Ver sonreír de nuevo a esa gente por haber recuperado la visión no tiene precio”, concluyó.

Esta expedición fue organizada por la Fundación Elena Barraquer (radicada en Barcelona, España), la que hace ya varios años que se dedica a hacer este tipo de misiones humanitarias en los países más carenciados del mundo, donde el foco está en operarle las cataratas a aquellas personas sin acceso al sistema de salud.

Comentarios

Otras Noticias