Alarma en Japón por una misteriosa bacteria estreptocócica que provoca graves infecciones

Estas infecciones, conocidas por su alta tasa de mortalidad del 30-70%, registraron un aumento significativo en los primeros dos meses de 2024.
viernes, 22 de marzo de 2024 00:45
viernes, 22 de marzo de 2024 00:45

Un creciente brote de infecciones bacterianas agudas causadas por estreptococos hemolíticos está generando preocupación en Japón, ya que se están propagando a un ritmo alarmante en comparación con el año anterior y esas infecciones, conocidas por su alta tasa de mortalidad del 30-70%, registraron un aumento significativo en los primeros dos meses de 2024.

Si bien las causas subyacentes de esta rápida propagación aún no se esclarecieron, el Ministerio de Sanidad de Japón intensificó sus esfuerzos de vigilancia, centrándose en investigar las cepas conocidas por su alta capacidad patogénica e infecciosa, situación que generó incertidumbre, mientras las autoridades sanitarias trabajan para contener la propagación y encontrar respuestas a este enigmático brote.

El síndrome de shock tóxico estreptocócico (STSS), causado en la mayoría de los casos por la bacteria denominada estreptococo del grupo A, se notificó por primera vez en ese país en 1992 y, a partir de entonces, cada año se registró una media de 100 a 200 casos confirmados, pero la cifra de 941 casos del año pasado superó el récord anterior de 894 en 2019, según el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (NIID).

Bacteria en Japón: se desconoce cómo se agravan las infecciones

Las cepas de estreptococos del grupo A (GAS, Streptococcus pyogenes) causan faringitis, amigdalitis, infecciones de piel y tejidos blandos, bacteriemia y escarlatina. Desde fines de la década de 1980, el síndrome de shock tóxico estreptocócico causado por la infección de GAS constituyó un importante problema sanitario en varios países.

Los síntomas característicos progresan rápidamente y son fulminantes desde el inicio de la enfermedad, mientras que los pacientes pueden desarrollar fascitis necrotizante, insuficiencia renal aguda, síndrome de dificultad respiratoria aguda, coagulopatía intravascular diseminada y fallo multiorgánico a las pocas horas del inicio de la enfermedad, lo que conduce al shock e incluso a la muerte.

Según el Ministerio de Sanidad japonés, actualmente se desconoce cómo se intensifican las infecciones, sin embargo, la prevalencia de los dolores de garganta entre los niños desde el verano pasado se cita como un factor que contribuye al aumento de los casos graves. Además, en el país también se confirmaron cepas del estreptococo del grupo A conocidas por su alta patogenicidad, de las que ya se había informado en Reino Unido.

En tanto, el organismo sanitario subrayó que las medidas básicas de control de la infección, como la higiene de las manos y el protocolo al toser, son cruciales, ya que la enfermedad se propaga a través de gotitas o del contacto humano. Las infecciones por estreptococo del grupo A se tratan con antibióticos, pero es probable que los pacientes con una enfermedad invasiva más grave requieran una combinación de estos fármacos y otros medicamentos, además de atención médica intensiva.

Comentarios