Intentaron hackear el hospital donde operaron a Kate Middleton para acceder a su historia clínica

La brecha de seguridad ocurrió dentro de la clínica y hay tres miembros del staff acusados de querer obtener información médica privada de la futura Reina.
domingo, 24 de marzo de 2024 13:40
domingo, 24 de marzo de 2024 13:40

The London Clinic, el hospital donde estuvo internada en enero Kate Middleton, abrió una investigación sobre las denuncias de violación de la confidencialidad al darse a conocer que personal de la clínica intentó acceder al historial médico privado de la Princesa de Gales.

La presunta brecha de seguridad ocurrió luego de que la futura Reina ingresara para someterse a una operación abdominal programada el 16 de enero y fuera dada de alta 14 días después. Desde entonces, la Princesa fue apenas vista en público, lo que dio lugar a teorías conspirativas en las redes sociales sobre su bienestar y su salud.

Por el momento, tres miembros de The London Clinic están suspendidos y bajo investigación por acceso no autorizado a datos del hospital. El escándalo es incluso más grande porque la clínica no informó a las autoridades del incidente hasta más de siete días después de que Middleton fuera dada de alta.

El misterio sobre lo sucedido se acrecentó porque la prestigiosa clínica, que tiene fama de tratar con discreción a la familia real, expresidentes, primeros ministros y celebridades, en principio se negó a responder cuándo tuvo conocimiento por primera vez de la brecha de seguridad o si el personal responsable había sido suspendido mientras se realiza la investigación.

En estos casos, las normas oficiales establecen que cualquier violación de datos personales debe notificarse en las 72 horas siguientes a su descubrimiento, mientras que las normas de protección de datos implican que el hospital privado podría ser multado con hasta 17 millones de libras si se descubre irregularidades en ese proceso.

Por su parte, los directivos de la clínica se pusieron en contacto con el palacio de Kensington inmediatamente después de que se les comunicara el incidente y le aseguraron que se llevaría a cabo una investigación exhaustiva.

Un trabajador de la clínica, reveló al medio inglés The Mirror, que se trató de un grave fallo de seguridad que perjudica enormemente al hospital por su intachable reputación en el tratamiento de los miembros de la Familia Real.

En cuanto a los métodos usados por el personal involucrado en el hackeo, no se dio a conocer cómo intentaron acceder a los sistemas del hospital para sacar a la luz la historia clínica de Kate.

Al Russell, CEO de The London Clinic afirmó al respecto: “Disponemos de sistemas para supervisar la gestión de la información de los pacientes y, en caso de infracción, se adoptarán todas las medidas disciplinarias, reglamentarias y de investigación pertinentes”.

El directivo agregó que el hospital podría haber tenido toda la formación y los sistemas de seguridad funcionando correctamente y que el incidente se produjo por un “huevo podrido” contra el que es difícil protegerse.

Según la Ley de Protección de Datos de 2018 de Reino Unido, es delito obtener o divulgar datos personales sin el consentimiento del responsable del tratamiento.

Comentarios