El Papa, aún resfriado, vuelve a limitar sus intervenciones públicas

La salud del Papa, de 87 años, ha sido un problema en las dos últimas semanas, lo que le ha obligado a cancelar algunos compromisos y a evitar la lectura de algunos discursos.
miércoles, 6 de marzo de 2024 09:23
miércoles, 6 de marzo de 2024 09:23

El Papa Francisco dijo el miércoles que seguía resfriado y volvió a limitar su intervención en la audiencia semanal en la plaza de San Pedro, dejando que un asistente leyera el texto que había preparado.

Francisco dijo a la multitud que acudió a escucharle que el motivo era "porque todavía estoy resfriado y no puedo leer bien".

Sin embargo, habló brevemente al final del acto, saludando a algunos fieles y abogando por la paz en Ucrania, Oriente Próximo y otras zonas en guerra.

La salud del Papa, de 87 años, ha sido un problema en las dos últimas semanas, lo que le ha obligado a cancelar algunos compromisos y a evitar la lectura de algunos discursos.

El Vaticano informó el 24 de febrero de que padecía una gripe leve. La semana pasada, Francisco hizo una breve visita a un hospital de Roma para someterse a una tomografía computarizada, y el sábado dijo que tenía bronquitis.

El Papa también delegó lecturas a un ayudante en la audiencia general de la semana pasada, que tuvo lugar en el interior, mientras que la del miércoles se celebró al aire libre, en el clima relativamente templado en Roma.

Francisco, que tiene problemas para caminar, llegó a la plaza de San Pedro en su vehículo especialmente diseñado conocido como papamóvil, como es habitual, y llegó a su asiento caminando con un bastón, con aspecto relativamente de buen humor.

Aparte de sus problemas de salud, el pontífice ha estado muy ocupado: el sábado se reunió con el canciller alemán, Olaf Scholz, y el domingo hizo otro llamamiento para poner fin al conflicto de Gaza.

Comentarios

Otras Noticias