Mil distintos tonos de verde

En zonas de mucho calor y semiáridas, como Catamarca, los microclimas son algo muy preciado. Alrededor de la capital de la provincia encontramos varias villas con estas caracteristicas climáticas. Con solo recorrer un par de kilometros empieza a sentirse el cambio de temperatura y hasta en las noches de verano es necesario buscar un abrigo.
martes, 27 de julio de 2010 · 00:00

Una de ellas es Anquincila ubicada a 80 km de San Fernado del Valle de Catamarca subiendo por la famosa Cuesta del Portezuelo.Algunos de los ingredientes que hacen a ésta zona una de las más interesantes por conocer son sus callecitas rústicas que parecen salidas de un libro de leyendas y sus sabores únicos. Anquincila es muy conocida por ser tierra de artesanos que albergan tradiciones centenarias. Con ayuda de algún lugareño, se puede recorre las viviendas de artesanos de la cerámica con la que fabrican tinajas para agua, ánforas e intersantes instrumentos de viento. Y también la de artesanos curtidores, herreros y plateros.
Anquincila representa un abanico de rincones inexplorados, paisajes contrastantes y nuevos caminos que se abren al turismo. El repertorio incluye una flora y fauna variada, sitios arqueológicos, monumentos históricos, fiestas populares, un pasado de culturas ancestrales, espejos de agua y espacios verdes..

Comentarios

Otras Noticias