Carrió: "No me importa lo que opine el Presidente"

miércoles, 05 de diciembre de 2018 17:53
miércoles, 05 de diciembre de 2018 17:53

La diputada nacional Elisa Carrió mostró nuevamente su lado furioso al cuestionar en duros términos algunas iniciativas, como el nuevo reglamento del uso de armas por parte de las fuerzas de seguridad federales. También el proyecto de ley de financiamiento de los partidos políticos. Desafiante, lanzó en una catarsis tuitera: "No me importa lo que opine el Presidente".

Luego de que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, defendiera el nuevo Reglamento General para el Empleo de Armas de Fuego de las fuerzas de seguridad federales, Elisa Carrió, principal socia del Gobierno, salió a criticar en durísimos términos la nueva disposición. "Viola los derechos humanos fundamentales", lanzó y sostuvo que a su ex compañera de bancada en Diputados, "se le fue la mano".

"Nosotros no vamos a ir al fascismo. Esto no significa que la Policía no tenga el poder para mantener el orden, pero a la ministra se le va la mano", reprochó la líder de la Coalición Cívica en su cuenta de Twitter.

Para el Gobierno y muchos analistas, el enojo de la chaqueña representa un nuevo capítulo en los cortocircuitos entre la diputada y la Casa Rosada que se multiplicaron en los últimos meses, abriendo una grieta que dañó el vínculo afectivo entre el mandatario y la legisladora nacional.

Luego de que trascendiera el malestar de muchos integrantes del Gobierno nacional por sus críticas a la disposición del Ministerio de Seguridad, Carrió insistió en sus reproches vía redes sociales. "A los que se enojan conmigo por mi posición en seguridad les digo, el día que maten a un hijo sólo por tener pelo largo o ser morocho se van a acordar de mí", expresó.

Como se recordará, el lunes el Gobierno aprobó la nueva disposición policial por decreto, que permite, entre otras modificaciones, que los efectivos policiales puedan disparar sin dar la voz de alto (ver pags. 6 y 7).

"El 99% de la gente muere a manos de los delincuentes", había justificado Bullrich que recibió una lluvia de críticas por parte de la oposición y organismos vinculados con los Derechos Humanos. Pero lo que no esperaba el oficialismo es que partes de esas críticas vinieran de Carrió, uno de los pilares de la coalición oficialista.

La furia de Carrió tiene su origen no sólo en el decreto en sí, sino en que además no fue consultada, según confiaron sus colaboradores más cercanos.

La relación con Macri se encuentra dañada desde octubre, cuando pidió el juicio político contra el ministro Germán Garavano, por haber objetado éste último la prisión preventiva para los expresidentes. Los colaboradores de la diputada indicaron que desde entonces Carrió ya no forma parte de las principales discusiones y decisiones del Gobierno.

 

Proyecto de ley

Otro foco de tensión entre Carrió y el presidente Macri lo generó el proyecto de ley sobre financiamiento de los partidos políticos que impulsa el Gobierno y que es objetado por la diputada. "No me importa lo que opine el Presidente, sostengo lo mismo que decimos desde hace 25 años", escribió al respecto en su Twitter.

Esta norma que el Gobierno quiere impulsar en sesiones extraordinarias en el Congreso, introduce los aportes empresarios -prohibidos durante las campañas desde fines del 2009- y que está trabado por el rechazo de la Coalición Cívica.

"Voy a votar en contra del aporte de empresas a los partidos políticos, de acuerdo con la doctrina histórica de la CC ARI porque esto es lo que permite mantener la independencia para defender al pueblo", remarcó la diputada.

92%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
7%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

05/12/2018 | 23:10
#1
A VECES LE SALE LA VENA DE ABOGADA A LA SRA CARRIÒ,TIENE MUCHA RAZÒN EN SUS CONCEPTOS..

Otras Noticias