El secretario de Comercio en Washington

Más gestiones por los aranceles al acero

Braun quiere convencer a EE.UU. que la producción argentina no es una amenaza para ese país.

El secretario de Comercio, Miguel Braun, afirmó en Washington que el principal argumento que el gobierno pondrá sobre la mesa en las reuniones que mantendrá con autoridades estadounidenses por el arancel a las exportaciones de acero y aluminios, es que la producción argentina no representa una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos.

Braun, durante un contacto mantenido con la prensa, dijo que si bien Estados Unidos aún “no definió el proceso formal por el cual va a tomar la decisión” de aplicar aranceles a la importación de aluminio y al acero, el “argumento fundamental es que la producción argentina de esos materiales no representa una amenaza a su seguridad nacional”.

En ese marco, el funcionario ratificó que el gobierno argentino continuará en la línea de lograr una excepción a los aranceles, aunque reconoció que “la situación es complicada”.

“Estamos en una etapa exploratoria de entender bien cómo va a ser el proceso y una vez que tengamos ese panorama claro vamos a discutir con el resto del gobierno, con el Ministerio de Producción, Cancillería, la embajada, cuál es el mejor camino para avanzar en esa argumentación”, detalló Braun.

“En principio tenemos una relación de diálogo muy positiva y constructiva y creemos que si hay alguna posibilidad de que haya excepciones, los argumentos de Argentina van a ser atendidos”, agregó el funcionario.

El objetivo de las reuniones que Braun mantendrá con funcionarios estadounidenses de alto nivel será “entender a fondo cómo va a hacer este proceso y poder tener los mejores argumentos para defender la situación argentina buscando defender los intereses de nuestras empresas y de nuestros trabajadores”. 

“Esencialmente nuestro argumento fundamental es que la producción argentina de acero y aluminio y el comercio internacional de Argentina de acero y aluminio no representa una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos”, repitió el secretario de Comercio en relación al argumento esgrimido por la administración de Donald Trump para poner en prácticas esas medidas que implicarían aranceles del 25% a las importaciones de acero y 10% a las de aluminio.

Braun recordó que Argentina está “cooperando fuertemente en el marco del G20 en el Foro Global del Acero que preside” y trabajando “dentro de ese foro para encarar los desafíos que tiene la producción mundial de acero y de otros materiales”.

Por su parte, el embajador en Washington, Fernando Oris de Roa, sostuvo que “el punto clave es el déficit comercial de Argentina con Estados Unidos”.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias