Sumaron logros en el país

El avance de los pacientes celíacos

sábado, 04 de mayo de 2019 00:42
sábado, 04 de mayo de 2019 00:42

Los celíacos, pacientes crónicos cuyo único tratamiento exige una dieta libre de gluten (sin Trigo, Avena, Cebada y Centeno, T.A.C.C.), estricta y de por vida, han obtenido logros en Argentina, dignos de admiración, y consulta en el resto del mundo, gracias a las leyes nacionales 26.588 y 27.196, que declaran de interés nacional la atención médica, la investigación clínica y epidemiológica, la capacitación profesional en la detección temprana, diagnóstico y tratamiento de la celiaquía. 

Sin embargo algunos aspectos, no han sido actualizados o debidamente aplicados. 

El monto de la cobertura por obras sociales y prepagas por alimentos sin gluten actualmente es de $ 479,26, actualizado en 2017, debiendo ser hoy, según la canasta básica sin gluten, de $3.500. 

La provincia de Buenos Aires, aun no se ha adherido ni ha presentado otra normativa superadora, como bien lo han hecho provincias como Mendoza y Entre Ríos. 

Desde la sanción de la ley 26.588 en el año 2009, se ha incrementado el diagnóstico, la información, capacitación a los efectores de salud, creación de laboratorios de detección de gluten en alimentos, ha mejorado el rotulado y la cantidad de alimentos y de servicios gastronómicos que ofrecen menús aptos. 

Los alimentos Libres de gluten (ALG) merecen clasificarse en “específicos” (elaborados por emprendimientos exclusivos para ALG) y “aptos de consumo masivo” (elaborados por empresas orientadas a la población general con el valor agregado de la certificación libre de gluten).

De esta manera podemos hablar más claro de sus precios y costos. Ambos se comercializan en canales de venta distintos, los “aptos de consumo masivo” están en todo tipo de tiendas desde supermercados hasta kioscos, en tanto que los “específicos” lo hacen en un 97 % en dietéticas. 

Las dietéticas comercializan productos artesanales, específicos y alternativos, no venden productos masivos, sus precios comparados con los masivos son relativamente más elevados y no sólo los ALG, sino que se puede encontrar fideos sin sal o alfajores sin azúcar ni lácteos hasta el doble del precio del mismo tipo en supermercados. Con la misma óptica, los ALG son el doble de caros que los productos con gluten, aunque si los comparamos con las mismas categorías en dietéticas, los valores son equiparables.

Los fabricantes justifican esta diferencia de valor en cuanto a su proceso artesanal requiere gran cantidad de mano de obra calificada, sus materias primas más costosas, porque deben usar primeras marcas, y algunos como los farináceos están ligadas a precio dólar (ej., harinas de maíz y arroz); su dedicación exclusiva no les permite producir con planta a pleno, teniendo tiempos, equipos y espacios ociosos; sus bajos volúmenes relativos incrementan sus costos unitarios de envases y transporte. 

Se puede decir que también es una situación de oferta-demanda y una condición de marketing como todo “nicho de mercado”; sin embargo, la situación de los ALG, excede lo empírico. Así las cosas, es innegable que los ALG son más caros.
Se ha logrado mucho por los celíacos, aun faltan detectar casi 400.000 celíacos que no saben que lo son, más comunicación para para lograr un diagnóstico temprano, ajuste actualizado de la cobertura de alimentos y apoyo a las pymes productoras específicas.

 

 Lic. Luis Gruttarot

Director de CELI&co , la revista de los celíacos. Fundador de Capaliglu (Cámara Argentina de Productores de alimentos libres de gluten). Consultor del sector Libre de Gluten.

Pastas para celíacos

Un equipo de investigadores de Córdoba desarrolló pastas a base de sorgo para personas celiacas “con características similares a las que se elaboran con harina de trigo y que podrían ser una opción segura para los pacientes” informaron científicos del Conicet-Fundación Leloir.

Uno de los inconvenientes de muchos comestibles libres de gluten destinados las personas celiacas es que, con el objeto de presentar características similares a los que se elaboran con harina de trigo, suelen tener una calidad nutricional baja en minerales y fibras, y alta en grasas. 

El nuevo desarrollo “se trata de un producto que podría brindar un sabor nuevo a los celíacos con un mejor perfil nutricional por su alto contenido de fibra y capacidad antioxidante”, indicó Mariela Bustos, directora del proyecto e investigadora del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos Córdoba (Icytac), dependiente del Conicet y de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).
“El desafío ahora es encontrar una empresa que esté dispuesta a producir las pastas y a trabajar en conjunto con nosotros”, dijo.

0%
Satisfacción
100%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios