Horror en Puerto Deseado: vecinos marcharon otra vez y pidieron justicia

María fue violada y su hijo Santino, de cuatro años, asesinado. El detenido por el crimen tendría esquizofrenia, pero para el juez eso no lo vuelve inimputable.
domingo, 23 de febrero de 2020 20:29
domingo, 23 de febrero de 2020 20:29

Puerto Deseado es una ciudad marítima de alrededor de 15 mil habitantes que se encuentra sacudida por la violación de María y el brutal asesinato de su hijo Santino, de cuatro años. Si bien las víctimas no son del lugar, la comunidad se conmovió de tal manera que este domingo realizó la segunda marcha al juzgado para reclamar que se haga justicia. Los vecinos de Puerto Deseado llevaron a la manifestación una alcancía para juntar dinero que ayude a María a sobrellevar los gastos de los próximos días y, además, llegaron al lugar con una pancarta en reclamo por diversos crímenes que sufrió la zona en los últimos años: por ejemplo, el del boxeador Jesús López, asesinado en 2007 en Puerto Deseado, o el de Federico Flores, a quien mataron en 2015 en la ciudad de Caleta Olivia, también provincia de Santa Cruz. Si bien el eje central de los reclamos fue que paguen los asesinos de Santino, también los vecinos expresaron la necesidad de que haya más seguridad en el lugar y pidieron expresamente la llegada de Gendarmería. Asimismo, manifestaron su deseo de que sea "desactivado" el asentamiento informal llamado "La Favela", que se formó en la obra de una clínica que nunca llegó a funcionar. De allí serían los autores de este crimen.

En tanto, este domingo se supo que uno de los acusados, un joven de 24 años que se encuentra detenido y que fue reconocido por María, padece esquizofrenia. La información se la dio a Clarín el juez de la causa Oldemar Villa quien sin embargo aclaró que esto no es motivo suficiente para declararlo inimputable..  Además, en diálogo con el canal de televisión TN, el magistrado señaló: "Hubo un componente importante de sexismo en el crimen y de odio a las mujeres". E indicó que los asesinos "no tuvieron ninguna empatía ni ningún problema en hacerle daño a la gente". Algunos de los vecinos que se manifestaron apuntaron contra Villa y lo acusaron de ordenar la rueda de reconocimiento para hoy con el fin de entorpecer la marcha. Sin embargo, este proceso aún no se realizó y el portal santacruceño PD Digital afirmó que el juez indicó que mientras haya una marcha no se podrá realizar la rueda. Desde el juzgado buscan que haya un entorno de calma para no incrementar el estado de conmoción que vive la víctima. María tiene 45 años y ella junto a su hijo de 4 años fueron atacados el jueves en esa localidad santacruceña. A ella la violaron y la creyeron muerta y al nene lo mataron. María es de Salta y había ido al Sur a visitar a su hijo mayor. 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios