Fernández habló sobre Vicentin: "No vamos a estatizar deudas privadas ni a salvar accionistas"

El Presidente se refirió a la reciente derogación del decreto mediante el que se había ordenado la intervención de la empresa. Y brindó su opinión sobre la negociación de la deuda con los acreedores extranjeros y el proyecto de Reforma Judicial.
sábado, 1 de agosto de 2020 17:56
sábado, 1 de agosto de 2020 17:56

El presidente Alberto Fernández aseguró este sábado que su Gobierno no va a "estatizar deudas privadas, ni a salvar accionistas, ni a avalar con el Estado un desfalco", al explicar las razones por las que se decidió "no avanzar con Vicentin" y el reemplazo por YPFAgro.

Es que el viernes, el mandatario, a través de su cuenta de Twitter, anunció que dejaba sin efecto el DNU 522/2020 que establecía la intervención de la empresa Vicentin, ante las imposibilidades de que el Estado pudiera "conocer cuál es el pasivo real de la compañía" por las resoluciones del juez que interviene en el concurso, Fabián Lorenzini, quien había decidido mantener a los antiguos directores de la compañía.

Al respecto, Fernández sostuvo: "El juez nunca aceptó que entráramos para aportar una solución en Vicentin. Nosotros queríamos rescatar a una empresa que era una referencia cerealera importante en el país, no a los directivos de la empresa. Para esto último estaba el gobierno anterior". 

En el mismo sentido, explicó que "era importante ese rescate para que el Estado pudiera tener una referencia de un mercado muy importante y a la vez, para evitar que la exportación se concentre".

"Pero pese a la intervención de los 60 días, no estábamos consiguiendo ver lo que sucedía en Vicentin. Todo indicaba que íbamos a terminar metidos en una empresa salvándoles las papas a los accionistas y directivos", dijo el Presidente. 

También puntualizó que esos accionistas "están querellados judicialmente y cuestionados penalmente", por lo que remarcó: "Nosotros no vamos a estatizar deudas privadas, ni a salvar accionistas, ni a avalar con el Estado un desfalco".

También contó que "la idea de que ese lugar pueda ser ocupado por YPFAgro, era la idea original" y que este sábado aparece "tal vez como mejor opción para que se convierta en una sociedad autónoma y nos permita el mismo objetivo, que es que sea una empresa de referencia del sector cerealero".

"Y para eso no tengo que hacer una inversión en dólares para salvar a sus accionistas", insistió el mandatario.

Sobre la intervención dispuesta sobre Vicentin relató que "permitía estimar con claridad cuál era el conflicto económico" sobre todo teniendo en cuenta que es una firma con "un entramado de sociedades que había que desenmarañar".

Sin embargo, recordó que "en una semana, el juez de Reconquista echó por tierra el DNU -que disponía esa intervención- e hizo como que no existía" por lo que debieron recurir a la Justicia en lo Contencioso Administrativa de la Capital Federal. Y explicó: "La justicia dijo que no era competente, que entendía la justicia de Reconquista, y todo eso demoró hasta que el juez de Reconquista dijo ´yo soy competente, pero no resolvió nada todavía".

"En el medio, nosotros no pudimos llegar a conocer lo que pasaba en Vicentin", dijo Fernández, tras destacar que, no obstante, todos los datos sobre la empresa "son preocupantes" y citó que "un treinta y pico de su deuda está en manos extranjeras" y que se está investigando otras cuestiones como la "fuga de dinero".

El Presidente relató que en el medio hubo "una reacción de la oposición absolutamente adversa, tratándonos de expropiadores, olvidándose que la propiedad privada, también es la de los productores que dejaron colgados, la del Banco Nación, del Banco Ciudad, la del BICE, que no pudieron cobrar".

"De esa propiedad privada no se preocuparon, instalaron la idea de que éramos expropiadores seriales y generaron un conflicto político real", sostuvo.

En otro tramo del reportaje, el mandatario añadió: "Me tuve que bancar cacerolas, insultos por todos lados" y agregó que "hicieron del rescate de una empresa una expropiación virulenta cuando sólo queríamos salvarla para ponerla al servicio de la Argentina".

"Todo lo que pasó siento que también influyó sobre la justicia", lamentó el Presidente tras analizar que el magistrado "se quedó, frente a lo que estaba viendo, no olvidemos que es un juez de Reconquista, con toda la influencia que tiene allí Vicentin".

Además, añadió: "Yo no medí adecuadamente, pensé que el conflicto de Vicentin estaba más asumido en la sociedad santafecina, pero me di cuenta de que no es así. Me di cuenta que el peso que tienen (la empresa privada) es enorme, y de ahí lo fallos judiciales que tuvieron".

Deuda: "Seguimos trabajando para llegar a un acuerdo"

Por otro lado, en cuanto a las negociaciones que mantiene el Ejecutivo con los acreedores externos por la deuda, el Presidente destacó que va a "seguir trabajando para llegar a un acuerdo" , pese a una posición "incomprensiblemente dura" de algunos fondos de inversión que participan de las negociaciones.

Además, explicó que la posición de la Argentina "no implica que (los acreedores) pierdan, sino que ganen un poco menos". 

En base a esto, agregó: "si el acuerdo supone que los argentinos se posterguen más y que los jubilados tengan más ajuste, yo no lo pienso hacer. Si el acuerdo exige que deje de auxiliar a los 9 millones de argentinos con el IFE, yo no lo voy hacer. El límite es que me exijan lo que suponga más padecimiento para los que más necesitan. Eso no lo voy a hacer".

Por estas horas, el Gobierno evalúa por estas horas la posibilidad de extender una vez más el canje de deuda, que vence el próximo martes, para reestructurar unos 63.500 millones de dólares, mientras avanza con el proceso del canje de deuda en dólares bajo ley local.

Otra de las temáticas por las que fue consultado el Presidente, es el proyecto de reforma judicial que recientemente anunció. 

"Hay muchas cosas en la Corte que deben revisarse" remarcó, a la vez que citó el caso del recurso extraordinario del siglo XVIII, que amplía marco de acción sin sustento y se convirtió en una gran arbitrariedad. 

Y amplió: "Es una discusión falsa la cantidad de miembros que podría tener la Corte Suprema de Justicia".

Además, sostuvo que la oposición, "en particular los que fueron funcionarios del gobierno de Cambiemos, deberían estar muy agradecidos de la reforma, porque les garantiza que nosotros no vamos a hacer con ellos lo que ellos hicieron con los funcionarios de Cristina Kirchner" al marcar su distancia respecto de "la doctrina Irurzun".

Sobre la Corte, dijo que "el número de miembros no es la cuestión" y recordó que en campaña él mismo dijo que "no necesita más de cinco miembros".

"Esa es la cuestión que imponen", sostuvo el mandatario en referencia a cómo es presentada la información.

"Hay muchas cosas que se tienen que revisar de la Corte. La comisión -creada por DNU ayer- tiene que decir cómo es el funcionamiento de la Corte. Lo de la cantidad de miembros es una discusión falsa", insistió el Jefe de Estado. 

Fernández ejemplificó que "los diarios clásicos y sus respectivos canales de televisión, cuando se conocieron los miembros dijeron 'un zaffaronista ingresa a la comisión´ en referencia a (Raúl Gustavo) Ferreyra, un casi discípulo de Germán Vidal Campos, que era un hombre liberal. Después, le hacen un reportaje en La Nación al supuesto zaffaronista y él les responde que con cinco miembros la Corte puede seguir funcionando tranquilamente".

"En la comisión hay otro gran constitucionalista que hasta donde sé, es radical, uno de los más tenaces cuestionadores de la Ley de Medios, (Andrés) Gil Domínguez, y sin embargo, yo no leí en ningún lado que alguien que pensaba como (Héctor) Magnetto está en la comisión. Y resulta que cuando le hacen un reportaje, Domínguez dice que la Corte tiene que tener nueve miembros", analizó.

Luego, destacó que contaba esto "para advertirle a la gente como van construyendo ideas, imágenes que no son ciertas" ciertos medios, a los que llamó "tradicionales".

"La oposición, los exfuncionarios de Cambiemos fundamentalmente, deberían estar muy agradecidos con la reforma porque si tienen que enfrentar procesos penales no les va a pasar lo que les pasó a los funcionarios de Cristina Kirchner, porque no estamos con la doctrina Irurzun y no queremos que eso prospere", agregó en referencia a las prisiones preventivas indiscriminadas.

"Así que los del anterior gobierno son los principales beneficiados con esta reforma y me comprometo públicamente a no hacer con ellos lo que ellos hicieron. El resto, es mentira", remarcó el Presidente.

Agregó que otro ejemplo es cuando "mencionan la presencia de (Carlos) Beraldi", quien "en el 2003, cuando llegamos al Gobierno (con Néstor Kirchner) quisimos hacer esta misma reforma y lo llamamos también para hacerla, y nadie lo cuestionó. Ahora lo cuestionan porque es abogado 'de'", analizó el mandatario en referencia al letrado de la vicepresidenta.

Y cerró: "Mis modos se chocan con la hipocresía, pero me cuesta ser un hipócrita porque no lo soy".

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

2/8/2020 | 13:44
#0
Cuando un Presidente estatizó las deudas privadas (creo que con Cavallo de Ministro de Economía) pensé que era obligatorio por algún motivo. Pero cuando vi que era una avivada de muchos deudores privados, advertí QUE NOS HABÍAN ENGRAMPADO. Al menos esta vez, ALFERDEZ TIENE RAZÓN: el que quiebra...¡QUE SE FUNDA! Ya renacerán como renacimos todos los que alguna vez perdimos todo.

Otras Noticias