MAR DEL PLATA

No dejaron entrar a un boliche a una modelo tucumana por tener sobrepeso

jueves, 14 de enero de 2021 14:18

Una mujer tucumana de 24 años denunció un grave hecho de discriminación ocurrido en la puerta de un boliche de Mar del Plata, en el cual no la dejaron ingresar por su físico. En el caso intervino el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).

El lunes pasado, Sofía Elizabeth Ortiz Andrada  vivió un episodio de discriminación en la puerta de “Bruto”, uno de los boliches más top de la ciudad balnearia, mientras se disponía a pasar una agradable noche junto a las cuatro amigas con las que llegó a "La Feliz".

“Cuando me di cuenta de lo que estaba pasando, me largué a llorar y me puse súper mal. Mis amigas se tuvieron que ir del lugar, ellas estaban con mucha bronca por lo que me hicieron”, contó Sofía al portal El Tucumano.

Según relató, en el marco de las medidas y protocolos por la pandemia, el grupo de amigas había reservado una mesa con capacidad para diez personas y tenían entrada libre hasta las 18.

Al llegar a la entrada de la discoteca, el personal de seguridad del lugar comenzó a ponerle a cada una de las amigas de la joven un brazalete para entrar. Pero cuando llegó el turno de Sofía algo automáticamente cambió y sin motivo alguno, le dijeron que tenía que esperar.

“A mis amigas les ponían las pulseras y pasaban nomás, pero a mí me pararon. Entonces, les dije: ‘yo estoy con las chicas que acaban de pasar ’. Y el de seguridad me contestó: ‘Esperá que me fijo si hay lugar ’. Me tuvieron esperando ahí como media hora mientras los demás seguían pasando”, contó la joven tucumana.

Pasó más de media hora y la joven seguía parada en la entrada mientras veía al resto de los turistas entrar a la discoteca. Entre las excusas que le dio el personal del boliche le mencionaron que el ingreso era para mayores de 21 años - aunque Sofía tiene 24-; que no había lugar y tampoco le permitieron pagar la entrada cuando la joven se los ofreció.

Sofía, es modelo y estudiante de Recursos Humanos, y trabajó en varios boliches de Tucumán, por lo que supo inmeditamente que se trataba de un hecho de discriminación: “Nunca me afectó que me miren mal, pero hacer pasar mal a alguien en la puerta es demasiado. Nos vamos de Mar del Plata con un mal trago", se lamentó.

Al intentar  comunicarse con los responsables del boliche, no tuvo ninguna respuesta: “Hacen oídos sordos y no les importó, es más, me parece que lo toman como publicidad para el boliche. Ahora me siento avergonzada cuando voy a la playa y, después de ese día, no volví a ningún boliche”.

“Me sentí mal. Soy la primera modelo de Tucumán con sobrepeso y no quiero normalizar el sobrepeso, pero quiero mostrar que en este lugar tacharon a alguien porque su cuerpo es diferente a los demás. No quiero que le pase a nadie lo mismo, ya sea por bajito, gordito, por homosexual… No quiero que a nadie le pase porque es una situación horrible”, resaltó Sofía.

El caso tomó estado público y desde la delegación Mar del Plata del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) se contactaron con la joven para ver si quería hacer una denuncia. Sofía les contestó que lo haría una vez volviera a su provincia natal. 

8%
Satisfacción
8%
Esperanza
58%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
25%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias