Volvió la polémica por los precios de los termos Stanley en Argentina: ¿Valen la pena?

jueves, 21 de enero de 2021 17:34

Una curiosa polémica se hizo viral en redes sociales a raíz del precio al que se vende el popular termo Stanley en Estados Unidos y el precio al que se comercializa en Argentina.

"En estados Unidos // En Argentina. País inviable", escribió una usuaria en Twitter y compartió dos fotos con los precios que se paga en cada país por el termo. En Estados Unidos el termo Stanley se vende a 19.82 dólares en cualquier supermercado, mientras que en Argentina el termo se vende a $10.000, de acuerdo a la foto compartida por la usuaria de Twitter.

La comparación generó polémica y la usuaria aclaró que lo que buscaba con su tuit es remarcar la alta carga impositiva que existe en Argentina.

A partir del tuit original, muchos usuarios comenzaron a comparar los salarios de Argentina y de Estados Unidos y cuántas horas de trabajo se necesitan para adquirir un termo Stanley.

"En 2 horas ganando el salario mínimo en cualquier Estado de USA, ya ganás lo suficiente para comprarte un Stanley. Acá necesitas más de medio mes de laburo con salario mínimo para que te alcance", destacó otro usuario de Twitter.

"En Estados Unidos: 1 hora de trabajo. En Argentina: 60 horas de trabajo. Ezeiza o subdesarrollo", ironizó otro usuario al compartir la comparación de precios.

"Me llegó un container con termos Stanley y ni bien los venda compro YPF", bromeó otro usuario al sumarse a la curiosa polémica. 

Por qué son tan caros

Al margen de las especulaciones en Twitter, tiempo atrás La Nación le consultó a Facundo Mendizábal, dueño y presidente de la importadora Parallel, que tiene a su cargo la importación, sobre el precio de los termos. Éste dijo que el valor es resultado de los impuestos, los costos logísticos y los márgenes de ganancia que maneja toda la cadena. Más allá de esto, señaló que hay gente dispuesta a pagarlo, algo que no sucede con cualquier producto.

"Cuando trabajamos con Avent acá había mamaderas que valían US$2 y nosotros salimos a US$10, pero estaba ese espacio por el cual una madre quería darle un producto de mejor calidad a su bebé, estaba dispuesta a pagar la diferencia. Y con Stanley pasó lo mismo: hay gente dispuesta a pagar por más calidad porque lo usa mucho y le da más importancia al ritual de tomar mate", concluyó en aquella entrevista.

8%
Satisfacción
0%
Esperanza
58%
Bronca
8%
Tristeza
8%
Incertidumbre
16%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias